Escuela

Las calificaciones, son como el amor; no se limosnean.