Check the new version here

Popular channels

Este Ratón es un Elefante Miniatura… O Algo Así



En todo el reino animal, hay varias criaturas que no son lo que parecen ser. Tenemos pulpos que cambian de forma — capaces de imitar perfectamente a algunos de los más temibles organismos del océano encontrados debajo de la superficie terrestre; inofensivas hormigas que actúan como venenosas; e incluso orugas que imitan a serpientes de una manera realmente convincente. Sin embargo, esta nueva criatura descubierta ciertamente es el más adorable impostor.


Conoce al Macroscelides Micus

Esta diminuta criatura semejante a un ratón (o quizás una musaraña sea una clasificación más precisa) definitivamente no es lo que parece. Aunque este peludo animalito es suficientemente pequeño para caber en la palma de tu mano, su pariente vivo más cercano es en realidad un elefante. Así es, esta musaraña está más emparentada a un elefante que a una musaraña.

Se le ha dado el nombre formal de “Macroscelides micus”, musaraña elefante de orejas cortas (aunque a nadie le sorprenderá que es conocido informalmente como una musaraña elefante). La única cosa más inesperada que la criatura en sí misma es cómo fue descubierta. Galen Rathbun — un ecologista del comportamiento del Instituto de Ciencias de la Biodiversidad y Sustentabilidad de California — junto con su compañero, Francesco Rovero (del Museo de Ciencias Naturales en Trento, Italia) encontraron a la criatura a comienzos de este año en el desierto de Namibia. Fue después de que Rathbun la vio por primera vez — completamente por accidente, que conste. Él simplemente estaba caminando alrededor de una antigua formación volcánica cuando tropezó con ella — y notó que parecía peculiar así que se las arregló para tener una vista más cercana.


¿Qué Sabemos de Ella Ahora?

La única semejanza que la musaraña tiene con un elefante es su hocico en forma de trompa. No fue hasta que los hombres fueron capaces de llevar a cabo más análisis, que la verdadera naturaleza de la criatura fue discernida incitándolos a regresar al árido desierto para echar una mirada más cercana a las criaturas en su ambiente natural. En una reciente publicación en la Revista de Teriología, los investigadores reportaron que la musaraña usa su elongada trompa para examinar el suelo mientras caza a sus presas… de manera similar a como un oso hormiguero lo hace. De hecho, Rathburn lo comparó con una cruza entre un antílope miniatura y un oso hormiguero.

Entre las otras diferencias que lo caracterizan, es mucho más pequeño que sus contrapartes, midiendo solo unos 19 cm de la punta de la nariz a la cola. Su coloración también es notablemente diferente (un rasgo que potencialmente lo ayuda a camuflarse con el suelo rojo de Namibia). Sus hábitos de apareamiento también varían entre las especies de musaraña elefante (extrañamente es monógamo). Después de reproducirse, su descendencia viene en pares (o en algunos casos trillizos). En cuanto a su dieta, tiene un gusto por las termitas e insectos.

Por otra parte, como otro investigador añadió: “También tienen una gran glándula odorífera en su cola, la cual probablemente es importante para dar señales a otros miembros de su especie con el fin de encontrar PAREJAS y marcar territorio.”


Musaraña elefante comparada con una mano adulta. Crédito: Galen Rathbun, Francesco Rovero.


¿Qué Nos Depara el Futuro?

Claramente, esta musaraña elefante es muy diferente a otras musarañas (es una de las 19 subespecies en la familia Macroscelidea), dándonos así una nueva avenida para estudiar la evolución de la vida en nuestro planeta (y será más efectivo una vez que los investigadores regresen al sitio). Además, encontrar nuevos mamíferos es realmente raro. ¡Es aún más emocionante cuando ellos nos encuentran!


[/size]





0
0
0
0
0No comments yet