About Taringa!

Popular channels

(Filosofía) La Vida de Tito Lucrecio Caro



La Vida de Tito Lucrecio Caro

Identificar la influencia de Lucrecio en las concepciones materialistas surgidas desde el siglo XVI, implicaría abarcar lo mejor del pensamiento europeo.


Se cuentan con escasos datos acerca de la vida de Tito Lucrecio Caro (99 a.C. - 55 a.C.). De acuerdo a las breves referencias que nos ofrece san Jerónimo, Lucrecio perdió la razón tras beber una pócima de amor y poco después se quitó la vida. No obstante, en sus periodos lúcidos compuso el poema De rerum natura (De la naturaleza de las cosas). Se trata de una larga composición en seis cantos, que fue publicado, tras la muerte de su autor, por Cicerón.

De rerum natura exhibe una gran proximidad con la doctrina de Epicuro. Incluso se piensa que la fuente primordial del poema de Lucrecio, fue la obra de Epicuro titulada “Sobre la naturaleza”. Por lo anterior, la filosofía de Lucrecio no expone propuestas originales. No obstante, De rerum natura se encuentra definido plenamente por el talante humano y poético de Lucrecio.

La filosofía de Epicuro, expuesta a través de la sensibilidad de Lucrecio, ofrece una visión del mundo en donde el deseo de libertad se combina con la angustia por existir y un acentuado pesimismo. Tomando como punto de partida a los átomos- mínimas partículas indivisibles-, Lucrecio estudia la percepción; los mecanismos con los cuales se forjan interiormente las imágenes y los conocimientos; los procesos que determinan los fenómenos de la naturaleza, y la estructura del cosmos.

Además, y siempre basándose en el materialismo atomista, la filosofía de Lucrecio explica la evolución de los seres humanos, en etapas tan significativas como el desarrollo del lenguaje, de las leyes y gobiernos. Epicuro, en el poema de Lucrecio, es considerado como el liberador del temor humano ante los dioses, la existencia futura y el fin de la vida. Para Lucrecio, únicamente la ciencia puede liberar a los hombres, puesto que evidencia a las dificultades mundanas como simples y pasajeras alteraciones de la realidad, y como proceden de la nada, a eso mismo se reducen con el tiempo.
Artículos Relacionados

Un gran legado

A finales del siglo XV, el poema De rerum natura alcanzó una gran difusión. De hecho, el filósofo renacentista, Marsilio Ficino lo estudió y cuestionó. Rastrear la influencia de Lucrecio desde el siglo XVI, implicaría considerar a la mayor parte de la mejor cultura europea. El poema de Lucrecio fue considerado como la fuente principal para conocer el pensamiento de Epicuro, y también tuvo una enorme relevancia en la visión general de la naturaleza, por ejemplo, en la teoría de la pluralidad e infinitud de los mundos de Giordano Bruno.

Lucrecio es imprescindible para comprender el modelo atomista de Pierre Gasendi, en el siglo XVII, las concepciones materialistas del siglo XVIII y del XIX. Por si fuera poco, la perspectiva de la humanidad salvaje que Lucrecio nos presenta en el canto V de su obra, ha sido justamente célebre y también polémico: muchos defensores de la tradición bíblica han combatido las ideas de Lucrecio y si bien su impronta no es patente en Hobbes, sí lo es, en cambio, en Giambattista Vico.

Por su moral hedonista, Lucrecio también ha sido reconocido como un valiente defensor de la autonomía de la razón en contra de los fanatismos religiosos, y su influencia, en este sentido, se hace manifiesta en el gran Voltaire.



La obra de Tito Lucrecio Caro, una de las claves del pensamiento moderno

La idea más explosiva, y tal vez, la más moderna, de "Sobre la naturaleza de las cosas" es que la humanidad no está en el centro del universo, ni física ni espiritualmente. Lucrecio, discípulo del filósofo griego Epicuro, pensaba que las religiones eran falsas y crueles ilusiones, y que el objetivo de la vida no se debe ser sacrificar, sino reducir el sufrimiento.

Decía Greenblatt, que Lucrecio sostenía que "el universo no fue creado para los seres humanos, ya que estos no son únicos. La Tierra no es el centro del universo. Hay un número infinito de mundos. El alma es una cosa material, al igual que el cuerpo, por lo tanto, no hay otra vida, no hay juicio, ni recompensa ni castigo. El orden moral que tenemos existe simplemente porque tenemos que organizar la sociedad como seres que necesitan la cooperación. Y el objetivo más alto en la vida no tendría que ser el dolor ni la piedad, sino el placer, el que todas las criaturas buscan."

Ideas de Lucrecio fueron una herejía en la Edad Media. Sin embargo, envuelto en una hermosa poesía, consiguió abrirse paso a través del tiempo para dar forma a nuestro pensamiento y entender el mundo de hoy. No obstante, Greenblatt apunta que la cultura occidental todavía lucha con los conceptos que el poeta romano estableció hace ya 2.000 años.

"La razón de que ningún político norteamericano pueda seguirlo [epicureísmo] es que la mayoría de la gente no quiere creerlo", dijo. "No es gratificante creerlo. No hay ningún sentido de liberación en la idea de que estamos en un universo material de átomos y vacío y nada más."

Después de la charla, Sarah Siskind dijo que la historia de Bracciolini y Lucrecio consigue hacer pensar acerca del significado de la modernidad y la antigüedad.

"Todo el concepto de la modernidad es interesante", dijo. "Él está hablando acerca de las ideas de la antigüedad como si de ideas modernas se tratara, así que ¿por qué no lo llamamos moderno? Recibí una clase de filosofía política moderna que hicieron que me interesara en estas cuestiones. Ahora estoy realmente emocionada de leer el libro. Nunca había oído hablar de Poggio Bracciolini, pero definitivamente a partir de ahora sí que voy a hablar de él."






Apuntes Universitarios
Educación Continua
Master en Filosofía



0No comments yet