Hora de la física: El anillo de Gravesande



Vamos a inaugurar una nueva sección del perfil, donde cada Jueves a la semana tendrán un post de temas científicos, y ustedes van a decidir el próximo tema a tratar para que yo haga un post y se los dedique.

Mapaches.... Se vino un post medio ciensoso(Ésta palabra existe para mí), dónde hablaremos sobre un aparato que sirve para ver demostraciones de termología. Tomen asiento, lean un buen libro de Willem Jacob 's Gravesande, traigan café o té, Y prepárense para la hora científica porque comenzamos:

Descripción:

El aparato consiste en una base de madera sobre la que hay una barra metálica vertical a la que se sujeta un anillo metálico de 5 cm de diámetro.

Data de:

1865

Estado de conservación:

Regular

Medidas:

Base: 17x12 cm. Altura: 29 cm.

Funcionamiento:

El experimento consiste en observar que una esferilla metálica que a la temperatura ordinaria puede atravesar libremente el anillo metálico, si por medio de una lamparilla se calienta, entonces ya no lo atraviesa.

Uso didáctico:

Realización de demostraciones y comprobaciones experimentales de Termología. Sirve para demostrar la dilatabilidad y la contractilidad de sólidos.

Observaciones:

Figura como material adquirido para el Gabinete de Física y Química durante el curso de 1865 a 1866, en la Memoria del Instituto local de Lorca que se leyó en la apertura del curso de 1866 a 1867.Falta la esferilla metálica así como el accesorio instalado en la base para calentarla.


Diseño del anillo de Gravesande original


Diseño actual...

Willem Jacob's Gravesande (1688-1742), profesor de matemáticas y astronomía en la Universidad de Leiden, en Holanda, diseñó este dispositivo con el fin de mostrar, de una manera sencilla, la dilatación en volumen de los sólidos.

Bueno, un post muy corto, pero es para inaugurar la sección. Nos vemos en la siguiente, Cuídense y hasta luego!

Gracias por leer el psot!
Y si lo deseas....

- Puedes seguirme
- Brinda un comentario
- Puntúa el post
- Darme laik en Facebook
- Seguirme en Tuíter

O sino... ¡NO HAGAS NADA!