Jipis de la nueva era.

Jipis de la nueva era. Una narración original de Proyecto Sandia (El inventor del dia del "escepticismo" )



-Nos cansamos de los jipis de la nueva era. Esto no puede continuar así. Hoy son pocos, pero cada vez son más. Nos echan la culpa de todo. De la soja transgénica. De las estelas de los aviones. Del cáncer. Ninguno sabe qué es un transgénico. No saben que los aviones jet largan vapor que se condensa y forma esas líneas blancas en el cielo. Creen que es veneno. No lo saben, porque en sus años de secundaria se la pasaban fumando marihuana. Y ahora nos acusan de que estamos fabricando marihuana transgénica. ¡Por dios! Las acciones suben... sí, pero nuestra imagen pública... cae.

El principal asesor de márketing escuchaba atentamente, miraba las gráficas en la pantalla de su tablet y tomaba notas. Dudó, pero se animó a interrumpir al presidente frente a toda la comisión directiva.

-Señor, disculpe, quizás tengamos que invertir en nuevas campañas publicitarias, explicar mejor lo que hacemos.

-¿Para qué? Usted es un jovenzuelo, cree que conoce cómo son las cosas. Yo manejo esta empresa hace muchos años. Hemos comprado a senadores, periodistas. Tuve amigos jipis en los ‘60. Ya están muertos. Pero esta generación viene recargada. De estupidez e ignorancia. No les interesa la paz y el amor, sólo quieren imponer su visión retrógrada del Universo.

-¿Pero qué está proponiendo?

-Si me dejara hablar se enteraría. Ya hace tres años que Monsanto se alió estratégicamente con Pfizer. Ellos están igual de preocupados que nosotros por este tema.

Los árboles de Missouri se veían triunfantes y tranquilos desde el ventanal del cuartel general de la compañía. La ciudad vivía su vida como siempre, y en la entrada había tres o cuatro personas con carteles protestando contra cosas que desconocían. Todos los meses había manifestaciones de varias docenas, y el resto de los días se turnaban en pequeños grupos para sostener las emotivas y morbosas pancartas.
La comisión escuchaba atenta, tomaba notas, y esperaba la reveladora solución que les agrandaría los bolsillos y las cuentas en Suiza.

-La idea es aprovecharnos de la nueva moda jipi de no vacunarse. Monsanto le está girando secretamente fondos a Pfizer para desarrollar una vacuna contra el ébola, que ya está casi a punto.

-Pero es una enfermedad muy marginal, sólo hay algunos casos en Africa, ¿quién va a comprar estas vacunas?

-Me sorprende que se dedique al márketing, y no pueda ver el cuadro general de la situación.

Los jipis de la entrada iban a seguir sosteniendo sus pancartas, e iban a seguir sin vacunarse. En medio de una ciudad tranquila donde no pasaban muchas cosas.


Todavía.




[/size]