Popular channels

La ciencia investiga cuánto piensan en sexo los hombres

Se consideraba que el hombre piensa en sexo cada siete segundos. Algunos estudios recientes lo desmienten y buscan adaptarse a una realidad mucho más exacta.



Hace unos años se extendió una noticia, por internet, que aseguraba que los hombres piensan en sexo cada siete segundos. Ésto implicaría que, descontando las horas de sueño, los hombres están pensando en sexo, ni más ni menos, 7.200 veces al día.
No cabe duda que es un invento pero, aún así, seguimos creyendo que los hombres, de forma irremediable, están todo el día dándole vueltas a lo mismo. Y hay científicos que han tratado de estudiar si es cierto.

En 2011 un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Ohio, Estados Unidos, realizó un estudio, publicado en el Journal of Sex Research, que llegó a la conclusión que los hombres piensan en cuestiones relacionadas con el sexo unas 19 veces al día, mientras que las mujeres lo hacen unas 10 veces.

Los participantes del estudio, 283 entre hombres y mujeres de 18 a 25 años, recibieron un pequeño contador con tres botones ("sexo”, "comida” y "sueño”) que debían pulsar cada vez que sintieran uno de estos tres "instintos” básicos fundamentales.
El autor principal de la investigación, el profesor de psicología Terri Fisher, aseguró que "entre chicos y chicas no sólo existe una diferencia en cuanto a la cantidad de pensamientos sexuales, sino también en lo relativo a otras necesidades físicas, como la comida o el sueño”. Algo que consideraba "muy significativo”, señala El Confidencial.

Pero ¿realmente se trata de un estudio significativo? Aunque la investigación tuvo en su día un gran eco mediático (algo que no es de extrañar dada la temática) es un buen ejemplo de lo que se conoce en psicología como "el problema del oso blanco”.
"El problema del oso blanco”
En 1987 el psicólogo social Daniel Wergner pidió a los participantes en un estudio que suprimieran cualquier pensamiento sobre un oso polar: el resultado fue que, sin quererlo, acabaron obsesionándose con el oso imaginario, que no salía de sus cabezas. E ntonces, ¿si tienes encima un contador con la palabra sexo, no acabarás pensado más en sexo de lo que lo harías si no tuvieras el contador?

La realidad es que aún no conocemos una manera precisa de medir los pensamientos de una persona sin incurrir en los errores derivados de este fenómeno, conocido técnicamente como el "proceso irónico”.
No es difícil imaginar a los participantes andando por el campus de la facultad de psicología con el contador en la mano tratando de no pensar en sexo y a la vez, pulsando el contador cada vez que lo hacían.
Hubo un participante que llegó a pulsar el botón 388 veces en un día. Pero, ¿de verdad este chico pensaba en sexo cada dos minutos o fue únicamente víctima del experimento?

El propio Fisher reconocía en su artículo las limitaciones de su método. "No somos capaces de estudiar cuánto duraron esos pensamientos ni la naturaleza de los mismos. Pero lo que sí sabemos es que somos sexuales”.

El factor Hoffman

Investigación En 2012 el psicólogo social Wilhelm Hoffman y sus colegas de, la británica, Booth School of Business trataron de averiguar cuántas veces piensan los hombres sobre sexo. Mediante una aplicación para móviles preguntaban a los participantes en momentos aleatorios del día cuáles eran sus más recientes pensamientos.
Resultado Sólo se registraron pensamientos sexuales, en la media hora anterior a que saltara la alarma (una vez al día), en el 4% de las ocasiones consideradas "eróticas”.
0
0
0
0No comments yet