Check the new version here

Popular channels

La civilizacion humana podria deber su existencia al alcohol

Las computadoras, los celulares, los automóviles, los viajes espaciales y todo lo que es nuestra civilización actual le deben sus orígenes y desarrollo a la cerveza. Dicen que antes de que hubiera cerveza, la humanidad vagaba sin rumbo y seguía a las cabras. Aquí se tratara de explicar por qué le debemos la civilización al alcohol.
No se ha determinado con precisión, a comienzos del siglo XXI, el origen exacto de la primera elaboración de la fermentación de un cereal con el objeto de realizar la cerveza. Sin embargo, otras bebidas fermentadas, como el vino han podido determinar con precisión su origen debido a las evidencias arqueológicas de restos fermentativos de la uva encontradas en los yacimientos de Hajji Firuz Tepe en los Montes Zagros (Irán) mostrando que ya se elaboraba vino en el 8000 A.C. (es decir en el periodo Neolítico). Algunos historiadores apuntan a su origen probable con el nacimiento de la agricultura en el 10.000 AC en el paleolítico superior. La determinación de una fermentación alcohólica espontánea procedente de cereales adherido a recipiente de un resto arqueológico es un problema no resuelto a comienzos del siglo XXI. Esta fermentación permite que el almidón y azúcares complejos existentes en los cotiledones de los cereales se conviertan mediante este proceso en azúcares simples: denominado malta. La fermentación debido a la existencia de estos azúcares sencillos produce, por acción de los procesos metabólicos de la levadura Saccharomyces cerevisiae como subproductos alcohol (etanol) y gas (dióxido de carbono), el resultado es una bebida de sabor ligeramente dulce con un cierto contenido alcohólico. La diastasa (enzima encargada de la hidrólisis de los almidones) producida sólo por los procesos de malteado de cereales como el trigo o la cebada, favorece la fermentación alcohólica. No existen otros cereales en la tierra que posean esta enzima. La evidencia parece sugerir además que la cebada se ha usado para preparar cerveza mucho antes de usarse para preparar pan.



Aunque la cerveza ya era consumida por los egipcios, griegos, romanos y germanos, fueron los sumerios, en Mesopotamia, quienes elaboraron una bebida alcohólica llamada kash a partir de elementos azucarados y feculantes. Era la cerveza. En sus inicios la cerveza estuvo asociada al mundo de los reyes, dioses y difuntos, en este último caso a través de libaciones, que es un ritual religioso o ceremonia consistente en la aspersión de una bebida como ofrenda a un dios. Otro uso dado a la cerveza era el medicinal, utilizándose en la elaboración de pomadas y ungüentos. Pero sin lugar a dudas su mayor uso fue en la alimentación, consumiéndose en forma líquida o en forma de panes de cerveza, que no era sino malta aglomerada y cocida. Incluso se utilizaba como pago de salarios en especie a los trabajadores.

¿Pero qué influencia exactamente tuvo en la aparición y mantenimiento de la civilización la cerveza?

Es altamente probable que por accidente se realizara el descubrimiento que marcó al ser humano para siempre. Un día alguien dejó a la intemperie un recipiente con granos de cebada. Se mojó, germinó, se calentó, se volvió a mojar y cuando un individuo recordó que allí estaba el recipiente de grano vio que aquello se había convertido en una sopa de mal aspecto. Pero antes de tirarla tuvo la genial idea de probar el brebaje y así se había descubierto la cerveza. Compartió la novedad con sus colegas y a todos les gustó. Cuando se acabó se las ingeniaron para volver a repetir la experiencia. Después de varios intentos consiguieron el objetivo. Pero claro, para tener una producción más o menos constante de ese preciado líquido tenían que estar siempre cerca de la cebada. Y así es como empezaron a cultivarla. Fueron los primeros agricultores. Cuando se extendió la noticia todos querían cultivar cebada para hacer cerveza. Las familias se juntaron en grandes aglomeraciones que llamaron ciudades. Se tuvieron que hacer leyes para facilitar la convivencia, pero antes funcionarios para hacer las leyes y jueces para hacerlas cumplir. La escritura nació para esta finalidad. Con tanta producción de cebada y la consiguiente cerveza, el incipiente Estado tuvo que crear las matemáticas para controlarlo todo y poder cobrar los correspondientes impuestos. Y para todo eso hicieron falta más funcionarios. Escribas, contables, vigilantes, pero también transportistas que tuvieron que inventar la rueda para poder llevar los millones de toneladas de grano y cerveza. Los alfareros no daban abasto para hacer tinajas en donde meter el grano. La primera civilización cervecera era la envidia de las vecinas. Eso llevó a las guerras por el dominio de su elaboración. Las armas evolucionaron. Los imperios crecieron. Babilonia, Mesopotamia, Persia, Egipto.



Por otro lado y con más seguridad le podemos dar a la cerveza el puesto de mantener la civilización humana al menos hasta la creación de los primeros sistemas de recolección de desechos y de las cloacas. La búsqueda de agua potable se remonta a los orígenes de la civilización. Tan pronto como se formaron los primeros asentamientos humanos, enfermedades de transmisión hídrica como la disentería se convirtieron en un importante obstáculo para la población. Durante gran parte de la historia de la humanidad, la solución a este problema crónico de salud pública no consistió en potabilizar el agua. La solución fue beber alcohol. En una comunidad que carecía de provisiones de agua pura, lo más parecido a un fluido “puro” era el alcohol. Cualesquiera que fuera los riesgos que planteara para la salud la cerveza en los primeros días de asentamientos agrícolas, las propiedades antibacterianas del alcohol servían para contrarrestarlos. Era mejor morir de cirrosis del hígado a los cuarenta años que de disentería a los veinte. Cabe destacar que la cerveza de antaño era más densa, tenía menos alcohol y sus propiedades antibióticas eran más marcadas que hoy en día, ya que el proceso actual de destilación permite concentrar más el alcohol en detrimento de otros componentes. Existe una anécdota de la filmación de la película "La Reina de África" en el Congo, en la que todo el equipo de rodaje cayó enfermo de disentería excepto John Huston y Humprey Bogart, quienes al parecer se hidrataron únicamente con el whisky traído de América.
En conclusión, que sin la cerveza quién sabe si habrían sido posible el paso al sedentarismo, el desarrollo de la agricultura, la formación de grandes núcleos de población y en definitiva el inicio de la civilización misma.
Por lo que propongo un brindis en honor de la cerveza y su papel positivo en el surgimiento y permanencia de la civilización humana.


0
0
0
0
0No comments yet