Check the new version here

Popular channels

La estimulación del cerebro mediante un campo magnético mej

La estimulación del cerebro mediante un campo magnético mejora la memoria

El trabajo, publicado en «Science», permite acceder de forma no invasiva al hipocampo, clave para la formación de los recuerdos




La estimulación magnética transcraneal atrae la atención de los neurocientíficos por su potencial terapéutico


Estimular de forma repetida determinadas redes del cerebro mediante un campo magnético mejora la memoria asociativa en humanos, según un estudio publicado en el último número de “Science”. Este tipo de memoria permite aprender y recordar la relación entre elementos no relacionados, como un restaurante concreto y una persona con quien cenamos allí, por ejemplo. Aunque el hipocampo es un área crucial para recordar, no se ha probado directamente en humanos si es necesario que interactúe con otras regiones cerebrales para que la memoria asociativa se potencie, resaltan los autores del estudio.

Muchos trabajos previos se han centrado sólo en el hipocampo. Para llenar este vacío, Jane Wang y sus colegas, del laboratorio de Joel Voss, en la Facultad de Medicina de la Universidad Northwestern Feinberg, han probado si estimular el hipocampo de forma simultánea con otras redes cerebrales implicadas en el recuerdo incrementa la memoria asociativa.

Para ello han utilizado una técnica denominada estimulación magnética transcraneal (EMT), en la que un imán, por medio de pulsos magnéticos en el cuero cabelludo, activa de forma no invasiva distintas zonas del cerebro y permite estudiar su función y las interconexiones entre ellas.

Los resultados del grupo de Voss muestran que la EMT aumenta la conectividad funcional entre la corteza parietal, el hipocampo y la corteza prefrontal, entre otras áreas del cerebro. Y este cambio en la conectividad se acompañaba de una mejor ejecución en las pruebas de memoria asociativa. En estas pruebas se mostró a los 16 participantes en el estudio, de 21 a 40 años, veinte fotografías de rostros humanos y se les pidió que recordaran la palabra que habían leído en voz alta cuando vieron por primera vez cada foto.

Este trabajo es el primero en demostrar que, como se sospechaba, recordar requiere que muchas regiones del cerebro trabajen en equipo con el hipocampo, una estructura clave para la memoria. Comparado con lo que ocurre en una orquesta, la estimulación magnética de estas regiones equivaldría a proporcionar al cerebro un director con más talento, que ayude a una sincronización mucho más precisa de los “músicos”. "Es como si cambiáramos al director habitual por Riccardo Muti", titular de la prestigiosa Orquesta Sinfónica de Chicago, explica Voss. "Las regiones del cerebro trabajan mejor juntas después de la estimulación con esta técncia", añade.


Promesa terapéutica

Los investigadores creen que su trabajado supone una promesa para tratar los trastornos de memoria que tienen lugar cuando el hipocampo está dañado. Su enfoque también tiene potencial para el tratamiento de trastornos mentales como la esquizofrenia, en la que estas regiones del cerebro y el hipocampo están desincronizadas de las demás, por lo que la memoria y la cognición se resienten.

La estimulación magnética transcraneal en los últimos años está atrayendo la atención de los científicos por su prometedor potencial terapéutico. Diversos estudios han evaluado su capacidad para mejorar las funciones cognitivas en trastornos neurodegenerativos, como alzhéimer y párkinson, y también en alteraciones psiquiátricas, como el trastorno obsesivo compulsivo, entre otras. En Estados Unidos está aprobada desde hace años para tratar algunas formas de depresión resistente a los fármacos habituales.

Sin embargo, el trabajo realizado por el grupo de Voss, es diferente de los anteriores: “Otros enfoques se centran en la corteza prefrontal, que a menudo es reclutada para compensar la pérdida de memoria en varios trastornos, incluyendo la enfermedad de Alzheimer. Pero la corteza por sí misma no forma parte del corazón de la "red de memoria", que es la más afectada en estos trastornos. En contraste, nuestro método de estimulación se dirige a la red central de memoria, incluyendo el hipocampo”, explica Voss a ABC.

“Nuestro enfoque será tambien diferente de esos trabajos porque esperamos cambiar, de forma no invasiva, el corazón de la red de memoria, incluyendo el hipocampo, en pacientes con deterioro de la memoria”, aclara Voss. Hasta ahora se pensaba que sólo la estimulación directa mediante neurocirugía era capaz de influir en estructuras como el hipocampo, situadas en zonas más profundas del cerebro, añade.

No es posible estimular directamente el hipocampo con EMT porque está demasiado profundo en el cerebro para que le alcancen los campos magnéticos. Por eso, mediante resonancia magnética, Voss y sus colegas identificaron una región del cerebro superficial, a solo un centímetro de la superficie del cráneo, que tenía una alta conectividad con el hipocampo. Y comprobaron si dirigiendo la estimulación magnética a este lugar, a su vez se podría estimular el hipocampo. "Me quedé asombrado al ver que funcionó tan específicamente", explica Voss.


Mejor sincronización

Con ayuda de la estimulación magnética, las regiones del cerebro involucradas con el hipocampo se sincronizaron mejor entre sí, como indican las resonancias realizadas a los participantes. Con esta prueba de imagen se registra el flujo sanguíneo en el cerebro como una medida indirecta de la actividad neuronal. Y cuanto más coordinadas estaban esas regiones debido a la estimulación magnética, más capaces eran las personas de aprender nueva información.

El estudio de la Northwestern es el primero en mostrar que la estimulación magnética transcraneal mejora la memoria mucho después del tratamiento y se puede utilizar para potenciar el recuerdo de sucesos ocurridos al menos 24 horas después del tratamiento.

“Nuestros resultados abren la puerta a toda una nueva área de estudios para ver si podemos mejorar la memoria en las personas que realmente lo necesitan", explica Voss. Este trabajo se ha realizado con participantes sanos, pero en un próximo trabajo, Voss quiere estudiar el efecto de la estimulación magnética en personas con pérdida de memoria en etapas iniciales. Aunque advierte que se necesitarán años para determinar si este nuevo enfoque es seguro y efectiva para los pacientes con enfermedad de Alzheimer o trastornos similares de la memoria.
0
0
0
0
0No comments yet