Check the new version here

Popular channels

La fuente de la juventud.


link: https://www.youtube.com/watch?v=_7fc7EVXZxs


RAPAMICINA


En 2009 saltó la noticia. La rapamicina prolonga la vida. Éste medicamento se usa para impedir que el cuerpo rechace los trasplantes de órganos y médula ósea. Impide que ciertos glóbulos blancos rechacen tejidos y órganos ajenos. También impide la participación de una proteína activa en la multiplicación de las células. Es un tipo de antibiótico, un inmunosupresor y inhibidor de la cinasa serina/treonina. La rapamicina ahora se llama sirolimús (Instituto Nacional de Cáncer).

Fue en la Isla de Pascua donde se descubrió la rapamicina hacia la década de los 70. A partir de este descubrimiento se empezaron a realizar diferentes investigaciones al respecto. Entonces, en una de esas investigaciones ciertos científicos de los Estados Unidos trataron ratones viejos con rapamicina. El resultado fue claro, lograron prolongar la vida útil esperada de los roedores hasta en un 38%. Estos resultados, que fueron publicados en la revista Nature, demuestran la posibilidad de ser capaces de desacelerar el tan temido proceso de envejecimiento. En contraposición a esta buena noticia, un experto de Reino Unido aseguró, queriendo advertir, que la utilización de dicha droga, aparte de extender la vida útil, también suprimía algunas de las funciones del sistema inmunológico. Actualmente, es utilizada para prevenir el rechazo en pacientes con órganos trasplantados, y en las cánulas implantadas en los pacientes para mantener sus arterias coronarias abiertas. Del mismo modo, se está probando como posible tratamiento para el cáncer.

El descubrimiento, realizado por investigadores de tres instituciones trabajando conjuntamente, se publicó en línea en la revista Nature. Los equipos los han dirigido David E. Harrison, del Laboratorio Jackson, en Bar Harbor, Maine; Richard A. Miller, de la Universidad de Michigan; y Randy Strong, Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas.

Retrocediendo a los primeros estudios realizados, los investigadores (Randy Strong, Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas; David E. Harrison, Laboratorio Jackson, en Bar Harbor, Maine; Richard A. Miller, de la Universidad de Michigan) de tres centros situados en Texas, Maine y Michigan (EE.UU), suministraron dosis de rapamicina a ratones con edades equivalentes a los 60 años en la vida de un ser humano. El proceso fue el siguiente, los ratones fueron criados para imitar, en lo mayor de lo posible, la diversidad genética y la susceptibilidad en las enfermedades de los seres humanos. Los resultados fueron que la rapamicina extendió la vida útil de los animales de entre un 28% a un 38%. Para estos investigadores, estos hallazgos demuestran, en términos humanos, que lo datos serían mayores de los previstos si el cáncer y las enfermedades del corazón se pudieran prevenir o curar.

La eficacia de la rapamicina para aumentar la longevidad se descubrió por accidente. Los investigadores se dieron cuenta que los ratones, a los que se les estaba administrando dicha droga, no estaban recibiendo la dosis adecuada en sangre. Por lo que reformularon el fármaco en forma de cápsulas, pero para ese momento los ratones ya habían envejecido y eran ancianos. A pesar de ello, la esperanza de vida, en aquellos roedores, aumentó hasta un 14% en los ratones hembra y un 9% en los machos.

Tras este estudio, en nuestra especie, la vida media podría duplicarse de 40 a 80 años evitando las infecciones. La rapamicina, en nuestra hipotética extrapolación, también aumentaría el número de personas que alcanzan los 110 años, aunque para el resto de la humanidad este hecho seguiría siendo una auténtica rareza.

La rapamicina parece tener un efecto similar al de la restricción de ingestión de alimentos. Hecho que también ha demostrado aumentar la longevidad. Esta droga se dirige a una proteína celular llamada mTOR, la cual controla muchos procesos que intervienen en el metabolismo y la respuesta al estrés.

Pero ésta no es la única investigación que se ha llevado a cabo respecto al aumento de la media de vida. La mayoría de las intervenciones que se han realizado para prolongar la vida en ratones, incluida una dieta muy baja en calorías, tenían la necesidad de iniciarlas a muy temprana edad para que tuviesen efecto. Por el contrario, la rapamicina, ha mostrado el sorprendente efecto de ampliar la vida, aunque no se aplicó la dosis adecuada hasta que los ratones habían vivido 600 días (60 años para una persona). "He estado investigando el proceso de envejecimiento por más de 35 años y se han producido muchos fármacos y substancias "anti-envejecimiento" a través de los años que nunca fueron un éxito. Nunca pensé que podría encontrar una píldora anti-envejecimiento para las personas en transcurso de mi vida, sin embargo, la rapamicina muestra una gran cantidad de promesas para hacer justamente eso” afirmó el Dr. Arlan Richardson, del Instituto Barshop. La rapamicina se extrae de cultivos realizados a la bacteria Streptomyces hygroscopicus. "Creemos que esta es la primera evidencia convincente de que el proceso de envejecimiento puede ser más lento y la esperanza de vida puede ser prorrogada por una terapia con medicamentos a partir de una edad avanzada" dijo el profesor Randy Strong, del Health Science Center de la Universidad de Texas.

La "Dra. Lynne Cox, experta en el proceso de envejecimiento en la Universidad de Oxford, analizó el estudio como "emocionante". "Es especialmente interesante el hecho de que el medicamento es eficaz incluso cuando se administró a ratones de más edad, ya que sería mucho mejor para tratar el envejecimiento en las personas mayores, en lugar de utilizar las drogas a largo plazo a través de la vida" afirmó.

Sin embargo, añadió: "De ninguna manera nadie debería considerar la posibilidad de utilizar este medicamento para tratar de extender su propia vida, pues la rapamicina suprime la inmunidad. Mientras que en el laboratorio, los ratones estaban protegidos de contraer infecciones, esto es sencillamente imposible en la población humana". "Lo que el estudio nos muestra es una importante vía molecular a través de la cual nuevas drogas podrían ser diseñadas a trabajar de una manera más específica. De que ésta sea una buena forma para tratar de aumentar la vida útil es ya otra cuestión; quizás el prolongar la salud antes que tratar extender la vida útil, sea un objetivo mejor" concluyó la Dra. Cox.

A pesar de estos buenos resultados, los expertos advierten que no se debe probar por voluntad propia en casa. Ya que todavía no se sabe si la rapamicina ralentiza el envejecimiento en las personas ni en qué dosis podría ser eficaz o dañina en humanos. Además no es recomendable jugar con ningún fármaco que, como efecto secundario, suprime el sistema inmunológico.
0
0
0
0No comments yet