la Muerte Súbita Inesperada

El síndrome de la muerte súbita inesperada está muy expandido en todo el sudeste de Asia, y de manera terrible, se trata exactamente lo que sugiere su nombre. Hombres con aspecto saludable que no han llegado a la mediana edad, se van a dormir por la noche y nunca despiertan.

La mayoría de ellos aparecen muertos con síntomas de haber llorado parte de la noche. Según el folklore local, estas misteriosas muertes son causadas por un espíritu visitante que mata a los hombres en su sueño. En Tailandia, el espíritu se dice que es el de una mujer viuda, robar las almas de los hombres que viven. En Japón, es conocido como pok-kuri . En Vietnam y Laos, se llama Tsuang tsob . En Filipinas, es Bangungot o Batibat .

Las referencias a estas misteriosas muertes se remontan la primera mitad del siglo XX, pero sólo recientemente los científicos han podido asociar el fenómeno con extraños picos generados en los electrocardiogramas. La irregularidad ECG (Electrocardiograma) muestra una forma de aleta de tiburón y es conocido como el “Signo de Brugada” después de que los cardiólogos Pedro y Josep Brugada los descubriesen.




Los que mueren de SMSI no tienen problemas de salud asociados, solo muestran “picos” raros en los latidos del corazón. Una revisión de las muertes inexplicables en Manila entre 1948 y 1982 reveló que la mayoría de las víctimas tenían unos 33 nodaños de edad y casi todos murieron alrededor de las 3 de la madrugada, curiosamente a la hora en la que gran parte de las abducciones han sido asociadas.

Asimismo, la mayoría de las muertes se produjeron en los meses de diciembre y enero. Del mismo modo, los factores se combinaron para crear un extraño patrón diferente de otras muertes producidas en la misma región.

¿Espíritus?… ¿Abducciones?… ¿Malformación cardiaca?

Por qué a esas horas?

¿Por qué en esos meses?

¿Por qué las víctimas lloran?

¿Por qué muchos tienen algo más de 30 años?

Muchas preguntas que hacen pensar sobre la posibilidad de que no se trate de una mera dolencia cardiaca.