Canales populares

La NASA destruyó por error la evidencia de vida en Marte

La NASA destruyó por error la primera evidencia de vida en Marte hace más de 40 años.

Un estudio revela que en 1976 las sondas Viking descubrieron materia orgánica en Marte, pero los resultados fueron quemados por equivocación. El pasado mes de junio, el Curiosity, la misión espacial no tripulada enviada por la NASA al planeta rojo para explorarlo, halló los indicios más claros de materia orgánica jamás encontrados en la superficie de Marte. No sólo eso, también encontró pruebas de variaciones estacionales en las emisiones de metano. Lo que lleva a pensar que la fuente de este gas, que a menudo es una señal de actividad biológica, proviene del planeta y podría almacenarse en las placas de hielo debajo de su superficie.
A pesar de la alegría desatada en la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio por el gran descubrimiento científico, un estudio acaba de revelar que el mismo ya tuvo lugar en 1976, hace más de 40 años. La revista Journal of Geophysical Research: Planets asegura que otra misión de la NASA, las sondas Viking, lanzadas al espacio para realizar un estudio biológico del planeta rojo, hallaron los mismos indicios, si bien las pruebas fueron destruidas de forma accidental.
Cuando las sondas fueron enviadas a Marte en los 70, los científicos ya sospechaban que el planeta podía albergar sustancias de carbono u otras moléculas orgánicas que habrían llegado hasta su superficie a través del impacto de distintos meteoritos. No obstante, las Viking no enviaron señales de su existencia a la Tierra.
En 2008, el módulo de aterrizaje Phoenix, también de la NASA, encontró cerca del Polo Norte de Marte perclorato una sustancia que se utiliza para elaborar combustible para cohetes y fuegos artificiales y que, además, es muy inestable a elevadas temperaturas. Ningún problema si se tienen en cuenta las gélidas temperaturas marcianas. Sin embargo, el reciente estudio sostiene que las Viking, al analizar restos de la superficie de Marte que contenían dichas sales, incineraron cualquier elemento orgánico que pudieran contener. El motivo no es otro que la utilización de un soplete para llevar a cabo el análisis. Cuando el calor del instrumento entró en contacto con el perclorato, las más que posibles pruebas de vida quedaron volatilizadas.
Tras el reciente (re)descubrimiento del Curiosity, las teorías que apuntaban a que las Viking ya habían encontrado esos indicios, tomó fuerza. De hecho, junto a la materia orgánica, la misión también halló clorobenceno, una molécula que se produce cuando los átomos de carbono se queman con perclorato. Los científicos interpretaron la existencia de esa sustancia como una reminiscencia de lo que había sucedido en el pasado con los análisis de las sondas Viking.
El estudio también ha reconocido el mérito de la misión espacial lanzada por la NASA en 1976, de la cual se sabe ahora que tuvo más éxito del que se creía. Además, el hecho de que la materia orgánica se haya encontrado en distintas zonas de la superficie de Marte, refuerza aún más las probabilidades de hallar, definitivamente, vida en el planeta rojo.



RESUMEN LV 5: POR UNAS PRUEBAS EN 1976 POR LAS SONDAS VIKING AL TRATAR DE ANALIZAR LA SUPERFICIE INCINERO TODO POSIBLE ELEMENTO ORGANICO.


19Comentarios