Popular channels

LG G2: un bólido

LG G2: un bólido con chasis de carro de calle





LG G2


Como ya sabrán, el LG G2 –la evolución del LG Optimus G– fue presentado hace poco, pero solo hasta ahora tuvimos oportunidad de probarlo. Se trata de un ‘bolido’ de 5,2 pulgadas de pantalla Full HD, que corre sobre uno de los mejores motores que hay hoy en el mercado: un Qualcomm Snapdragon 800 con cuatro núcleos a 2,26 GHz, 2 GB de RAM y un procesador gráfico de última generación.

Eso le confiere su mayor virtud: es un dispositivo ultrarrápido y superpoderoso. Ya se volvió costumbre que veamos cómo cada smartphone supera al anterior a la hora de correr, pero este aun nos impresiona. Su navegación es muy fluida, y su capacidad de abrir aplicaciones instantáneamente deslumbra. Los usuarios que quieran un teléfono muy rápido deberán echarle una mirada a este dispositivo.

Su pantalla, como es la costumbre de LG, es impecable. La definición superfina (423 ppp) y la calidad a la que la surcoreana nos tiene acostumbrados en este apartado ofrecen una experiencia de visión impecable: colores en el punto exacto, brillo automático excelente y una claridad impactante. Toca darle muchos aplausos a LG por ese majestuoso ‘display’.

A la hora de tenerlo en la mano, el balance es mixto. El lado bueno es que es un teléfono bastante ergonómico. Pesa 143 gr. A pesar de su gran pantalla y de que es más pesado que otros dispositivos, no se siente voluminoso, sino muy cómodo. En lugar de ser plano atrás, es ligeramente curvo, y el plástico que lo recubre tiene un leve tramado que ayuda a que sea más fácil de agarrar.

Los lados malos son dos: por una parte, es un dispositivo que parece calentarse de más. En el poco tiempo que lo estuvimos probando, se puso muy caliente cuando estaba transfiriendo las fotos por BlueTooth. El plástico no es el mejor conductor del calor, por lo que hubo que esperar algo de tiempo para que su temperatura bajara a niveles cómodos.


El segundo lado malo son los botones traseros. LG decidió que no quería que su ‘flagship’ tuviera botones en su cara superior, entonces los ubicó atrás, debajo de la cámara. La idea es válida: ponerlos donde el pulgar descansa la mayoría del tiempo evita tener que mover los dedos hacia los lados del dispositivo.

Pero el resultado no es tan “instintivo” como LG afirma. ¡El instinto de un usuario de smartphones es buscar los botones en los costados! La costumbre es una fuerza muy poderosa. Además, se echa en falta el botón de apagado, que es crucial en muchas ocasiones en las que hay que oprimirlo de urgencia.



Además, su construcción no es la mejor que hemos visto. Para ser el ‘cabeza de serie’ de un fabricante tan importante, se siente un tanto plástico y de juguete. No parece demasiado sólido, y al lado de teléfonos como el HTC One o incluso el Nexus 4 –también fabricado por LG– queda claro que, en este apartado, el fabricante pudo haber hecho un mejor trabajo.

El teléfono ya está disponible en Corea de Sur, y LG dice que llegará a Estados Unidos y otros mercados en septiembre.
0
0
0
0No comments yet