Check the new version here

Popular channels

Llovizna de Estrellas Fugaces.



Entre el 10 y el 13 de Agosto de todos los años, se produce el pico de la lluvia de estrellas de las Perseidas.

Las Perseidas es una de las lluvias más importantes para los observadores del hemisferio Norte, con ocurrencia de hasta 100 meteoros por hora en algunos años, mientras que para los observadores del hemisferio Sur no es importante, pudiendo ver menos de 10 meteoros por hora. El mejor momento para observarla es en las horas previas al amanecer.

Esta lluvia se extiende desde el 13 de Julio hasta el 26 de Agosto, con su pico máximo entre las noches del 11-12-13. Tiene su origen en el cometa 109P/Swift-Tuttle, se caracteriza por meteoros muy veloces (60 km/seg) y por la ocurrencia de meteoros del tipo "bolas de fuego" (fireball).



Este año, la presencia de la luna casi llena durante toda la noche dificultará la observación, inclusive desde el hemisferio Norte.

El radiante de la lluvia es la constelación de Perseo. Desde Córdoba sale sobre el horizonte después de las 5am, hacia el NorEste, y alcanza una altura máxima hacia el Norte de sólo unos 20º. Próximos al radiante, pueden reconocer el cúmulo abierto de las Pléyades (los 7 cabritos), y un poco más atrás, la constelación de Orión (que contiene a las 3 Marías).



Pero antes que nada ¿Que es una lluvia o llovizna de Estrellas Fugaces?

El término formal para denominar a las estrellas fugaces es METEORO. Un meteoro es el rastro luminoso dejado en la atmósfera terrestre cuando un objeto, llamado meteoroide – típicamente de entre el tamaño de un grano de arena hasta el tamaño de un poroto – entra en la atmósfera terrestre y es calentado por la fricción con el aire, por lo que el brillo que vemos es sólo una consecuencia de la alta velocidad con la que atraviesan la atmósfera.



Cada día ingresan a la Tierra entre 50 y 100 toneladas ( = entre 50mil y 100mil kilogramos!!!) de material meteorítico. Cada noche es posible observar al menos un par de meteoros por hora. Algunas veces el número de meteoros que podemos ver crece considerablemente, esos eventos son llamados LLUVIA DE ESTRELLAS. Algunas lluvias ocurren anualmente o a intervalos regulares cuando la Tierra pasa sobre el rastro de desechos dejados por algún cometa o asteroide. Para la mayoría de las lluvias se conoce muy bien el objeto que dejó el rastro, por lo que se sabe con precisión en qué momento la Tierra pasará sobre el rastro de desechos. Una lluvia de estrellas dura alrededor de 10 días, la intensidad va aumentando hacia la mitad de ese período y luego empieza a disminuir. El momento de máxima actividad se denomina PICO.

Las lluvias de estrellas por lo general son bautizadas de acuerdo con el nombre de la estrella o constelación que está más próxima al lugar del que parecen aparecer los meteoros en el cielo. Ese punto es llamado RADIANTE.



Lluvias Famosas.

Si bien todos los meses se producen lluvias de estrellas, algunas se caracterizan por ser más llamativas que otras.

Para cazadores de meteoros, aquellos ubicados en el hemisferio norte tienen una ventaja ya que la actividad vista desde allí es más intensa que la que ven los observadores ubicados al Sur del Ecuador. La razón es que la mayoría de las lluvias más importantes tienen el radiante bastante más al Norte, por lo que desde el hemisferio Norte pueden ver los meteoros aparecer desde puntos muy altos sobre el horizonte por lo que parecen “llover” en todas direcciones del cielo. Entre las más importantes podemos mencionar a : Cuadrántidas, Líridas, Perseidas, Oriónidas, Leónidas, Gemínidas, Úrsidas.

Para los observadores del hemisferio Sur, sólo un pequeño porcentaje de esa actividad que mencionamos recién es visible, y en general los meteoros se verán dirigiéndose hacia arriba desde radiantes ubicados hacia el Norte a poca altura en el cielo.

Sin embargo, hay buenas noticias: hay unas cuantas lluvias que es mejor observarlas desde el hemisferio Sur, entre ellas las llamadas alfa Centáuridas, gamma Nórmidas, pi Púpidas, piscis Austrínidas, eta y delta Acuáridas, alfa Capricórnidas, Phoenícidas y las Púpidas/Vélidas.



Cazando Meteoros.

Para observar mejor una lluvia de estrellas es necesario contar con los siguientes ingredientes:

- Un lugar sin contaminación lumínica, al menos alejado de la ciudad
- Paciencia
- Estar dispuesto a cagarse de frió (esto no lo recomiendan en ninguna facultad de astronomía, pero lo se por experiencia).


- O pueden ir al planetario y ahorrase todos los pasos anteriores, aunque no es lo mismo.


Nuestros ojos demorarán al menos unos 15 minutos en adecuarse a la oscuridad (por eso es necesario el 2do ingrediente). Las lluvias más activas pueden tener más de 60 meteoros por hora (más de 1 meteoro por minuto), pero en la mayoría de las veces ese no será el caso. Por supuesto, cuanto más tiempo pasemos mirando el cielo, mayor número de meteoros cazaremos (si sólo estamos 15 minutos, no deberíamos esperar ver más de 3/5 meteoros).

Si bien los meteoros parecerán salir de un punto particular del cielo, no es necesario mirar exactamente hacia el radiante ya que los meteoros recorrerán gran parte del cielo, pero al menos tenemos que saber hacia qué punto cardinal se ubica el radiante y mirar hacia ese hemisferio en el horario en el que el radiante se encuentra más alto en el cielo. Nuestros ojos son mucho más eficientes en detectar los meteoros con la visión periférica que mirando directamente hacia ellos, y dado que los meteoros suelen durar menos de un par de segundos, muy probablemente cuando queramos posar nuestros ojos sobre ellos, o avisarle a alguien que lo vea, ya habrá desaparecido.

[/size]





0No comments yet
      GIF
      New