Check the new version here

Popular channels

Los 10 métodos de torturas medievales más dolorosos




Hola amigos de T!... Bienvenidos a mi nuevos post,hoy les quiero mostrar un tema que me fascina bastante: torturas medievales,les voy a mostrar una lista con las 10 peores torturas aplicadas a los ereges, homosexuales, ladrones y demas:



Toro de Falaris:


El toro de Falaris es un instrumento de tortura cuyo nombre se atribuye a Falaris, tirano de Sicilia, que murió en el año 554 a. C. Los ajusticiados se introducían en el interior de una esfinge de bronce hueca con forma de toro. La efigie se colocaba encima de una hoguera, con lo que la temperatura del interior aumentaba como en un horno. Los alaridos y los gritos de las víctimas salían por la boca del toro, haciendo parecer que la figura mugía. La leyenda cuenta que su diseñador, Perilo, murió al ser introducido en su propia creación por los subordinados de Falaris cuando le presentó el instrumento.





La rueda de la muerte:

A cualquier persona sensata cuando se le pregunta acerca de cómo imagina su muerte, todos responden algo que sea rápido y que no implique mucho dolor. Los criminales que eran condenados a este castigo tenían todo menos esto. La rueda de la muerte era una gran rueda donde se amarraba al sentenciado y unos verdugos le daban golpes con unos martillos enormes, pero cuidando que no les causaran la muerte, pues al final eran abandonados vivos para esperar que fuesen los pájaros quienes se comieran su carne aún estando vivos.





El rack:

Puede que muchas personas no sepan qué es el rack por su nombre, pero quienes vieron la película Corazón Valiente recordarán cuando a William Walace (Mel Gibson) le amarraron brazos y piernas y lo comenzaron a estirar. De eso trata este sistema de tortura. Está compuesto por cuatro sujetadores para brazos y piernas de donde se sujeta firmemente al condenado y con el movimiento de una palanca se comenzaba a estirar el cuerpo hasta que se le desprendieran cada una de ellas.





La cuna de Judas:

Tal vez uno de los castigos más humillantes. Imagínense un asiento con punta piramidal, sí, así mismo. La persona condenada (desnuda) era colocada encima de ésta, donde por supuesto el objeto lo violaba, pero lentamente era bajado hasta destrozar el orificio anal.





El ataúd de la tortura:

Era utilizado cuando el crimen no era tan grave. Se trataba de una jaula de metal con la forma de la persona donde permanecía sin comer por un buen tiempo. El condenado era expuesto a la vista de todos y en ocasiones solía morir por falta de comida.





La dama de hierro:

Era una especie de urna al estilo egipcio, sólo que por la parte interna tenía clavos y cuchillos y era el verdugo quien abría y cerraba la puerta con la intensidad que le diera la gana.





El destrozador de rodillas:

No buscaba causarle la muerte a la persona, pero sí inutilizarle las piernas a los condenados. El mecanismo tenía un tornillo que se iba apretando poco a poco hasta romperle la piel y posteriormente los huesos. A pesar que su nombre es bastante específico, también se podía aplicar en los codos y brazos.





Tenedor de hereje:

Fue utilizado durante la inquisición española y todos los que la iglesia declaraba como herejes merecían recibir un castigo. El tenedor no era uno de los castigos más graves, pero igual era muy doloroso. Era como un tenedor gigante con las puntas muy afiladas, el cual se colocaba debejo de la barbilla del condenado. El tenedor perforaba la piel de la persona pero no solía atravesar órganos vitales, por lo cual no se solía ver morir a la víctima.





La sierra de tortura:

Asesinos, ladrones, adúlteros y otros formaban parte de los condenados a una de las peores torturas de la época. Era una muerte muy dolorosa y cruel. Se colocaba a la víctima de cabeza para que se le bajara la sangre al cerebro y en ese momento lo comenzaban a descuartizar lentamente. Por supuesto esta tortura causaba la muerte del condenado.





Tornillo de mariposa:

Tenía un efecto muy similar al destrozador de rodillas, sólo que en esta ocasión era aplicado en los dedos. Se apretaba poco a poco el tornillo ajustador para de esa forma ir destrozando los dedos lentamente. Era un método que se utilizaba cuando querían que alguien confesara o delatara algo.




Bueno,ya ta todo,no se ustedes,pero en mi opinión esto debería ser legal en Argentina,con esto ya no joden mas esos kakos de mierda...
0
0
0
3
0No comments yet