Check the new version here

Popular channels

Los 5 cometas más grandes y brillantes



Los cometas son cuerpos celestes pertenecientes al sistema solar, que están formados por gases helados, rocas y polvo, y habitualmente pueden alcanzar el tamaño de una pequeña ciudad. Estos describen órbitas elípticas que eventualmente los acercan al sol, lo que produce que despidan gases y polvo convirtiéndose en una enorme y brillante bola, más grande que muchos de los planetas en el sistema solar. El polvo y los gases en el cometa forman una cola que se extiende hasta millones de kilómetros del sol.


Cometa McNaught, 2007

Descubierto en el año 2006 por el astrónomo Robert McNaught en un observatorio australiano, este cometa alcanzó su punto más cercano al sol en 12 de enero de 2007, ubicándose a 25.6 millones de kilómetros de la estrella de nuestro Sistema Solar.



El cometa alcanzó su punto más brillante el día 14 de enero a la hora 12 (Hora UTC) y los mejores puntos para observarlo se dieron en el hemisferio sur.



Cometa West, 1976

El Cometa West, fue visible en el cielo matutino del hemisferio norte a principios del mes de marzo de 1976. Había sido descubierto en 1975 por el astrónomo danés Richard West. Su trayectoria lo llevó a pasar a 29.5 millones de kilómetros del sol el 25 de febrero y, diecisiete horas después, pudo ser observado a simple vista.



Durante los días siguientes el cometa mostró un núcleo brillante y una larga y estructurada cola. Lamentablemente, debido a que un par de años antes el cometa Kohoutek fue anunciado como el cometa del siglo y terminó decepcionando, los grandes medios de comunicación dejaron pasar el cometa West sin prestarle demasiada atención, por lo que su brillante desempeño pasó desapercibido para la mayoría de la gente.



Cometa Ikeya-Seki, 1965

Este fue el cometa más grande y brillante del siglo XX. Fue descubierto sólo un mes antes de su perihelio (momento en el que alcanza su punto más cercano al sol) y, al igual que otros grandes cometas, el recorrido de su órbita lo llevó muy cerca de nuestra estrella, pasando a tan solo 1.2 millones de kilómetros de su centro.



Si el cielo estaba despejado, el cometa se podía ver a un par de grados del sol simplemente bloqueando la luz solar con las manos. En Japón, donde fue descubierto el cometa, algunos de los que lo observaron consideraron que era 10 veces más brillante que la luna llena. El núcleo del cometa fue observado mientras se separaba en dos o tres pedazos.



Cometa Skjellerup-Maristany, 1927

El gran cometa Skjellerup-Maristann, descubierto en diciembre de 1927, fue bastante desafortunado ya que llegó en las peores condiciones posibles de observación. El recorrido de su órbita era tal que el cometa no podía ser observado en el cielo oscuro, ni en el hemisferio norte ni el hemisferio sur.



De todas maneras, el cometa alcanzó una gran magnitud en su perihelio, pasando a 26.9 millones de kilómetros del sol y fue visible durante el día a unos 5 grados del mismo. Si bien se extinguió rápidamente, se alcanzó a observar una impresionante y larga cola.



Gran Cometa de Enero de 1910

Este cometa fue observado por primera vez por los trabajadores de una mina en Sudáfrica, el 13 de enero de 1910. Dos días después, tres hombres en una estación de tren vieron también el objeto durante 20 minutos y pensaron que era el cometa Halley. Recién el 17 de enero, el director del observatorio de Transvaal (que había recibido una llamada de un editor de un periódico sudafricano) pudo observar el brillante objeto sobre el horizonte, antes de la salida del sol.



Más tarde ese día, el director del observatorio miró al cometa como una enorme bola, color blanco nieve y más brillante que Venus, y ahí fue que envió un comunicado alertando al mundo de este gran cometa. Fue visible a la luz del día por un par de días más y luego se alejó del sol, convirtiéndose en un espectacular objeto en el cielo del atardecer por todo el mes de enero en el hemisferio norte. Mucha de la gente que lo vio pensó que había visto el cometa Halley (que aparece cada 76 años en promedio y en 1910 fue visible alrededor de 3 meses después del gran cometa de enero).



Aclaración: Algunas imágenes son representaciones artísticas de como se debieron de ver dichos objetos celestes.


[/size]





0
0
0
0No comments yet