Check the new version here

Popular channels

Los imperios mas duraderos de la Historia

¿Cuál ha sido el Imperio que más se ha extendido en el tiempo?, ¿cuál ha sido el más duradero de la Historia? Como Imperio, debemos mencionar a aquellos estados multinacionales y multiétnicos que han conseguido al menos una parte de su territorio mediante conquistas de anexión, ya sean militares, dinásticas o herederas. Muchísimos han sido los Imperios que la Historia ha conocido. Muchos han sido poderosos y han aspirado a la dominación mundial, pero la mayoría se quedaron en el camino y desaparecieron, convertidos en polvo de la Historia. Mediante el siguiente ránking pretendo establecer la lista de los Imperios más duraderos de la Historia. He incluido aquellos Imperios que, lógicamente, han extendido su dominio territorial durante al menos dos siglos, por lo que ya no podemos incluir Imperios poderosísimos, como el macedónico, de Alejandro Magno, o el mongol de Genghis Khan, muy extensos pero muy breves. Asimismo, he obviado (y probablemente casi de forma arbitraria) algunos Estados poderosos, que se extendieron sobre otros territorios, pero que no podemos considerar Imperios, debido fundamentalmente a que el poder que extendieron sobre el exterior no fue un poder realmente efectivo. Es el caso, por ejemplo del duradero Egipto Antiguo, de más de dos milenios, aunque no podemos considerarlo un Imperio; y de otro caso totalmente diferente, el Sacro Imperio Romano Germánico, que si bien lleva el título de Imperio, y que duró más de 800 años, nunca fue un Estado propiamente dicho, sino una confederación de principados germanos aglutinados bajo un emperador político electivo, que no tenía poder militar sobre sus territorios.



El Imperio Persa Aqueménida
[/align]

227 años (559 a.C. – 330 a.C.). El dominio de los persas se extendió por los territorios de los actuales estados de Irán, Irak, Turkmenistán, Afganistán, Uzbekistán, Turquía, Chipre, Siria, Líbano, Israel y Egipto. Su expansión territorial comenzó, durante el reinado de Ciro II (559-530 a. C.), con la anexión del reino medo, y alcanzó su máximo apogeo en el año 500 a. C., cuando llegó a abarcar parte de los territorios de los actuales estados de Libia, Grecia, Bulgaria y Pakistán, así como ciertas áreas del Cáucaso, Sudán y Asia Central. Las grandes conquistas hicieron de él el imperio más grande en extensión hasta entonces. Su existencia concluyó en 330 a. C. cuando el último de los reyes aqueménidas, Darío III, fue vencido por Alejandro Magno.


Imperio chino (Dinastía Qing)

268 años (1644 – 1912). Esta es la extensión de la Dinastía Qing (o Manchú), la última de las dinastías del Reino Chino y aquella con la que China alcanzó su máxima expansión territorial, expandiendo su dominio por el resto de China y algunos territorios colindantes de Asia Interior, estableció el Imperio del Gran Qing. Tuvo su capital en Pekín desde su establecimiento en 1644 hasta la abdicación en 1912 del último emperador, como consecuencia de la Revolución de Xinhai y el establecimiento de la República de China.


Imperio Medio Asirio

288 años (1365 a.C. – 1077 a.C). Tras cuatro siglos de oscuridad, el rey Ashur-uballit I de Asiria volvió a expandir el Imperio asirio hacia fuera de sus fronteras y comenzó un Imperio, el conocido hoy como Medio Asirio, que fue el único que rechazó a la invasión de los Pueblos del Mar hacia los años 1200 a.C. que asoló a todos los Estados de Oriente Próximo. El Imperio se extinguió cuando en 1077 pasó a manos de Babilonia.


Imperio Nuevo Asirio

324 años (934 a.C – 610 a.C.). El Estado Asirio es uno de los más dilatados en el tiempo; pero le ocurre quizá como a Egipto, que según las épocas tuvo o no una caracterización clara como Imperio. Durante la historia de la antigua Asiria, podemos encontrarnos hasta con tres imperios diferentes (Antiguo, Medio y Nuevo). El más longevo de ellos fue el Nuevo, que comenzó en 9342 a.C. con el rey Assurdan II y continuó con una serie de reyes que extendieron al Estado Asirio a los máximos límites de su historia. Terminó hacia 610 a.C. con otra invasión de su principal enemigo: el estado babilónico.


Imperio británico

348 años (1620 – 1968). El Imperio británico es probablemente el de mayor extensión de la Historia, al menos si tenemos en cuenta su capacidad funcional. Durante las primeras décadas del siglo XX, el Imperio británico abarcaba una población de cerca de 458 millones de personas y unos 31.700.000 km², lo que significaba aproximadamente una cuarta parte de la población mundial y una quinta parte de las tierras emergidas. El comienzo de este Imperio podría fecharse en el año 1620, cuando los primeros peregrinos británicos pusieron pie en Norteamérica. El final, más de tres siglos después, se fecha en 1968, cuando la última posesión africana de Inglaterra, Suazilandia, declaró su independencia.


Imperio colonial francés

355 años (1605 – 1960). Francia tuvo posesiones coloniales, en varias formas, desde comienzos del siglo XVII hasta los años 1960. En su punto más alto, entre 1919 y 1939, el segundo imperio colonial francés se extendía por más de 12.898.000 km² de tierra. Incluyendo la Francia metropolitana, el área total de tierra bajo soberanía francesa alcanzaba 13.000.000 km² en los años veinte y treinta, lo cual es el 8,7% del área terrestre del mundo. Este gran Imperio colonial dio comienzo en el año 1605 con la fundación de su primera colonia comercial, Port Royal, en la colonia de Acadia en Norteamérica (en lo que es ahora Nueva Escocia, Canadá); y puede considerarse por terminado en el año 1960, con la independencia de Argelia y de la mayoría de sus últimas posesiones africanas.


Imperio español

406 años (1492 – 1898). El Imperio español puede considerarse como el primer gran imperio de ultramar, y sentó las bases de los dominios marinos que luego Inglaterra llevaría a la perfección. Alcanzó los 20 millones de kilómetros cuadrados a finales del siglo XVIII (con multitud de posesiones no sólo americanas, sino europeas), aunque su máxima expansión se produjo entre los años 1580 y 1640, durante los reinados de Felipe II, III y IV. Durante los siglos XVI y XVII creó una estructura propia no llamándose imperio colonial hasta el año 1768, que se desmoronaría a partir de 1810, con el inicio del proceso independentista. En 1898 perdería sus últimas posesiones ultramarinas, Cuba, Puerto Rico y Filipinas.


Imperio otomano

461 años (1453 – 1914). Aunque comenzó siendo uno de los estados más pequeños de Asia menor. Los turcos otomanos, valientes y aguerridos guerreros, conquistaron paulatinamente los territorios de su alrededor, y su principal hito fue la conquista de Constantinopla, en el año 1453. En su máximo esplendor, entre los siglos XVI y XVII se expandía por tres continentes, controlando una vasta parte del Sudeste Europeo, el Medio Oriente y el norte de África, limitando al oeste con Marruecos, al este con el Mar Caspio y al sur con Sudán, Eritrea, Somalía y Arabia. El Imperio otomano poseía 29 provincias, y Moldavia, Transilvania y Valaquia eran Estados vasallos. El imperio estuvo en el centro de las interacciones entre el Este y el Oeste por casi cinco siglos, y su fin llegaría con la I Guerra Mundial, siendo una de las potencias derrotadas.


Imperio romano

717 años (241 a.C. – 476 d.C.). El Imperio que sentó las bases de la cultura Occidental, el Romano, dio comienzo en el año 241 a.C. cuando derrotó a Cartago en la Primera Guerra Púnica, significando su primera victoria en el Mediterráneo y significando el inicio de la expansión mediterránea de un pueblo que llegaría a todos los confines del Mare Nostrum. El final del dominio romano llegaría más de siete siglos después, cuando Roma había perdido ya todo poder efectivo sobre su territorio, que pasó a manos de los pueblos germanos que habían destruido al Imperio, consumándose esta defunción en el año 476 d.C.


Imperio bizantino

1123 años (330 – 1453). El más duradero de la Historia. El Imperio bizantino, heredero oriental del Imperio romano, es el único de la Historia del que podría decirse que su duración fue de más de mil años. Su capital fue Constantinopla (la actual Estambul, en Turquía), fundada por Constantino I el Grande en el lugar de la antigua ciudad de Bizancio, nombre con el que se denomina al Estado que a partir de 330 se convirtió en el Imperio romano de Oriente. Conociendo fases de una gran expansión territorial, como la de bajo el emperador Justiniano en el año 550, tuvo su final en el año 1453 cuando la capital, Constantinopla, fue conquistada por los turcos, siendo el primer hito de otro de los grandes Imperios de la historia, el turco otomano.
0No comments yet
      GIF
      New