Check the new version here

Popular channels

Mapamundi, según cada cultura

La visión que tenemos del mundo está atravesada por el tipo de mapamundi que hayamos aprendido en la escuela y de cual usemos. No es lo mismo poner a China o a USA en el centro del planeta que a Australia o Chile, es una elección radical que marca muchos otros planteamientos posteriores y cuyas implicaciones culturales y geopolíticas sobrepasan con mucho a la propia representación.


EEUU
El mapa que los alumnos norteamericanos usaron en su infancia era un Rand-McNally (la marca que dominaba el mercado de los mapamundis educativos en este país). Mapa cuya visión ubica centrada a Estados Unidos en el eje este-oeste, mientras que Eurasia quedaba dividida en dos. La antigua Unión Soviética con sus once zonas horarias no era fácil de percibir para los americanos.

Conscientes de esta limitación, Rand-McNally intentó compensar. Y para ello duplicó la parte central de Asia e hizo lo propio con India, que como puede observarse aparece dos veces en el mapa. En lo que se refiere a las diferencias Norte-Sur, el uso de la proyección Mercator, inventada en 1569 por Gerhard Kremer, también conocido como Gerardus Mercator, llevó a una infrarepresentación del hemisferio sur. Esta relegación del sur se pone de manifiesto al comparar la representación de Groenlandia, más grande que Sudamérica. En la realidad, el Sur de América (17.891.900 km2) es 8 veces más grande que Groenlandia (2.166.086 km2).





EUROPA 
Los mapas europeos occidentales han tendido a representar el mundo en su eje este-oeste centrado sobre Europa Occidental, más precisamente sobre el meriodiamo de Greenwich, que por convención parece ser el centro del mundo. Este mapa aumenta exageradamente las dimensiones de las áreas más alejadas del Ecuador, de manera que, por ejemplo, Groenlandia (en azul) parece tener dismensiones no muy lejanas a las de Sudamérica, cundo en realidad es una octava parte del sur de América. Por otro lado, la vasta extensión del pacífico es difícil de visualizar al estar dividida en dos.





En cuanto a la división norte-sur, tal y como puede observarse, el Ecuador no está en la mitad del mapa, lo que privilegia la representación del norte sobre la del sur. Por otro lado, los polos, directamente desaparecen. Sin duda, la visión del mundo eurocéntrica es la que ha dominado la representación del planeta a través de los siglos. En esta página se puede observar toda una galería de mapas euro-céntricos utilizados en la actualidad.

RUSIA
En lo que a la visión rusa del mundo se refiere, la proyección dominante en el país tiende a situar a Moscú en el centro del mapa y a la masa euroasiática ocupando más de la mitad de este, de manera que el continente americano aparece más estirado y estrecho de la cuenta.



El mapa del mundo de la República Popular de China centra el mundo, obviamente, en el Oceáno Pacífico, la aproximación más cercana para poner a China en el medio del eje este-oeste. En lo que se refiere al eje norte-sur, el Ecuador está de manera precisa situado en el centro. Por otro lado, esta proyección acentúa la curvatura de los extremos, de manera similar a la proyección Mollweide, lo que enfatiza lo lejanos que aparecen, a ojos de los chinos, Europa occidental y Estados Unidos.



El mapa de Australia del mundo es el más conocido de los que exploran la perspectiva de abajo a arriba. Desde un punto de vista astronómico, el polo sur bien podría ser el norte, y viceversa. La principal razón por la que la perspectiva elegida como representación generalizada del mundo es la que conocemos fue la elegida por Ptolomeo, el primero en hacer la distinción norte-sur. Y Ptolomeo no era precisamente aborigen.



En Australia, los mapas “The World Upside Down” (que aunque ponen el mundo al revés mantienen la proyección de Mercator) son todo un éxito, pero en otras partes del llamado cono sur también se pueden encontrar ejemplos, como por ejemplo en Chile. Allí, un senador y geográfo, Carlos Cantero, diseñó recientemente, a petición del Instituto Geográfico Militar, otro mapa con perspectiva contraria a la generalizada, que situaba a su vez a Chile en el medio del mundo. Según el parlamentario, “la idea que acompaña este nuevo concepto es la de fijar un criterio de Chile como plataforma comercial en la cuenca del Pacífico y educar y capacitar a la ciudadanía en esa línea”.
“Fijamos un criterio en que el sur es nuestro norte y cambiamos el estándar de que Chile debería estar abajo en el globo terráqueo. Hay muchos países que no usan ese estándar y por eso diseñé esto en que todo el espacio territorial de Chile queda en el centro del mapa”, explicó. La idea es llevar ese mapa a las escuelas.
Como puede verse, detrás de la elección de una mirada para el mapamundi siempre hay unas connotaciones políticas. La elección de una perspectiva u otra marca la visión del mundo que sucesivas generaciones, nacidas y educadas en un determinado territorio, tienen del planeta. Una cuestión decisiva, que nace a partir de los mapas. 


0
2
0
2
2Comments
Geyakuten

Cabe destacar que los mapamundis de Corea del Norte muestran la península de Corea como una única nación, sin importar la actual división entre los dos países.

0
IgnacioMartine0
0