Check the new version here

Popular channels

Mars Polar, otra propuesta para viajar a Marte




Otra idea "económica" al estilo Mars One.






A estas alturas podemos contar casi por centenares el número de propuestas y conceptos para hacer realidad un viaje a Marte, pero curiosamente la mayoría de ellas no provienen de las agencias espaciales. La última de estas propuestas es Mars Polar, fruto del trabajo de un grupo internacional de aficionados procedente de Polonia, Rusia, Ucrania y los Estados Unidos.


Nave MTV del proyecto Mars Polar (Mars Polar).


Mars Polar está basada en la famosa propuesta Mars Direct de Robert Zubrin, aunque -como viene siendo habitual últimamente- hace uso de los equipos de la empresa SpaceX, o sea, la nave Dragon -en su versión Red Dragon- y los cohetes Falcon 9 y Falcon Heavy. La misión transcurriría de la siguiente forma. Primero se lanzaría una Red Dragon y un hábitat marciano en órbita baja terrestre mediante un lanzador Falcon Heavy. El conjunto recibiría la denominación de MTV (Mars Transportation Vehicle) y el hábitat llevaría en su interior más de veinte toneladas de víveres y equipos, incluyendo hasta cuatro hábitats de superficie inflables. Aproximadamente un mes después se lanzaría una etapa de escape con su combustible correspondiente. Tras acoplarse al MTV, la nave partiría sin tripulación hacia Marte.


Un Falcon Heavy, el cohete presumiblemente utilizado en esta "misión".


Una vez cerca del planeta rojo la nave Dragon se separaría y regresaría a la Tierra, mientras que el hábitat llevaría a cabo una maniobra de aerocaptura para entrar en órbita alrededor de Marte y posteriormente tomaría tierra mediante paracaídas y algún otro sistema de aterrizaje no especificado. A partir de este momento se pondría en marcha un extractor de agua que aprovecharía la gran cantidad de hielo superficial que se puede encontrar en las llanuras árticas de Vastitas Borealis. Un pequeño rover también desplegaría un conjunto de paneles solares para generar hasta 20 kilovatios de potencia y los hábitats inflables, además de otras estructuras.

En la siguiente ventana de lanzamiento, unos dos años después, se lanzaría un MTV adicional mediante otro Falcon Heavy, pero esta vez viajaría una tripulación de cuatro personas. Los astronautas esperarían un mes en órbita baja terrestre al despegue de la etapa de escape comprobando los sistemas y luego pondrían rumbo a Marte. La tripulación aterrizaría cerca del hábitat original usando la Red Dragon, mientras que el segundo hábitat también tomaría tierra cerca para ir construyendo poco a poco una base marciana. Si te estás preguntando cómo regresarían los astronautas a la Tierra, has dado en el clavo, porque no volverían. Al menos no durante los primeros diez años. En ese tiempo Mars Polar espera poder construir un vehículo para regresar a nuestro planeta denominado ERV (Earth Return Vehicle).


Nave MTV de Mars Polar (Mars Polar).


Si en este punto todo el concepto te recuerda al (timo) proyecto holandés Mars One es normal, aunque de entrada Mars Polar parece una propuesta bastante más sólida y habrá que darles el beneficio de la duda. De todas formas, y al igual que Mars One, Mars Polar prevé lanzar en una primera fase una sonda de exploración basada en la tecnología de la misión Phoenix de la NASA y realizar una selección de astronautas a nivel internacional, unas similitudes que sin duda hacen sonar muchas alarmas.

Y es que, semejanzas con Mars One a un lado, Mars Polar debe aclarar muchas dudas antes de ser tomados en serio. Por ejemplo, la propuesta no detalla cómo será el rover que debe realizar una operación tan crítica como es el despliegue de los paneles solares y los hábitats y los depósitos de agua inflables, ni tampoco aclara cómo será el diseño de estas estructuras hinchables. Quedan pendientes muchos temas, como por ejemplo saber cuál será la protección contra la radiación, los sistemas de comunicaciones con la Tierra o los sistemas de soporte vital de ciclo cerrado para mantener viva a una tripulación de forma indefinida. Tampoco se explica qué modificaciones se harán a la Red Dragon para llevar tripulación (la propuesta original de SpaceX era para una nave NO tripulada, un hecho que suele omitirse normalmente). El tema de la financiación mejor lo dejamos a un lado por el momento.


Otra imagen de la nave de Mars Polar.


El proyecto parece a un híbrido bastardo entre Mars Direct y el Project Boreas de la BIS pero con billetes de ida solamente. Para ser sinceros, y pese al inusitado bombo que se le ha dado recientemente, me parece una propuesta que todavía está demasiado verde. No obstante, bienvenida sea. El tiempo dirá si se trata de un proyecto digno de ser recordado.


El proyecto Boreas, algo mucho mejor planificado que este Mars Polar (que así y todo, es muchísimo mejor que la estafa Mars One).




Letra chica: aunque comentar es lo que se prefiere, los comentarios que desvirtúen serán borrados.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New