Check the new version here

Popular channels

Misterios del Universo







Los 10 misterios del universo que nunca se resolverán




El universo plantea muchos interrogantes que no parecen tener respuesta. Los científicos del mundo continúan investigando con el fin de hallar pistas que ayuden a resolver preguntas fundamentales que ayudarían a cambiar de paradigmas. Sin embargo, parece que trascurrirá mucho tiempo antes de tener un esbozo de lo que encierra el cosmos y nuestra relación con él. El punto de vista científico ha demostrado ser aún muy limitado ante las grandes cuestiones que plantea el universo.






Los sonidos extraterrestres



La curiosidad científica ha llevado a la comunidad de investigadores a construir complejos y muy sensibles telescopios para poder captar algunas señales provenientes del espacio exterior. Recientemente el radiotelescopio de Arecib, en Puerto Rico, reportó un extraño sonido de origen desconocido: su patrón de frecuencia confirmó que no es un sonido natural o un ruido provocado por el entorno. El descifrarlo plantearía nuevas interrogantes al respecto de vida extraterrestre. Actualmente, el proyecto SETI (Search for ExtraTerrestrial Intelligence) o búsqueda de Inteligencia Extraterrestre, se ha abocado al estudio de las señales capturadas por los diversos radiotelescopios del planeta.






El universo y sus componentes



Esa sustancia que amalgama estrellas, planetas, galaxias, sistemas solares... ¿De qué está hecha? ¿Tiene principio? ¿Tiene fin? Según la información disponible, el ser humano sólo conoce aproximadamente el 1% del universo, es decir, la parte más visible. Las energías que conforman el cosmos aún son desconocidas o se sabe muy poco de ellas, sobre todo la denominada "energía oscura".Todavía no hay una investigación que dé una explicación certera.






El origen de la galaxia



Los estudiosos ubican el nacimiento de nuestra galaxia hace más de 4,500 millones de años, sin llegar a un acuerdo sobre cómo se formó. El astrónomo Pierre Simón Laplace (1749-1827) buscó acercarse a una probable solución a través de su teoría. Propuso que en el origen una nebulosa giratoria se condensó y por su propia gravedad creó anillos concéntricos que formaron las órbitas de los planetas y las estrellas girando alrededor del Sol. Las teorías más modernas señalan la existencia de alrededor de 100 mil millones de galaxias distintas en el universo.






¿Hay vida fuera de la tierra?



Una de las grandes dudas del hombre es la de saber si existen formas de vida inteligente en otros mundos. Los mitos y las fantasías alrededor del tema han nacido desde hace mucho tiempo, pero desde el punto de vista científico aún no hay elementos suficientes para responder categóricamente a la pregunta. En nuestra galaxia existen millones de estrellas y es difícil creer que el ser humano esté solo en este mar cósmico. Un hallazgo reciente de parte de un grupo de astrónomos es la presencia de moléculas, origen de vida, en un conjunto de estrellas a más de 250 millones de años luz, así que las probabilidades de existencia fuera de nuestro planeta se incrementan.






El origen de la vida



El origen de la vida ha dado lugar a diversas explicaciones que no parecen ser del todo satisfactorias. Las teorías como la generación espontánea o los mitos sobre la llegada de extraterrestres al planeta tierra hace millones de años no han ofrecido plena certeza. Hasta ahora, la explicación más aceptada por el mundo científico es aquella que señala que la vida proviene de materia inerte la cual, bajo ciertas condiciones propicias, dio paso a la vida. En la actualidad continúan las investigaciones en pos de una respuesta más concreta y apegada a la realidad científica.






El nacimiento de los planetas rocosos



Una creencia que aún no ha hallado una confirmación científica plena es la relacionada con la formación de los planetas rocosos, los cuales parecen crearse gracias a diversas colisiones y a la unión de partículas que rodean a las estrellas, también llamado polvo cósmico. Las investigaciones disponibles señalan que dicho polvo se ha encontrado en las regiones externas de la llamada "enana café", un objeto semejante a una estrella, pero más pequeño, que podría ser parte del origen de los planetas.






El astro rey



Esa estrella que ilumina la tierra y le aporta calor encierra muchos misterios. Desde su corazón genera potentes emanaciones que impactan a todo el sistema solar, aportando gran cantidad de energía. Se prevé que desaparezca en algunos millones de años en un proceso que inicia con su expansión, para luego contraerse hasta convertirse en un remanente cósmico. En el sol se dan complejos mecanismos magnéticos que provocan manchas solares en su superficie, creando sombras visibles desde la tierra. La amplificación del fenómeno ocurre de manera cíclica cuando llega a su máxima potencia cada once años. El sol tiene mucho por ofrecer a la investigación científica.






La forma del universo



Un misterio que aún no ha sido resuelto es el relacionado con la forma del universo. Para Einstein (1879-1955) son tres las formas geométricas que adoptaría, esférica, plana y de curvatura negativa. La primera permitiría a un hipotético viajero dar una vuelta y regresar al punto de partida; en la segunda, el viajero nunca regresaría y la expansión de este tipo de universo sería constante; y la tercera, con una forma semejante a la de una silla de montar, el viajero tampoco regresaría. El consenso científico se inclina por la segunda forma, siendo todavía un misterio la representación gráfica certera.






El posible origen de la materia



El bosón de Higgs es una partícula que no ha sido detectada pero que sí ha sido teorizada. Años de investigación no han sido suficientes para encontrarla, pero se especula que su función parece ser muy importante, ya que forma la masa de todo lo que hay en el universo. Dicha teoría ha sido propuesta por el Modelo Estándar de la Física y su nombre proviene de Peter Higgs, físico británico que se hizo famoso por ofrecer una probable respuesta al origen de la masa en las partículas más elementales.


link: https://www.youtube.com/watch?v=pNFDh4sObEM






Evaporación de los agujeros negros



La teoría sobre los agujeros negros señala que éstos son una porción del espacio cuya característica es su poderosa capacidad para absorber energía, debido a que en su interior se concentra una densa masa que provoca una gravedad portentosa. Al respecto, el científico Stephen Hawking, en colaboración con expertos en el campo, aduce que los llamados hoyos negros se evaporan de manera gradual perdiendo radiación. A medida que se hacen pequeños su radiación se incrementa, acelerando el desvanecimiento hasta su casi desaparición. Estas teorías todavía distan de una comprobación.







- - -


¿Dónde se encuentra la Tierra en el universo?

Durante muchos siglos, nuestros antepasados ​​pensaban que la Tierra era el centro del universo. Ahora, la ciencia nos permite saber que nuestros antepasados ​​eran muy malos adivinadores. La Tierra se encuentra en la espuela de Orión, fuera del brazo de Perseo, en la galaxia Vía Láctea. Simplemente aún no se ha determinado dónde la Vía Láctea entra en el ámbito del universo entero.




Tamaño
Se estima que sólo para viajar de punta a punta de la galaxia Vía Láctea se necesitan 1.000 años luz. En comparación, si la Vía Láctea es un océano, la Tierra no es ni siquiera tan grande como una gota de agua. ¿Pero qué tan grande es el universo? Esto no lo sabemos, porque sólo podemos estimar el tamaño del universo observable con un diámetro de 280 mil millones de años luz de diámetro. Más allá de eso es un misterio, sobre todo porque la luz no puede viajar lo suficientemente rápido como para ir más allá del universo observable con el fin de darnos una imagen.

Consideraciones
Las galaxias giran, aunque lo hacen muy lentamente. Dado que las galaxias giran, la teoría es que el universo entero gira también. La galaxia Vía Láctea se ve como un espiral con dos brazos principales. La Tierra se encuentra en un brazo menor (Orión) que se conecta a un brazo mayor (Perseo). El universo en realidad nunca se queda quieto. Además, ahora se cree que se cruza con otras dimensiones de nuestro universo de tres dimensiones. Por lo tanto, determinar el tamaño del universo a fin de averiguar dónde la Tierra entra en él es casi imposible de hacer.

Teorías/especulación
Otra teoría es que el universo está creciendo y eventualmente se colapsará en un agujero negro gigante dentro de miles y miles de millones de años. Lo esencial es que la Tierra y la Vía Láctea siguen cambiando posiciones en el universo como el universo mismo cambia.

Significación
A lo largo de la historia, muchas doctrinas religiosas enseñaron que la Tierra era el centro del universo, es por eso que Dios se molesta tanto con ésto. Como se hace cada vez más claro que no podemos encontrar el centro del universo, por no hablar de nuestro lugar en él, nuestra importancia como el pináculo de la creación disminuye.

Expertos perspicaces
Se ha producido un intento por parte de los principales científicos de Princeton de hacer un mapa de dos dimensiones del universo, donde uno de los extremos del universo es donde el Big Bang comenzó y el otro es la superficie de la Tierra. De acuerdo a este mapa, la Vía Láctea está en el extremo derecho del universo (ver Recursos). De acuerdo con este mapa, el centro del universo es una galaxia conocida sólo como PSR-P1620-24.


Escrito por Rena Sherwood | Traducido por Carlos Alberto Feruglio








  • Fenómenos como la energía oscura que estira el cosmos, la era en que se formaron las galaxias o el calor del Sol se resisten a las explicaciones de la ciencia





¿Qué buscan los astrónomos cuando miran al cielo? Todo tipo de fenómenos y astros, por supuesto. Incluso se asoman al universo tal y como era cuando apenas habían transcurrido unos minutos desde la gran explosión del Big Bang. Han adquirido una ingente cantidad de conocimientos de notable precisión sobre cómo nacen las estrellas, cómo se distribuyen las galaxias en el cosmos, de qué está hecho este, etcétera. Pero cuantas más respuestas obtienen, más incógnitas emergen y las preguntas fundamentales, los retos más difíciles, van cambiando. Hoy aún destacan ocho profundos misterios en la astronomía, según la perspectiva de la revista científica Science. El más candente, la llamada energía oscura que está estirando el universo más de lo esperado, podría ser un misterio para siempre, aventuran los expertos. Otros, como los detalles de las explosiones estelares o los mecanismos subyacentes al intenso calor de la corona solar, quizá se descifren pronto.




  • Energía oscura.
  • Desde que hace 13.700 millones de años nació en una gran explosión, el universo se expande, como un globo que se hincha, y las galaxias se alejan unas de otras. Así seguiría hasta que, si hubiera suficiente masa, la atracción gravitatoria haría que en algún momento empezara a replegarse y acabaría de nuevo todo comprimido. Caso de no haber suficiente masa en el cosmos, la expansión no cesaría nunca. Hace 14 años, unos científicos se llevaron la gran sorpresa: la expansión del universo, en lugar de ralentizarse, se acelera. Los datos vencieron el escepticismo inicial, y hasta tal punto el descubrimiento se considera sensacional que se llevó el último Premio Nobel de Física. Se ha denominado la energía oscura, pero nadie sabe qué es lo que está actuando para producir esa aceleración de la expansión.

    La mejor explicación para muchos es la constante cosmoló-gica que propuso Einstein —aunque luego la rechazara— y que sería “una propiedad del vacío que estiraría el espacio-tiempo”, analiza Science. También podría ser un nuevo tipo de fuerza, algo llamado la quinta esencia del universo. “Por último, la energía oscura podría ser una ilusión, un signo de que la comprensión que los científicos tienen encapsulada en la relatividad general no es correcta”, continúan estos expertos.





  • Materia oscura fría o caliente.
  • Según los cálculos actuales, solo el 4,6% del universo es materia común, los átomos y partículas que forman todo lo que vemos. El 72% es energía oscura, y el 23% no está mucho más claro: es la denominada materia oscura. No absorbe ni emite luz en cualquier longitud de onda que se mire, pero manifiesta su presencia por su efecto gravitatorio, sobre todo, en las galaxias. Según una teoría, la materia oscura estaría compuesta de desconocidas partículas elementales pesadas, lentas —frías— de masa entre una y mil veces la del protón. Pero las observaciones, cálculos, hipótesis y simulaciones no cuadran de todo; y otra opción es que la materia oscura sea caliente, con partículas igualmente desconocidas, pero con una masa de unas pocas millonésimas de las del protón. Para buscar respuestas hay varias iniciativas, como la observación de galaxias y las estructuras que forman. Pero también el gran acelerador LHC puede encontrar la clave, ya que tal vez encuentre, si existen, nuevas partículas que serían buenas candidatas a materia oscura.




  • Los átomos perdidos.
  • “Para describir el universo uno necesita saber qué hay en él y dónde residen sus componentes”, plantea Science. “Pero los astrónomos están lejos de completar el inventario”. No solo se resiste la energía oscura y la materia oscura. Más de la mitad de la materia bariónica, los protones y neutrones de los átomos ordinarios de las estrellas, los planetas, el gas y polvo del universo sigue pendiente de cuadrar en el balance. Los cosmólogos han calculado la densidad de los bariones en el universo primordial y, aunque el cosmos ha cambiado mucho desde entonces, la misma cantidad debería estar en el presente. Pero el recuento actual no casa: las galaxias suponen el 10% de la materia bariónica; otro 10% es el gas intergaláctico y un 30% más está en las acumulaciones de gas frío en el espacio. Los físicos sospechan que el 50% de materia bariónica que falta está en forma de un plasma caliente y difuso del medio intergaláctico.




  • Explosiones estelares.
  • Las estrellas nacen, viven y mueren. Y su destino depende de su masa. En su interior, un reactor de fusión la hace lucir y evita su colapso bajo el efecto de la gravedad. Pero el combustible, hidrógeno, se acaba. Si la estrella es, al menos, ocho veces más masiva que el Sol, cuando se apaga el reactor se hunde; se forma en el centro una compacta estrella de neutrones y las ondas de choque generadas en el proceso hacen que salgan disparadas las capas exteriores en una explosión de supernova, que puede brillar más que la galaxia que la aloja. Si la estrella es aún más masiva se formará al final un agujero negro. Otra posibilidad es que dos estrellas estén orbitando una en torno a otra y una atraiga materia de la vecina hasta que colapsa y genera una brillante explosión. Pero sobre estos procesos hay muchas incógnitas: ¿cuánta materia debe robar una a otra en el último caso? ¿Cuánto tarda el proceso? ¿Cómo se forma un agujero negro?




  • Primeras estrellas y galaxias.
  • Tras el Big Bang, el universo empezó a expandirse y a enfriarse. Hace unos 400.000 años, los protones y electrones se habían enfriado suficiente como para formar átomos de hidrógeno neutro, y los fotones, las partículas de luz, pudieron empezar a viajar libremente. El universo se hizo transparente. Pero cientos de millones de años después, algo arrancó de nuevo los electrones de los átomos y la mayor parte de la materia del universo se convirtió en el plasma ionizado que permanece hasta hoy. ¿A qué se debió? Los telescopios son capaces de ver el universo en su infancia, cuando tenía 400.000 años. Pero entre esa transparencia y las galaxias formadas hubo un periodo oscuro, en el que tuvo lugar la ionización, inaccesible por ahora a nuestros observatorios. Fue en esa era oscura cuando se originaron las primeras estrellas y galaxias.




  • Rayos cósmicos superenergéticos.
  • Los rayos cósmicos son partículas eléctricamente cargadas —protones, electrones y núcleos atómicos de hidrógeno o helio— que bombardean constantemente la Tierra procedentes del espacio. Son de diversa energía y se generan, por ejemplo, en el Sol o en objetos de nuestra galaxia. Pero también pueden surgir en el entorno de agujeros negros o en las explosiones de rayos gamma. El origen de los más potentes, con energías hasta 100 millones de veces superiores a las partículas que circulan en los aceleradores de vanguardia, son un enigma.




  • El extraño sistema solar.
  • Desde que se descubrió el primer planeta extrasolar, hace 17 años, se han detectado más de 700. Los hay de todo tipo: grandes, pequeños, rocosos, gaseosos, fríos, incluso en órbita de dos astros. Pero la diversidad y la incógnita esta también en casa: los astrónomos no acaban de explicarse muchas cosas de los ocho planetas que giran alrededor del Sol. Mercurio, Venus, la Tierra y Marte son rocosos con núcleos metálicos, pero distintos. Basta ver la habitabilidad de la Tierra y el infierno de atmósfera densa de Venus o el desierto Marte. Júpiter Saturno, Urano y Neptuno tienen sus características. Los científicos tienen explicaciones para muchas diferencias, como la distancia al Sol o su formación y primera evolución, pero faltan importantes detalles.




  • El ardiente Sol.
  • De nuestra estrella se sabe mucho, pero no todo. La atmósfera del astro, la corona, alcanza temperaturas que van desde los 500.000 grados centígrados hasta seis millones de grados. Se comprende básicamente cómo se calienta esa corona y, sin duda, hay mucha energía en el interior del Sol que emerge a la superficie por los campos magnéticos. Pero sobre el mecanismo de transporte de calor hacia el exterior, no hay acuerdo entre los expertos. Aunque se observa la estrella con telescopios en el espacio y en tierra, los físicos aún no pueden medir directamente muchas propiedades cruciales. Los nuevos observatorios en preparación pueden dar respuestas.






Te invito a mis otros aportes:








0
0
0
1
0No comments yet
      GIF
      New