Popular channels

Muy pronto podremos iluminar calles con bacterias y algas

El uso de luz artificial conlleva un enorme gasto energético, la perturbación de hábitats naturales y la emisión de gases contaminantes. Estos efectos, sin embargo, podrían reducirse en el futuro con el desarrollo de farolas bioluminiscentes. Con eso en mente un investigador de la Universidad de Sevilla ha patentado un procedimiento que utiliza bacterias y algas como dispositivos para iluminar nuestras calles. Aunque el fenómeno de la bioluminiscencia es conocido desde hace mucho tiempo, el ingenio de este científico ha permitido crear una tecnología que podrá ser utilizada a escala industrial.



La bioluminiscencia es la capacidad, característica de ciertos seres vivos, para transformar la energía química en energía luminosa mediante complejos mecanismos moleculares. El sistema diseñado por Eduardo Mayoral utilizaría cultivos a gran escala de microorganismos bioluminiscentes para crear farolas capaces de emitir luz sin consumir energía eléctrica ni emitir residuos, pues estos microorganismos generan luz de forma natural.



Concretamente, se utilizarían poblaciones de bacterias Vibrio fischeri y algas unicelulares Pyrocytus fusiformis, las cuales serían cultivadas en dispositivos, con un medio de cultivo adecuado, que servirían de elementos de iluminación ambiental y que, según la patente, serían biodegradables. Estos dispositivos lumínicos permiten adaptar diseños de lo más variados, pues no hay problema de espacio ni forma para el crecimiento de estos microorganismos.



La ingeniosa estrategia planteada por este científico abre las puertas a un futuro donde la contaminación lumínica no sea protagonista en nuestros cielos. El uso de farolas bioluminiscentes ayudará a mejorar la sostenibilidad del planeta.
0
0
0
0No comments yet