About Taringa!

Popular channels

Nueva técnica para detectar planetas similares a la Tierra

Nueva técnica más potente para detectar planetas parecidos a la Tierra en órbita a otras estrellas




Recreación artística de un exoplaneta de tipo terrestre. (Imagen: Jorge Munnshe en NCYT de Amazings)


Los astrónomos han identificado más de 1.700 exoplanetas (planetas de fuera de nuestro sistema solar), algunos situados a cientos de años-luz de distancia. La mayoría fueron descubiertos por el método tradicional del tránsito, que mide la disminución del brillo cuando un planeta que orbita a una estrella lejana pasa por delante de ella, moviéndose entre la Tierra y la estrella desde nuestra perspectiva visual. Esto proporciona información sobre el tamaño del planeta, pero no sobre su masa.

Los astrónomos Chih-Hao Li y David Phillips, del Centro para la Astrofísica (CfA) en Cambridge, Massachusetts, gestionado conjuntamente por la Universidad de Harvard y el Instituto Smithsoniano, todas estas entidades en Estados Unidos, están desarrollando una nueva tecnología basada en láseres, del tipo conocido como astropeine, para su uso con otro método empleado para detectar planetas en órbita a otras estrellas, el de la velocidad radial.

Este método indirecto de detección de planetas mide el sutil movimiento hacia adelante y hacia atrás de la estrella a lo largo de su órbita producido por el tira y afloja gravitatorio de un planeta no detectado visualmente. A partir de esas distorsiones orbitales ínfimas, los astrónomos pueden deducir la relación de masa existente entre el planeta y la estrella. Este método ofrece información complementaria sobre la masa del planeta. A partir de esta información, los astrónomos pueden determinar si un exoplaneta distante que descubran es un mundo rocoso como la Tierra o un gigante gaseoso de menor densidad como Júpiter.

El método es lo bastante preciso para ayudar a los astrónomos a identificar planetas semejantes a la Tierra en la zona orbital habitable, el rango de distancias a una estrella dentro del cual la temperatura de la superficie de un planeta puede ser adecuada para permitir la existencia de agua líquida.

Sin embargo, los mejores espectrógrafos actuales solo son capaces de hacer mediciones (de corrimientos Doppler) causadas por cambios de velocidad de 1 metro por segundo o más. Solo planetas gaseosos gigantes o “superTierras” (planetas rocosos como la Tierra pero con masa mucho mayor) próximos a su estrella ejercen una influencia gravitacional lo bastante fuerte como para causar esos cambios.

Aquí entra en escena el nuevo astropeine que Li, Phillips y sus colegas están desarrollando. Este nuevo aparato podrá medir corrimientos Doppler tan sutiles que le permitirán detectar cambios de velocidad tan diminutos como 10 centímetros por segundo, lo bastante pequeños como para descubrir planetas parecidos a la Tierra en la zona habitable, incluso a cientos de años-luz de distancia de nuestro mundo. El avance es notable, y no muchos años atrás lograr algo así se consideraba científicamente imposible.

A fin de demostrar la validez de su astropeine, Li y Phillips están construyendo un telescopio que les permitirá ver el Sol solo de la manera limitada en que se ven otras estrellas con buenos telescopios desde la Tierra. Con este telescopio, probarán su astropeine para intentar “descubrir” el planeta Venus. Si logran medir con la precisión necesaria el tirón gravitatorio de Venus sobre el Sol, su novedosa demostración de esta tecnología será una validación rotunda de su eficiencia y fiabilidad, y podrá comenzar a ser usada para encontrar exoplanetas parecidos a la Tierra en órbita a estrellas bastante lejanas.




0No comments yet