Check the new version here

Popular channels

Ocho innovaciones realizadas en el Perú










Ocho innovaciones made in Perú


La ciencia en el Perú no descansa. A pesar del poco apoyo del Estado y la escasa inversión en esta materia, los investigadores se las arreglan para estar a la vanguardia y generar mayores conocimientos, importantes en el desarrollo y beneficio de la sociedad. Aquí, un ejemplo de algunas innovaciones nacidas en universidades peruanas.









8.La leche de tarwi


No es de vaca, tampoco de soya. Esta leche es de tarwi, la famosa leguminosa andina cultivada desde épocas preincaicas. Fue elaborada por alumnos de la Universidad San Marcos como una alternativa más nutritiva y rica a la leche de soya. El proyecto ya tiene un nombre comercial: Nutri Tarwi. En los próximos años se espera fabricar snacks, galletas, harina y hasta carne con este alimento.


















7. Ciencia sobre ruedas


Esta no es una silla de ruedas cualquiera. En realidad, son tres inventos en uno: es camilla, una silla de ruedas plegable y una silla de ruedas convencional. Fue creada por ingenieros de la PUCP en colaboración con la empresa JP Rehab y está indicada para niños con trastorno psicomotor. Gracias a este invento, el paciente puede estar sentado, recostado, inclinado o de pie.





















6. Un panel que produce agua


El año pasado, la Universidad de Tecnología e Ingeniería (UTEC) sorprendió con un panel publicitario que genera agua potable a partir de la humedad del aire. Esta tecnología es capaz de recolectar hasta 100 litros de agua al día, gracias a sus instrumentos de condensación y purificación de agua. Está en Bujama.























5. Agricultura a salvo


La agrónoma Martha Malapi-Wight (Universidad Agraria) quiere revolucionar la productividad agrícola. Ha diseñado un hongo transgénico para mejorar el control de patógenos agrícolas. Además, ha hecho un kit para detectar enfermedades en cultivos en tiempo real. El año pasado, la revista Technology Review del MIT la puso entre los cinco innovadores peruanos menores de 35 años.























4. Superalimentos


La maca sigue sorprendiendo a la ciencia. Un equipo de la Universidad Cayetano Heredia, liderado por Gustavo Gonzales, ha descubierto que la maca tiene un poderoso efecto antienvejecimiento y es un gran energizante, incluso mejor que el Red Bull. Asimismo, otro equipo de la misma universidad, encabezado por Gisella Orjeda, ha empezado a desarrollar estudios para obtener papas resistentes a la sequía, un hallazgo que podría revolucionar la industria alimenticia en el mundo.


















3. Minería inteligente.


Determinar la pureza de los metales preciosos suele ser un proceso caro y muy contaminante. Para cambiar eso, especialistas en robótica de la Universidad Católica San Pablo de Arequipa, en colaboración con la empresa J. Ramón del Perú, han elaborado un sistema robotizado que reemplaza el trabajo manual de laboratorio y ofrece análisis más precisos para determinar la pureza del oro y la plata. Además de seguro, el sistema es más barato y ahorra hasta el 50% de tiempo.




















2. Un satélite 100% peruano


El pasado 9 de enero, la NASA puso en órbita al UAP-SAT-1, un satélite en forma de caja diseñado por ingenieros de la Universidad Alas Peruanas. A lo largo de ocho meses, el dispositivo recolectará información sobre el clima en el espacio y será monitoreado desde un centro de control en la tierra. El satélite pesa menos de un kilo y está forrado con delgadas capas de vidrio.


























1. Novedoso implante ocular


Dos ingenieros de la Universidad de Piura desarrollaron el año pasado un implante ocular de silicona que podría ayudar al tratamiento del glaucoma, una de las principales causas de ceguera Gracias a su simple diseño, el dispositivo es capaz de reducir a la mitad el precio del tratamiento de la enfermedad.
















¿Porqué no se apoya la innovación científica en el Perú?


El tema de la ciencia, tecnología e innovación (CTI) ha ido pasando de un mero discurso en la agenda política del país a un área de acción en la política pública.

Uno de los primeros avances fue dejar de hablar de la economía del conocimiento como si fuera un estadio al cual es posible acceder sin ningún esfuerzo y tener conciencia de que el país ha estado creciendo más en base al aumento de factores y menos en base al aumento de productividad.

Asimismo, ha sido importante reconocer que somos uno de los países que menos gasta en investigación y desarrollo (I&D) en la región. Desde el 2004, seguimos dedicando alrededor del 0,15% del PBI en I&D, a pesar de haber crecido a un ritmo de 7% anual.

Solo el 0,8% de nuestras exportaciones puede calificarse de alta tecnología frente a un promedio regional de 4,3% y 3,5% de las mismas son consideradas de mediana tecnología frente a un promedio de 9,5%.

Sin embargo, se han hecho algunos esfuerzos para aumentar el financiamiento de las actividades de CTI; el primero de estos fue la implementación del Programa Incagro, el segundo fue la implementación del Programa de Ciencia y Tecnología (Fincyt) y el tercero el Fondo de Investigación y Desarrollo para la Competitividad (Fidecom).










0
0
0
3
0No comments yet