Canales populares

¿Por qué existimos?



¿Cómo es qué existimos?

La ciencia responde a la pregunta ¿cómo ocurrió esto o lo otro? El por qué le toca a la filosofía o a la religión. La ciencia puede analizar los componentes de una lágrima pero no las razones por las qué se vertió. Los científicos nos dicen que todo el universo surgió de una gran explosión (el big bang) y eventualmente después de billones de años aparecimos nosotros. Si preguntamos ¿por qué aparecimos nosotros, seres conscientes? la respuesta debe buscarse más bien en la religión o la filosofía.

Lo que pasó en el big bang y después está bien explicado en la ciencia. Hay otra pregunata, si se quiere más fundamental, tiene que ver con la materia y la antimateria. Sí las dos existen aunque parezca raro. En el origen debería haberse formado la misma cantidad de materia que de antimateria y por tanto se aniquilaría una y otra. No existiríamos.

Nos dicen que existimos, nosotros y el universo, porque hay un poquito más de materia que de antimateria y no saben el por qué (pero es así). Después, a través de la lenta evolución se formaron las estrellas, las galaxias y aparecimos nosotros, los homo sapiens. ¿Por accidente?

Se postula que el universo se formó, de la nada, en una gran explosión, el “big bang” hace 13.8 billones de años (en inglés) o 13 mil 800 millones de años (en español). Eso es un montón de años, difícil de comprender.

Como el universo se está expandiendo continuamente como un globo al llenarlo de aire, es una buena suposición de que comenzó en un punto. Si se sabe la velocidad a la que se expande, se puede calcular cuando se comenzó a expandir.

En esa explosión se formó un montón de partículas de energía que no tenían masa, no pesaban, como las partículas de luz, llamados fotones. Después de un ratito adquirieron masa gracias a una partícula mal llamada “la partícula de Dios”. Esa partícula, llamada científicamente el bosón de Higgs, cuando le pasa por el lado a una partícula que no tiene masa es como si le diera una bofetada, la otra se enfurece tanto, se detiene un poco, y adquiere peso.

Dicho sea de paso, se han gastado billones de dólares en investigar si esa partícula de Dios existe y sí, se ha confirmado su existencia.

Algunos se pueden preguntar: ¿y para qué gastar tanto dinero en eso si ya existimos, ya estamos aquí? Hay que tener paciencia con esa gente y decirles que los seres humanos somos curiosos y nos gusta averiguar.

Además habrá muchas nuevas tecnologías que surgirán de ese descubrimiento. Siempre ha sido así, un científico produce tecnologías que usarán después los ingenieros.

Materia y antimateria




Se ha comprobado que cuando se forma una partícula como el electrón se forma también una antipartícula, el antielectrón. La diferencia entre la partícula y la antipartícula es solamente en la carga. El electrón tiene carga negativa, el antielectrón, llamado positrón, tiene carga positiva.

El problema es que cuando una partícula choca con su antipartícula, éstas desaparecen liberando energía. No es un fenómeno raro. Todos los días hay personas que se hacen una prueba PET (PET Scan) en los hospitales y en ella ocurre un choque de materia y antimateria. La energía que se libera en forma de radiación es la que sirve para estudiar el tejido.

Nos dice la ciencia que en el big bang tiene que haberse formado igual número de partículas y sus antipartículas. Si esto es así, hubieran chocado unas con otras y todo sería energía, sin materia.

Existimos porque tiene que haber habido un poquito más de materia que de antimateria, lo cual está en contra de las teorías científicas.


El antihidrógeno




En estos días se ha logrado preparar suficiente átomos de antihidrógeno para poder estudiarlos en detalle.

Es la primera vez que se obtiene un antiátomo. Aunque parezca que no, ese es un experimento importantísimo porque ahora se puede estudiar en el laboratorio por qué es que hay ese pequeño exceso de materia comparada con la antimateria y …¡AVERIGUAR CÓMO ES QUE EXISTIMOS!

0
0
0
0No hay comentarios