Check the new version here

Popular channels

Provincias argentinas por estatura media

Para la madre, el imaginario protagonista de la historia siempre será "el nene", aunque a los 16 años ya llegue al metro ochenta de estatura y aventaje en diez centímetros a su padre. Para los entrenadores de basquetbol, dicen, ya no es tan difícil encontrar adolescentes que superen el metro noventa de altura o que se acerquen a los dos metros. Lo mismo pude verse con sólo concurrir a un partido de voley entre las inferiores de cualquier club de la ciudad. Chicos altos, extremadamente altos.

Una empírica versión podría definir que los jóvenes de hoy tienen una talla mayor que los de una década atrás. Claro está, habrá que ver si la impresión tiene algún viso de realidad.

La pregunta, entonces, es: ¿está científicamente comprobado que haya aumentado la estatura promedio de los argentinos? Sí : la altura de los adolescentes argentinos aumenta entre 1,28 y 1,7 centímetros cada diez años.

Así lo demostraron estudios realizados por los médicos Horacio Lejarraga, hoy jefe del Servicio de Crecimiento y Desarrollo del hospital Garrahan, y Enrique Abeyá y Elvira Calvo, que actualmente trabajan en la Dirección de Salud Materno-Infantil del Ministerio de Salud de la Nación.

Por lo tanto, quien sea padre a los 30 años podrá tener -aunque no en todos los casos- hijos que lo superen en altura 3 centímetros y medio como mínimo y 5 centímetros como máximo.

En rigor de verdad, la llamada "tendencia secular positiva" en la talla de los niños no constituye un fenómeno reciente. Se registra en nuestro país desde la primera medición, confeccionada en 1938, hasta 1993, año de la última investigación al respecto.

¿Qué causas determinan este cambio? "Las condiciones de vida más favorables-mejor nutrición, menor exposición a enfermedades, mayor capacidad curativa de la medicina- que rodean el desarrollo de las nuevas generaciones", indicó Lejarraga.

O, al menos, de un grupo importante de ellas. Sucede que en los sectores sin recursos la altura no muestra el mismo nivel de crecimiento positivo, "por la interacción de factores ambientales adversos", aclaró Virginia Fano, secretaria del Comité Nacional de Crecimiento y Desarrollo de la Sociedad Argentina de Pediatría.

¿Cómo varió la talla a través de los años? La comparación resulta difícil porque difieren los parámetros considerados en unos y otros análisis. Valen, separados por edades y sexo, algunos ejemplos:

En 1993, la estatura promedio de los varones de 18 años (pertenecientes a la clase 75) era de 170,9 centímetros; en 1987, era de 170,2 la altura media de los aspirantes al entonces Servicio Militar Obligatorio (nacidos en 1969).
"Si bien el cambio apareció en todos los sectores, las tallas eran muy diferentes según la región. Los valores inferiores coincidían con los niveles económicos más bajos", explicó Calvo, autora de la investigación, con aportes de datos relevados por Abeyá y Lejarraga.

La altura de los jujeños en 1993 marcó 165 cm, contra los 173,4 cm de los porteños y los 174 de los pampeanos, en el otro extremo.

Calvo agregó: "De todos modos, la media de 170,9 cm estaba por debajo del estándar de referencia. Se calcula que los argentinos tienen un potencial de crecimiento promedio de 172,6 cm".
0No comments yet
      GIF
      New