Check the new version here

Popular channels

Resuelven misterio del polvo cósmico



El polvo cósmico o interestelar se encuentra en todo el cosmos y contiene varios de los elemento esenciales para la vida, como oxígeno, carbón y nitrógeno. También juega un papel importante en el nacimiento de las estrellas y planetas rocosos. A pesar de ser esencial para nuestra existencia, los astrónomos desconocían cómo se producía, especialmente en las enormes cantidades requeridas para formar universos enteros. Finalmente, se ha encontrado una respuesta.

Previamente se había sugerido que el polvo cósmico surgía a partir de las supernovas, como un efecto secundario de la explosión de las estrellas. Sin embargo, no parecían haber suficientes supernovas cerca de nuestra galaxia para producir todo el polvo cósmico presente en nuestro Universo.

Un equipo de investigadores liderado por la astrofísica Christa Gall, de la Universidad de Aarhus en Dinamarca, observó mediante un espectrógrafo del Telescopio de Gran Tamaño de la ESO, en Chile, la formación de polvo cósmico en la supernova SN 2010jl. Monitorearon el polvo durante un periodo de dos años y medio después del evento.

El polvo estelar apareció entre 40 y 240 días después de la explosión supernova y consistía de material expulsado por la estrella moribunda. A partir de los 868 días después del estallido, la cantidad de polvo producido había aumentado a 830 veces la masa de la Tierra. Si el ritmo de crecimiento actual continúa, en 20 años el polvo cósmico producido será equivalente a la mitad de la masa del Sol.

Los resultados de la investiación sugieren que si las supernovas que se encontraban activas en el origen de nuestra galaxia producían polvo cósmico al mismo ritmo que SN 2010jl, podrían haber sido responsables de todo el polvo interestelar que en aquel momento se encontraba en nuestro Universo.

Gall explica que los estudios previos no habían sido capaces de determinar el origen del polvo cósmico debido a que únicamente monitoreaban las supernovas durante un breve periodo de tiempo. Su investigación ha sido publicada en el diario Nature.


0
0
0
0No comments yet