Popular channels

«rey de las narices»

Bautizado por su enorme apéndice nasal, este gigante habitó Norteamérica hace 75 millones de años



Era algo así como el Cyrano de Bergerac de los dinosaurios, sin su capacidad para los poemas... Paleontólogos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte y de la Brigham Young han descubierto un enorme dinosaurio con un perfil nasal realmente distintivo que habitó lo que hoy es Utah, en Norteamérica, hace unos 75 millones de años, durante el Cretácico Tardío.

El «monstruo» se llama Rhinorex condrupus, que se podría traducir algo así como «Rey de la nariz». Era herbívoro y pariente cercano de otros hadrosaurios del Cretácico como el Parasaurolophus y el Edmontosaurus. Los hadrosaurios se identifican generalmente por crestas óseas que se extendían desde el cráneo. No es el caso del Rhinorex, que, en cambio, tenía una prominente nariz.

«El propósito de una nariz tan grande es todavía un misterio. Si este dinosaurio se parece en algo a sus parientes, entonces probablemente no tenía un super sentido del olfato; pero tal vez la nariz fue utilizada como un medio para atraer parejas, reconocer miembros de su especie, o incluso como un gran pico para aplastar plantas», explica Terry Gates, de la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

Los investigadores estiman que el Rhinorex medía unos 10 metros de largo y pesaba más de 3.800 kilos. Vivió en un ambiente de estuario pantanoso, a unos 50 kilómetros de la costa. El Rhinorex es el único fósil de hadrosaurio completo sacado del sitio Neslen, y ayuda a completar algunas lagunas sobre la segregación del hábitat durante el Cretácico superior.

«Hemos encontrado otros hadrosaurios del mismo período de tiempo, pero ubicados a unos 200 kilómetros más al sur, que se adaptan a un entorno diferente», dice Terry Gates, de la Universidad Estatal de Carolina del Norte. «Este descubrimiento nos da una visión geográfica del Cretácico, y nos ayuda a colocar especies contemporáneas en su tiempo y lugar correcto.

En los fondos de la universidad
Los investigadores encontraron el fósil almacenado en los fondos de la Brigham. En realidad, los restos fueron descubiertos en la década de los 90 en la formación Neslen de Utah, y el Rhinorex fue estudiado por sus impresiones de piel bien conservadas. Solo fue cuando se recontruyó el cráneo que los investigadores se dieron cuenta de que tenían delante una nueva especie.

«Teníamos casi todo el cráneo, lo cual fue maravilloso», dice Gates, «pero la preparación fue muy difícil. Se necesitaron dos años para desenterrar el fósil de la piedra arenisca en la que estaba incrustado: fue como excavar un cráneo de dinosaurio de la calzada de una autopista».
0
0
0
0No comments yet