1. Estilo de Vida
  2. »
  3. Ciencia

Rozados por el Apocalípsis

Hola a todos, les traigo un post informativo que menciona varias de las aproximadamente mil veces que nosotros, los seres humanos, estuvimos a punto de la extinción, ya sea por causas naturales o por errores humanos.
Me basé en un video del canal "LEMMiNO" el cual dejaré en las fuentes. La información no es de mi autoría pero me pareció interesante para compartir, ya que hasta donde recordaba esta página trataba sobre la inteligencia colectiva. Espero que les guste.




En la mañana del 12 de Agosto de 1883, el astrónomo mejicano José Bonilla estaba observando el Sol cuando muchos OVNIs comenzaron a aparecer volando a través de la estrella.



Los objetos estaban rodeados por un haz de luz y dejaban un rastro al pasar. Éste fenómeno continuo durante dos días consecutivos en los cuales Bonilla llegó a contar 447 objetos en total.

https://i.imgur.com/aOOeMv1.gif
(link para ir al .gif)

Ya que no podía explicarse el fenómeno, los objetos fueron clasificados como "aves, insectos o grandes cantidades de polvo frente al telescopio."



Pero basándose en la descripción de Bonilla del evento, junto con un mejor entendimiento de varios fenómenos astronómicos, un articulo publicado en 2011 dio la hipótesis de que los objetos en realidad eran fragmentos de un cometa que casi colisiona con la Tierra. Ya que los cometas son los únicos cuerpos espaciales rodeados de un haz de luz y que dejan un rastro el su trayecto.



Y como éste cometa observado en 2006, ahora sabemos que la fragmentación es un hecho común. Se estima que el cometa se fragmentó en mas de 3200 pedazos que variaban en tamaño desde 50 a 1000 metros en diámetro y viajaron cerca de la tierra a una distancia de no mas de unos miles de kilómetros.



Si uno de éstos fragmentos hubiera impactado con el planeta, podría haber resultado en millones de fatalidades, si todos o la mayoría hubieran impactado con la Tierra, hubiera sido un evento a nivel de extinción.



Estamos en el medio de la Taiga de Siberia, al rededor de las 7:00 AM, cuando una poderosa explosion encendería los cielos.



Un testigo visual a unos 65 kilómetros de distancia de la explosión dice que:

" El cielo se dividió en dos y el fuego apareció alto y ancho sobre el bosque.
En ese momento me dio tanto calor que no pude aguantarlo, parecía que mi remera estaba en llamas.
Quería romper mi camisa y tirarla pero luego el cielo se cerró, escuché un ruido muy fuerte, y salí volando unos metros."
Dos décadas después en 1927, la primera expedición a este lugar de explosión capturaría estas imágenes.




Unos 2000 kilómetros cuadrados de bosque, que serían 80 millones de arboles en total, habían sido completamente achatados por el evento.
La mayoría dio la conclusión de que un asteroide o un cometa, de menos de 200 metros de ancho, exploto a unos kilómetros de la tierra y produjo una bola de fuego como la representada aquí.



Si colocamos el sitio de explosión en la ciudad de Nueva York, su poder destructivo es mucho mas notorio.



"...ésto es un poco difícil de decir, el que cayó en Tunguska, el que era un poco mas grande (haciendo referencia al asteroide), si hubiera caído sobre una ciudad, digamos NYC tendríamos un evento con 7 millones de fatalidades, al menos. Cual sea la población total de NYC, estarían muertos."
- Edward Lu, Físico y ex-astronauta de la NASA.




A pesar de que las dos bombas atómicas lanzadas por EEUU en Japón marcaron el final dramático de la Segunda Guerra Mundial, también marcó el comienzo de una clase totalmente nueva de miedo. Un miedo de aniquilación por incompetencia. Los humanos somos falibles, cometemos errores. Ésto junto con la realización de que tan solo un error podría resultar en niveles apocalípticos de destrucción, que hasta el momento solo podía ocurrir de manera natural, justifica el miedo que hasta hoy en día existe.



En los primeros dias de Octubre de 1960 empezó a funcionar un nuevo sistema de advertencias en Groenlandia.



En el caso de que la Union Sovieta lanzara un ataque hacia EEUU, una advertencia nivel 5 sería enviada al centro de comando en Colorado.
El quinto dia de Octubre, el número de advertencia cambió de 0 a 1. Lo cual indicó que se detectó un objeto inminente no identificado de bajo riesgo. Fue un poco extraño pero no una razón para alarmarse inmediatamente. Pero luego el numero aumento hasta 3, luego 4 y finalmente 5, indicando que misiles de largo alcance llegarían a los Estados Unidos en menos de 20 minutos.



La alerta subió por la cadena de comando y se generó pánico. Éste pánico se redujo rápidamente ya que los estadounidenses se dieron cuenta de que Nikita Krushchev, el líder de la Unión Soviética en el momento, estaba actualmente en EEUU.



No es donde se esperaría que estuviera en el caso de un ataque nuclear. Pasaron 20 minutos y afortunadamente el valor de las tapas de botella seguía igual (El que entendió la referencia es un capo).
Una investigación reveló que la base en Groenlandia había confundido a la LUNA por un inminente ataque Soviético.




En las primeras horas del 25 de Enero, un bombardero B-52 de EEUU que llevaba a bordo dos bombas de hidrógeno se estrelló en un campo vació en el Estado de Carolina del Norte.




Los oficiales enviaron rápidamente un reporte que diciendo que no había razón para alarmarse y que no había ningún peligro de una explosión nuclear o de radiación.
Sin embargo, documentos de clasificados que fueron revelados en 2013 revelan que una de las dos bombas estuvo extremadamente cerca a una explosión total.




Tres de los cuatro seguros se activaron por error al impactar con el suelo y solo la pequeña separación de dos cables era lo único que se interponía de la explosión nuclear.
Si esta bomba de 3.8Mt hubiera detonado, y si el viento hubiera tenido buenas condiciones, la ola de radiación hubiera alcanzado a Washington D.C, a Philadelphia e incluso a Nueva York.






En el comienzo de la década del 60, las tensiones entre EEUU y la Unión Sovietica llegaron al punto de tensión y culminaron en una situación conocida como la Crisis de los Misiles de Cuba. Tal vez es el momento mas cercano que estuvimos de cometer Omnicidio (es la muerte de todo, de toda vida: el fin de la biosfera y la extinción de la humanidad. Generalmente asociado con el uso de las armas nucleares y la contaminación radioactiva).

La versión corta es que los Estados Unidos instalaron misiles nucleares cerca de la Unión Soviética, específicamente en Turquía.




Entonces como respuesta la Unión Soviética instaló misiles nucleares cerca de EEUU, específicamente en Cuba.



En sí esta situación estuvo muy cerca del desastre varias veces, pero un evento específico se destaca. Luego de que EEUU bloqueara a la Unión Soviética de que enviara mas misiles a Cuba, se detectó un submarino Soviético cerca de las costas Cubanas.
En un intento de forzar al submarino a que se dirija a la superficie, muchos destructores de la Marina de EEUU soltaron explosivos de baja intensidad, dándole señal al submarino de que subiera.




Sin embargo, el capitán del submarino malinterpretó esto como un ataque, y ordeno a sus hombres que le dispararan a uno de los destructores estadounidenses con un torpedo armado con explosivos nucleares. Por suerte, uno de los dos oficiales a bordo no estaba de acuerdo y logró convencer a su capitán de que subiera y esperara órdenes de Moscú. Eso fue exactamente lo que hicieron y por ese motivo el Apocalípsis no pudo ser.





El 23 de Mayo de 1967 todos los sistemas de alerta temprana de EEUU dejaron de funcionar. De hecho, todos los tipos de comunicación y tecnología militar dejaron de funcionar simultáneamente, lo cual fue interpretado como un bloqueo intencional de los Soviéticos. Inmediatamente se desplegaron aviones bombarderos y se prepararon para enviar un ataque.
Pero por suerte, hace simplemente unos años, una rama militar de los EEUU había empezado a observar actividad solar y sus efectos en la tierra.




Y justo en este día en 1967, el sol había enviado una poderosa tormenta solar que había golpeado al planeta y derribó las defensas militares y otros instrumentos. Si un proyecto sin ninguna relación, como este mismo, que se basaba en estudiar el sol, hubiera sido demorado por sólo un par de años, nadie podría haber explicado este fenómeno en toda la nación a tiempo de prevenir la Tercera Guerra Mundial.



En el mediado de la década del 80, escuadrones de aviones estadounidenses viajaban directamente hacia el espacio aéreo Soviético, de esta manera activando sus sistemas de alarma temprana, simplemente para dar la vuelta y volver en el ultimo minuto.
Ésta era una forma de guerra psicológica que mantenía a los Soviéticos en el borde del ataque.
En las primeras horas del 26 de Septiembre, 1983, el centro de comando en las afueras de Moscú fue despertado por el sonido de una alarma.




Un misil balístico transcontinental acababa de ser lanzado por los Estados Unidos y estaba en camino a la Union Soviética. En el evento de un ataque nuclear por los estadounidenses era procedimiento estándar el contraataque. Era solo la decisión del hombre a cargo, Stanislav Petrov, de contactar a sus superiores e informarles que un ataque nuclear era inminente.



Unos minutos pasaron y otros 4 misiles fueron detectados. De todos modos, Petrov decidió guiarse por su instinto, y no hizo nada. Pensó que si EEUU iba a atacar, era muy probable que enviara cientos de misiles, so algunos. Sospechaba que era una falsa alarma, y a pesar de no tener nada para confirmar sus sospechas, solo podía esperar por lo mejor.
Afortunadamente Petrov estaba en lo correcto, dado el hecho de que ahora mismo estás respirando, y una siguiente investigación reveló que la luz del sol, reflectándose en las nubes de gran altitud, era el responsable de la anomalía.






El 31 de Marzo de 1989, dos astrónomos estadounidenses descubrieron que una semana atrás, el 22 de Marzo, un asteroide de 300 metros de ancho habia pasado bastante cerca de la Tierra. No habia llegado a presentar ningun riesgo de impacto e incluso estaba mas lejos que la luna, pero vale mencionarlo, ya que pasó a traves de la misma posicion que la Tierra había ocupado hacia apenas 6 horas. Que es, dentro y fuera del cosmos, algo extremadamente cerca.




Un impacto de un asteroide de este tamaño destruiría casi todo en un radio de entre 60 a 75 kilómetros. Si colocamos el impacto en la ciudad de Tokyo, una de las mas grandes del planeta, parece que podría haber sido un mal día.



Algunos de nosotros recordamos que hace varios años, en 2012, muchas personas estaban debatiendo si el mundo iba a terminar. La Tierra sigue girando, y seguimos vivos, pero de todos modos apenas logramos escapar un evento catastrófico en Julio de ese mismo año.
El 23 de Julio el sol expulsó algo conocido como CME, que es una tormenta solar, lo cual es un desprendimiento de grandes cantidades de plasma magnetizado y si choca con la Tierra puede causar daños muy serios a todos los aparatos electrónicos.



Este fue uno de los CME mas poderosos en toda la historia. Y atravesó directamente la órbita de la Tierra. Por suerte, nuestro planeta estaba en el otro lado al ocurrir esa erupción, pero debido a la rotación del Sol, si hubiera ocurrido simplemente 9 días antes, hubiéramos sido consumidos por esa tormenta. Si eso hubiera pasado, y HAY una posibilidad de 12% de que eso pase en los próximos 10 años, nos podría haber tomado hasta una década recuperarnos.



Se vuelve difícil incluso exagerar las ramificaciones de un CME de esta escala. Los cortes de luz al rededor del mundo demorarían semanas, meses o incluso años de resolver. Muchos satélites tendrían que ser reemplazados. Todos los tipos de equipos electrónicos dejarían de funcionar de un día para el otro. Los sistemas tecnológicos críticos como los médicos, de transporte, financieros, militares, de seguridad nacional, etc, todos se verían comprometidos o incluso destruidos. La sociedad se detendría, y seria inundada por la oscuridad por incluso 10 años.



Dado lo dependiente que nos hemos convertido a la energía, tecnología y a la Internet, es difícil imaginarse otra cosa que no sea pánico y caos global. No hubiera sido el fin del mundo, pero sin duda se hubiera sentido como tal.

Elementos de clasificados revelan que la fuerza militar de EEUU ha tenido mas de mil eventos en los que por poco no detonan bombas nucleares desde la década del 50. Mas de mil veces en que la devastación del mundo fue apenas evitada. Y quien sabe cuantos casi accidentes ha tenido la fuerza militar Rusa, o cualquiera de las otras fuerzas nucleares del mundo. Teniendo en cuenta esto y el poder destructivo de los eventos naturales, de verdad parece un milagro que llegamos tan lejos.

+16
4
0
4Comentarios