Canales populares

Sos extrovertido? Entra!



Sos extrovertido? ...


Extrovertido

Un extrovertido proyecta energía hacia el exterior dirigida a las personas y cosas, y debido a esto son considerados sociables. Les gusta mucho la variedad y la acción y necesitan mucha estimulación. Los extrovertidos suelen ser más comprensibles y accesibles debido a que es más probable que estén relajados y confiados. Por lo general las personas extrovertidas tienen muchos amigos y relaciones sociales y disfrutan de las reuniones. Profesionalmente, los extrovertidos son más asertivos, prefieren trabajar con otras personas y pueden ser buenos como vendedores o administradores.



La mayoría de la gente piensa que una persona es extravertida cuando tiene un carácter amigable y llevadero. Si bien este concepto puede ser cierto, no es el verdadero significado de extroversión. En principio, la persona extrovertida se llena de energía al estar rodeada de otros. Es lo opuesto a lo que sucede con el introvertido que se llena de energía en soledad.



Los extrovertidos tienden a desaparecer cuando están solos y se aburren rápidamente sin gente alrededor. Si tienen oportunidad, prefieren conversar con alguien antes que sentarse solos a pensar. En realidad, los extrovertidos tienden a pensar a medida que hablan, al contrario de lo que pasa con los introvertidos que prefieren pensar antes de hablar. Los extrovertidos a menudo piensan mejor mientras hablan. Los conceptos no se sienten reales a menos que los verbalicen, ya que la reflexión interna no es suficiente.




Los extrovertidos disfrutan de las situaciones de interacción social y las buscan, porque les encanta estar con gente. Gracias a su habilidad para mantener conversaciones intrascendentes parecen tener más capacidad social que los introvertidos (aunque los introvertidos no presentan dificultad alguna cuando hablan con desconocidos siempre y cuando puedan hablar sobre conceptos o ideas).



El comportamiento del extrovertido parecería ser el estándar de la sociedad de los Estados Unidos y, por ello, cualquier otro comportamiento se califica y compara en relación con la forma de ser de la persona extrovertida. Sin embargo, dicho comportamiento, el del extrovertido, no es más que una manifestación de su forma de interactuar con el mundo. A los extrovertidos le interesa y les importa el mundo externo.



Las grandes ventajas de ser extrovertido

A ver, pensemos, ¿qué beneficios obtiene un extrovertido con su forma de ser?

- El disfrute del contacto social. Como hemos dicho, no le cansa. Un extrovertido se lo pasa en grande, ya sea hablando de asuntos serios o de trivialidades. Además, conocer gente nueva le revitaliza y, ¡ojo!, eso también le da experiencia.

- Sabe cómo tratar a gente muy distinta. Gana en confianza. El gusto por la interacción le da soltura y, por supuesto, una gran ventaja a la hora de encarar situaciones sociales que a un introvertido le costarían más (si le falta exposición). Ejemplos: acercarse a hablar con una chica o, quizás, dar una conferencia.

- Se le abren puertas; más oportunidades, porque tiene más contactos y más ganas y habilidad para hacer más aún, que le faciliten, por ejemplo, encontrar un buen trabajo o un ligue de fin de semana.

- Alivia tensiones. Al extrovertido le gusta hablar de sus problemas y preocupaciones. No se entretiene tanto en rumiarlos (como el introvertido). Así, se deshace de cargas internas, con el bienestar que eso supone.

A todo eso hay que añadirle que el extrovertido está mejor valorado socialmente que el introvertido. Al menos, en nuestra cultura.

Solemos ver a la persona extrovertida más interesante, más divertida, más optimista. Y también nos cuesta poco vincularla al éxito, al liderazgo.

¿El introvertido? Pues, en general, no tiene tan buena imagen. Se ve más cerrado, más solitario, taciturno, pesimista y hay quien no separa esta forma de ser de la timidez, cuando ésa no tiene porqué ser necesariamente una característica del introvertido.

Quizás ése sea el problema: Que en una sociedad donde se aplaude la extroversión no se conoce bien al introvertido ni se perciben las ventajas que tiene serlo.



¿Y qué cosas debería saber un introvertido sobre su amigo extrovertido?


Que el extrovertido no entiende lo que es la introversión a menos que tú o alguien le explique lo que es. (Lógico, ¿no?)

Que el extrovertido que trata de animarte o sacarte de tu escondrijo, no pretende molestarte. Tiene buena intención.

Que el extrovertido habla más, mucho más; lo cual puede abrumarte. Pero, entre esa enorme cantidad de palabras, a menudo también hay un montón de cosas buenas, que vale la pena escuchar.

Que el extrovertido puede enseñarte mucho sobre cómo entablar conversaciones y otras habilidades sociales muy útiles.

Que el extrovertido no está dentro de tu cabecita para saber lo que piensas o cómo te sientes. Tendrás que decírselo con palabras.

Que cuando un extrovertido te lleva a una fiesta (u otro acto social) es tu lanzadera, simplemente. Te las tienes que arreglar por tu cuenta cuando estés allí.

Que un extrovertido no es igual a otro. Como pasa con los introvertidos, cada uno tiene su estilo.




Características

Buscan a las personas y se ven estimulados por ellas; sus baterías se “cargan” a través de las otras personas

Hablan primero, piensan después

Expresan sus pensamientos

Son entusiastas

Son transparentes, fáciles de entender; como un abrigo de piel con el pelo por fuera

Comparten libremente los asuntos personales con amigos y extraños

Prefieren conversar a escribir

Atienden a la extensión



Conclusiones

La felicidad personal no depende de que uno sea más abierto o más selectivo socialmente, porque lo que le hace feliz a cada persona es distinto.

Depende más de que la persona se acepte a sí misma, valore lo que tiene y sepa lo que quiere.








0No hay comentarios