Check the new version here

Popular channels

Terribles Experimentos en Niños captados en Videos





Terrible Experimentos en Niños Captados en Videos


































Experimentoséticamente incorrectos en niños
La imagen clásica que tenemos de unpsicólogo es la de un señor con bigote o barba, un tanto excéntrico, que hablaa sus pacientes desde un cómodo sillón, mientras fuma una pipa. 








Su consultatiene muebles antiguos, muchos libros y, quizás, algún que otro cráneo; pero noes el único lugar donde trabaja. Pero algunos psicólogos van más allá detrabajar en un consultorio, algunos elijen el camino de realizar extrañosexperimentos sociales en personas. Pero los tiempos cambian, y muchosexperimentos que se hacían tiempo atrás hoy serian éticamente incorrectos. 








Hoyen día todos los colegios y asociaciones de psicólogos cuentan con su propiocódigo ético que prohíbe expresamente, tal como recoge el Código deontológicodel Consejo General de la Psicología de España, que las investigacionespsicológicas produzcan en la persona  “daños permanentes, irreversibles oinnecesarios para la evitación de otros mayores”.







 Hoy veremos algunos experimentossociales que si se realizaran el día de hoy, serian criticados enormementedebido a los modernos estándares éticos. 



 
El experimento del Pequeño Albert  (1920)







En 1920 el psicólogo dela Universidad Johns Hopkins John B. Watson tratóde demostrar empíricamente que el condicionamiento clásico –más conocido comoel condicionamiento Pávlov, pues fue demostrado por primera vez en unanimal de manos del fisiólogo ruso Iván Pávlov– también funcionaba en humanos. 








Al igualque Pávlov logró que su perro salivara al oír una campana, pues asociaba elsonido de ésta con la llegada de la comida, Watson trató de que un niño asociara lasratas con el golpe de un martillo sobre una lámina metálica, sinpensar en el trauma que podía crearle. 








El pequeño Albert, que así se llamaba el niño, tenía tan sólo 11 meses y tresdías cuando se inició el experimento. Tras comprobar que el bebé no teníaningún miedo natural a las ratas, pero sí a los sonidos estridentes, empezarona dejarle sólo en compañía del roedor mientras sonaban los martillazos. 








Despuésde varios ensayos, la sola presencia de la rataprovocaba auténtico pavor en el niño, que desarrolló fobias,también, a los perros, la lana o las barbas, cuya textura asociaba al pelode la rata. 








La intención de Watson era proseguir el experimento para hallar laforma de eliminar en el pequeño Albert el miedo condicionado –aunque no teníani idea de cómo iba a lograrlo– pero la madre del niño, asustada ante lo quehabían hecho, se negó a volver a dejar al niño en manos del psicólogo. 








Albert murió a los seis años,víctima de una enfermedad que nada tenía que ver con el experimento, y nunca sabremos si sus fobiashabrían perdurado hasta la edad adulta.





 

El estudio Monstruo (1939)







Elpsicólogo de la Universidad de Iowa Wendell Johnson, trató de averiguar las razones por lasque los niños tartamudeaban experimentando con un grupo de huérfanos. El psicólogo seleccionó a 10niños tartamudos y otros 12 que hablaban perfectamente y los mezcló en dosgrupos. 










Uno delos grupos recibió un refuerzo positivo, se les decía a los niños que iban asuperar la tartamudez, que no debían sentirse mal, que era normal, y el otrorecibió un castigo, independientemente de que los niños fueran o no tartamudos,se les decía que era una vergüenza, que debían detener su comportamientoinmediatamente, que no debían hablar si no lo hacían correctamente. 







Muchos de los niños participantes en elestudio siguieron arrastrando secuelas hasta la edad adulta como Mary Tudor, una estudiante de Johnson, fue la encargada de llevar a caboel experimento, y recogió en sus notas que, pasadas cinco sesiones, los resultados eran evidentes:muchos de los niños del grupo "castigado" que hablaban bienantes ahora se negaban a hacerlo y mostraban dificultades, mientras que losniños del grupo de refuerzo positivo mejoraron notablemente. 










Los compañeros de Johnson fueron tremendamente críticos con suexperimento, al que bautizaron como “Estudio Monstruo” y leconvencieron para que lo interrumpiera y lo ocultara. 










Tras finalizar elexperimento, Tudor siguió visitando el orfanato para atender a los niños a losque había vuelto tartamudos, pero muchos siguieron arrastrando secuelas hastala edad adulta.










 En 2001, después de que el diario MercuryNews publicara unartículo que denunciaba los traumas psicológicos que todavía sufrían losparticipantes en el experimento, la Universidad de Iowa pidió perdónpúblicamente y le cambió el nombre a su clínica de logopedia y foniatría,bautizada en honor a Johnson. 










En agosto de 2007 seis de los huérfanos participantes en el experimento fueron indemnizadospor el estado de Iowa con 925.000 dólares, debido a los daños emocionalesprovocados.














 















El experimentode Robber´s Cave (1954)







Muzafer Sherif, uno de los fundadores de la psicología social, ideó esteexperimento junto a su mujer, Carolyn Sherif, para estudiar el origen de los prejuiciosen los grupos sociales. 










El estudio se desarrolló en un campamento de los boy scout, en el queparticiparon 22 adolescentes varones de 11 años de edad. Los jóvenes fuerondivididos en dos grupos desde el inicio mismo del campamento.









En cuanto la cooperación se hizonecesaria las hostilidades cesaron y los grupos se entrelazaron hasta lapráctica fusión. 










Durante una primera fase se consolidó laformación de los grupos, que ni siquiera sabían de la existencia de otrosniños, y se consolidaron espontáneamente jerarquías sociales internas. 










Losniños pusieron nombre a cada uno de ellos: The Rattlers TheEagles. Tras esto, los investigadores –camuflados comomonitores del campamento– empezaron a crear fricciones entre los grupos, a basede competencias deportivas. 









La hostilidad entre los grupos sehizo aparente enseguida y,de hecho, la segunda fase del experimento tuvo que zanjarse antes de loprevisto por problemas de seguridad. 










En la tercera fase Sherif introdujo tareasque requerían la cooperación de ambos grupos: desafíos que necesitaban resolverambas partes, como un problema de escasez de agua o un camión atascado en elcampamento. 










En cuanto la cooperación se hizo necesaria las hostilidades cesarony los grupos se entrelazaron hasta tal punto que los niños insistieron envolver a casa en el mismo autobús. 










El estudio es uno de los más citados de lahistoria de la psicología social y fue un auténtico éxito, pero hoy en díajamás se aprobaría su realización: los niños no fueron informados de suparticipación en el experimento y fueron engañados del principio al fin del mismo.
 










Estosexperimentos dieron resultados muy relevantes para comprender más la psicologíade los humanos, pero lamentablemente sus métodos podrían haber dejado secuelasen los niños que participaron en ellas.












 Ya que antes mucho no se dabaimportancia a los traumas que dejaban estos experimentos. 














Otros Videos






 

Transplante De Cabeza Humana REAL
  



 
La Niña Que No Envejecia 

 Aterradora Historia Real de La Huerfana

  



    




 

Videos todos los dias

Suscribite Lince Que en unos dias saco un sorteo interesante, unas elementos y juegos de ciencia



 
0
0
0
12
0No comments yet
      GIF
      New