Check the new version here

Popular channels

Tesla vs Edison , Quien fue el mejor?







Nikola Tesla



De origen serbio, Nikola Tesla nació el 10 de julio del año 1856 en el pueblo de Smiljan, hoy Croacia, pero que para entonces era parte del imperio Austro-Húngaro. Falleció el 7 de enero del año 1943 en la ciudad de Nueva York, EEUU, a sus 87 años de edad, dejando el más grande e importante legado en el desarrollo de la electricidad, el electromagnetismo y la ingeniería moderna. Aunque como sucedió con muchos de los más grandes genios de la historia, terminó prácticamente olvidado y casi en la pobreza...

Después de estudiar en Austria y en la República Checa, en 1881 tuvo su primer trabajo en electricidad como ingeniero eléctrico para una empresa en Hungría, en donde comenzó a plantearse los primeros criterios para solucionar los problemas en cuanto al campo magnético rotativo. Al año siguiente se mudó a Francia y comenzó a trabajar para una de las sucursales de la empresa de Edison, donde inventó el motor de inducción y numerosos dispositivos cuyo funcionamiento se basaba en el uso del campo magnético rotativo.

En el año 1883 se muda a EEUU para trabajar con el propio Edison, pasando de ser un empleado de una sucursal francesa de la compañía a ser prácticamente la mano derecha de su jefe. Trabajando para Edison, Tesla dedicó varios años de su vida al desarrollo de los dinamos de la línea de su jefe y desde entonces comenzaron sus discrepancias en cuanto a la corriente continua que, por el dinero que le dejaba, quería utilizar Edison y la corriente alterna de Tesla.




5 Curiosidades de Nikola Tesla:



1. Muchos de sus inventos están aún clasificados

Tesla murió en 1943, durante la Segunda Guerra Mundial. La Oficina de Propiedades Extranjeras de los Estados Unidos tomó todas sus pertenencias. Si bien algunas cosas les fueron entregadas a sus familiares en 1950 hay muchos de sus documentos que, al día de hoy, siguen estando clasificados por el Gobierno de los Estados Unidos.


2. Dormía muy poco y tenía desorden obsesivo compulsivo

Al parecer, Tesla dormía únicamente dos horas por día. Además coleccionaba joyería y objetos circulares. No tocaba el cabello y estaba obsesionado con el número tres, además de que pulía y limpiaba minuciosamente cualquier implemento para usarlo en la comida usando 18 servilletas. Un claro ejemplo de OCD o trastorno obsesivo compulsivo.


3. Tesla murió en la miseria


Si bien Tesla era amigo de gente de renombre como Mark Twain o Sarah Bernhardt, tuvo muchas dificultades financieras. Tanto Thomas Alva Edison y George Westinghouse tuvieron un mayor éxito financiero, apoyados, sobre todo, en muchos de los descubrimientos del científico croata.




4. Tesla era un medioambientalista

La manera en la que Tesla buscaba producir energía eléctrica de manera natural era obteniéndola del cielo o de la tierra. La forma en que consiguió la electricidad no requería de combustibles fósiles; además, buscaba distribuirla de manera gratuita.


5. Habrá un Museo Tesla gracias a los admiradores del científico

Wardenclyffe, el pequeño laboratorio de Tesla, fue comprado por el Centro Científico Tesla gracias a los $1.37 millones de dólares que se recaudaron a través del portal web de Indiegogo. La campaña fue lanzada por Matthew Inman, creador del popular comic online The Oatmeal y recibió el apoyo de varios admiradores del trabajo de Tesla.






Thomas Edison





Thomas Alva Edison nació el 11 de febrero de 1847, en la ciudad norteamericana de Milan, Ohio. Fue un inventor realmente sorprendente que patentó más de mil inventos en su vida y que aún hoy es ampliamente considerado como el inventor más importante de los Estados Unidos de América. Entre tantos de sus inventos, podemos señalar el fonógrafo, el altavoz de transmisión telefónica, la bombilla de luz y muchos de los conceptos básicos para comprender los aparatos de imágenes en movimiento que hoy conocemos, como algunos de los más importantes de Edison.


El inventor no tardó en consolidarse como uno de los más prolíficos e importantes de la historia.
Para el año 1884, Edison ya se consideraba como “el padre de las lámparas incandescentes” y tenía cientos de inventos en producción, muchos de los cuales estaban directamente relacionados con el funcionamiento de esas lámparas y que funcionaban gracias a la corriente continua, que obviamente estaba patentada por Edison. Todo esto le trajo mucho, pero mucho dinero.

De esta manera, Edison se convirtió en un empresario de renombre y, como atraídos por el fétido aroma del dinero, los inversores tampoco tardaron en aparecer... Es que justamente, para entonces ya todos sabían que más que un inventor de grandes ideas, Edison era un empresario con grandes ambiciones. El sabía muy bien que para lograr grandes inventos que le dejasen mucho dinero, no necesitaba ser un genio ni perder el tiempo estudiando física, matemáticas o electrónica, sino conseguir a los cerebros que sí estuviesen dispuestos a hacerlo y que además, también estuviesen dispuestos a entregarle el crédito, es decir, las patentes.




5 inventos de Thomas Edison que no conocías




5. La máquina de tatuajes moderna


En el año 1876, Thomas Edison desarrolló un dispositivo mecánico para hacer stencils y facilitar el trabajo de los oficinistas que más tarde convirtió en la primera máquina de tatuajes. El aparato constaba de una especie de lapicera mecánica, una máquina electromagnética rotatoria que funcionaba conectada a una batería. El mismo era capaz de realizar stencils y perforar cartas, folletos y además podía hacer pequeñas perforaciones en papel y depositar un sello con tinta. Pero Edison no tardó en darse cuenta de que esto podría también hacerse en la piel, aunque no lo patentó hasta el año siguiente; resulta curioso saber que para probarlo Edison se tatuó con su invento. En 1877, agregó dos bobinas que funcionaban bajo los principios electromagnéticos y que tenía dichas bobinas fijas en forma transversal al conjunto del tubo. Este nuevo formato hacía más útil y más flexible la lapicera, siendo ésta la primera máquina de tatuajes moderna, que básicamente es igual a las que existen hoy.



4. Automóvil eléctrico




Quizás creías que el automóvil eléctrico es un invento de nuestros tiempos, sin embargo, no es tan así. Thomas Edison ya había pensado en un automóvil capaz de funcionar sólo con energía eléctrica ya en el año 1899 y el mismo año comenzó a trabajar en un acumulador alcalino capaz de llevar a cabo la idea. El objetivo de Edison era crear una batería capaz de correr 100 km. sin tener que recargar energía, pero más tarde, unos 10 años después, terminó abandonando aquel proyecto, ya que la abundancia de gasolina convirtió el automóvil eléctrico en un punto bastante discutible.

3. Muebles de hormigón



¿Tienes idea de cuántas parejas se llenan de deudas comprando lujosos muebles que se terminan arruinando unos años más tarde? Pues Edison sí la tenía y por eso, se le ocurrió inventar muebles para el hogar hechos de hormigón, los cuales tendrían una duración de más del doble de tiempo y costarían menos de la mitad. Con concreto y aire impregnado de espuma, Edison ideó una línea de muebles para todo el hogar que no costaban más de USD 200.

2. Juguetes parlantes



Edison inventó los fonógrafos para muñecos y juguetes en el año 1890. Luego de haber patentado su fonógrafo, él comenzó a buscarle los más diversos usos y en sus escritos del año 1877, ya habla de la construcción de éstos aparatos en diferentes tamaños, incluyendo en miniaturas. No fue hasta 1890 que patentó su mini fonógrafo, el cual colocó dentro de juguetes como muñecas parlantes. El invento no tardó en volverse sumamente popular: mensajes, canciones, melodías y toda clase de cosas se grababan en los juguetes y se vendían a unos USD 10 en todas partes. De todas maneras, los juguetes de Edison necesitaron de numerosas revisiones, ya que con un poco de uso, los mecanismos se deterioraban rápidamente y los chirridos siniestros y agudamente tétricos de las muñecas aterraba a los niños, dejando padres enfurecidos por doquier.

1. El teléfono de los muertos




Intentando llevar las ideas del teléfono y el telégrafo más allá (literalmente), en el año 1920, cuando Edison ya se había convertido en un héroe nacional, anunció públicamente que estaba trabajando en un nuevo y complejísimo invento que revolucionaría nuestra existencia: un teléfono que permitiría hablar con los muertos. Acaba la Primera Guerra Mundial y la gente estaba realmente desesperada, en pleno desarrollo del llamado “espiritismo”, las personas querían volver a ver o al menos comunicarse con los seres queridos que habían perdido. Aunque Edison afirmaba que no tenía la menor idea de toda esta cuestión y se reconocía como un agnóstico, habló muchas veces acerca de una máquina que él mismo había inventado y que era capaz de medir las “unidades de vida que se dispersan en el universo tras la muerte”. Lo cierto es que la máquina nunca se presentó y suele creerse que no se trataba más que de una broma de Edison, aunque los más supersticiosos afirman que antes de morir, Edison dejó escondidos los escritos que explicaban cómo construirlo y años después, el “teléfono espiritual” fue creado. Edison aún no ha llamado...



AC/DC: “La guerra de las corrientes”

Cuando Tesla se fue de la empresa de Edison creó la Tesla Electric Company, patentando numerosas y flamantes invenciones como los generadores de corriente alterna (CA o AC del inglés alternating current), más eficaces, económicos y útiles que los de corriente continua (CC o DC del inglés direct current) de Edison, ahora su archienemigo. Así comenzó la guerra de las corrientes entre Tesla y Edison, y mientras Edison buscaba electrificar todo el territorio con CC, Tesla se esmeraba en evitarlo planteando que para llevar al energía eléctrica a cada rincón del país, ciertamente, la CA era la mejor opción.

No hay que confundirse, Edison estaba muy lejos de ser un tonto y sabía muy bien que Tesla estaba en lo cierto, el problema era que si Edison le daba la razón, perdería la oportunidad de ganar inimaginables sumas de dinero, ya que las herramientas, dispositivos y tecnologías necesarias para el uso de la CC de su propuesta (cuyas patentes tenía Edison) también era mucho más costosa que la de Tesla y por supuesto, le dejaba todo el dinero a don Thomas. Básicamente, con sus innovadoras ideas, el serbio de Tesla convertía el sueño americano de Edison en terribles pesadillas...

Pero tratándose de tanto dinero, no faltaron los socios, los inversores y los grandes capitalistas acercando sus porcinos hocicos, lo cual sigue siendo totalmente lógico y entendible, ¿no? Pues el banquero J.P. Morgan se convirtió en el socio fundamental de Edison y George Westinghouse Jr, inventor y magnate norteamericano, el de Tesla. El gran traspié en la batalla lo tuvo el pobre de Tesla que, en un momento muy poco ilustre, cedió todas sus patentes a su socio Westinghouse.

Con el paso de los años, la CA de Tesla comenzó a ganar la batalla por la electrificación de Estados Unidos y entonces J.P. Morgan dejó de apoyar a Edison y su sistema de CC, haciéndolo a un lado de la compañía (la cual cambió su nombre a General Electric). Pero como en toda guerra, sólo los más fuertes y despiadados quedan, y los inversores J.P. Morgan y George Westinghouse fueron lo suficientemente despiadados como para llegar a un acuerdo que los beneficiara sólo a ellos dos, dejando totalmente de lado tanto a Edison como a Tesla.

Tesla debió ser el ganador de esta batalla y en términos de utilidad, ingenio e innovación: así fue. Pero Tesla pasó al olvido y hoy es Edison a quien se lo recuerda como el “padre de la electricidad”. Lo peor es que Edison ya era un hombre rico por el resto de sus patentes, pero Tesla había cedido todos su derechos de patentes y terminó en el olvido, con el dinero necesario para sobrevivir el día a día...




+2
0
0
4
0No comments yet