1. Estilo de Vida
  2. »
  3. Ciencia

Top 5 Filósofos argentinos

5- Alberto Buela Lamas

Alberto Buela nació en Buenos Aires en 1946. Es un filósofo argentino que ha trabajado sobre tres temas específicos: metapolítica, teoría del disenso y teoría de la virtud.
Se destaca como el fundador de la metapolítica en América. Sus trabajos al respecto son múltiples y variados: Qué es metapolítica; Metapolítica y tradicionalismo; El katechon como idea metapolítica, Algo más sobre metapolítica, Metapolítica de lo social; Suramérica como katechon metapolítico; Visión metapolítica de la elección del Papa, etc.
Ha publicado más de 200 artículos académicos en el extranjero y una veintena de libros, tanto sobre filosofía clásica y contemporánea, como sobre política, geopolítica y metapolítica. Su pensamiento se apoya en autores clásicos como Platón y Aristóteles y en autores contemporáneos europeos como Scheler, Heidegger y Bollnow, y en americanos como McIntayre, Wagner de Reyna, Nimio de Anquín y Saúl Taborda, entre otros. Como propulsor en América del estudio de la metapolítica, en tanto interdisciplina que estudia las grandes categorías que condicionan la acción política, ha propuesto la teoría del disenso, a contrario sensu de la Escuela de Frankfurt, como la más apropiada para crear teoría crítica.

4- Coriolano Alberini


Coriolano Alberini (n. Milán, Italia; 27 de noviembre de 1886 - f. Buenos Aires; 18 de octubre de 1960), fue un filósofo que realizó labor docente en la Universidad de Buenos Aires y la Universidad de La Plata durante la Reforma Universitaria. Introdujo autores europeos alternativos al positivismo predominante en el entorno académico argentino y acompañó la acción transformadora que realizaba la reforma del 1918 sobre el aspecto institucional de la Universidad.

Pensamiento:

Propugna como método filosófico la intuición racional. Esta intuición es activa o productiva, como la del idealismo alemán, distanciándose de la intuición pasiva de Bergson, que quiere ser inmune de todo apriorismo. Admite la crítica bergsoniana a la razón, en cuanto razón formal, pero no en cuanto tiende a disolver la conciencia racional.

• La filosofía más plausible en el estado actual de la cultura es el idealismo racional: idealismo, porque la conciencia solo puede afirmar la realidad como hecho psíquico; y racional, porque la actividad de la conciencia es relacionante, es decir, pensamiento.

• Hace culminar su idealismo en una doctrina de la personalidad, entendida como individualidad autoconciente y eficiente, implica la posibilidad de que ciertos actos tengan raíz en la personalidad, es decir, sean libres.

• La filosofía está limitada por la persona del filósofo y sus preferencias; y por el fondo axiológico nacional al que pertenece el filósofo, que determina el motivo de su reflexión. Esta se debe elevar a la objetividad de lo universal para ser considerada filosofía.

• Alberini ve en Bergson “el conductor de la ofensiva última y triunfal contra el positivismo”, pero lo asimila críticamente. Acepta las conclusiones del filósofo francés sobre la ciencia: espacializa el tiempo, y tiene raíz intuitiva no obstante su estructura conceptual. También está de acuerdo con aceptar que la intuición es experiencia integral y objetiva, y que la realidad por excelencia debe buscarse en la conciencia. De cualquier modo, indica que la intuición de la realidad externa no está probada en Bergson, y que la intuición de la conciencia, a diferencia de lo que piensa el francés, también está refractada en el espacio, por lo tanto no es pura. La parte más importante de la crítica de Alberini a Bergson está orientada a mostrar que su reflexión tiende a disolver la personalidad y la libertad: el “Elan” es una fuerza fatalmente creadora, fundamento de un pensamiento panteista, que atenta contra la individualidad de la persona.

• La psiquis es la forma subjetiva de la vida, el espíritu es esencialmente subjetivo. No se puede admitir la existencia en sí de la cultura o el espíritu objetivo, este es la actividad de los hombres en comunidad, es una cosa más que un “espíritu”. Sin embargo admite que el individuo se forma anímicamente por el paisaje y la tradición: no existe individuo sin nacionalidad. La nacionalidad está esencialmente constituida por su fondo axiológico.

• La personalidad humana es el resorte del proceso histórico, La elección del rumbo depende de las metas axiológicas que se anhela desde dentro de la historia. Los actos humanos están sometidos al mundo orgánico, al reino biológico, antropológico, al reino de la psicología inconsciente, y al elemento espiritual, todos estos son pensados como factores teléticos.

• Alberini también se dedicó al estudio del pensamiento argentino y su historia, que clasificó en pre-independiente e independiente, y este último en iluminista, romántico, positivista y la reacción antipositivista, de tendencias idealistas, y posteriormente fenomenológicas y existencialistas.


3- Silvio Maresca


Es el especialista mas renombrado en Nietzsche en Argentina. Su pensamiento se centra en definir qué es el progresismo, y cómo superar la subjetividad moderna.
Fue director de la Biblioteca Nacional y actualmente ejerce la docencia. Es tremendamente critico con la sociedad actual a la que él denomina "tardo-moderna" o "ultra-moderna" caracterizandola como infantil y psicótica, porque ha caído en un mero subjetivismo relativista, lo que la lleva a prescindir de la realidad en la construcción de sus ideas.

2- Mario Bunge


Mario Augusto Bunge (Florida Oeste, Buenos Aires, Argentina, 21 de septiembre de 1919) es un físico, filósofo, epistemólogo y humanista argentino. Es conocido por expresar públicamente su postura contraria a las pseudociencias, entre las que incluye al psicoanálisis, la praxeología, la homeopatía; además de sus críticas contra corrientes filosóficas como el existencialismo (y, especialmente, la obra de Martin Heidegger), la fenomenología, el posmodernismo, la hermenéutica y el feminismo filosófico.

Bunge ha atacado vigorosamente al psicoanálisis en numerosas oportunidades. Las razones que ha ofrecido pueden agruparse en dos tipos: razones metodológicas y pruebas empíricas. Las primeras constituyen una crítica al modo de proceder de los investigadores que han desarrollado el psicoanálisis, desde Freud hasta nuestros días. Ese modo de proceder, afirma Bunge, está reñido con los requisitos mínimos aceptados por la comunidad científica internacional para considerar que una investigación es científica. En otras palabras, los psicoanalistas no utilizan la estrategia general de indagación conocida como método científico. Las razones del segundo tipo muestran que los datos no apoyan las ideas psicoanalíticas.
Es un gran defensor de la filosofia practica, logica y analitica, y se opone a la metafisica o la fenomenologia, a las que considera meras especulaciones.


1- Miguel Ángel Virasoro

Nacido en Santa Fe, profesor en la Universidad de Buenos Aires, ciudad en la que murió. Pretendió realizar una síntesis entre las dos corrientes que él consideraba predominantes en la filosofía contemporánea: el existencialismo y la filosofía hegeliana. Diseñó una fenomenología que intenta ser dinámica, y no estática como la de Husserl, y al mismo tiempo menos formal que la de Hegel. Esta fenomenología desemboca en un existencialismo dialéctico, porque deja de considerar la conciencia en su aspecto formal, para revelarla en sus contenidos variables. La existencia es una libre realización de sí misma que se manifiesta en el devenir histórico del hombre. Virasoro ve en la antropología filosófica la ciencia fundamental que condiciona todo saber metafísico y, juntamente con la religión, todo saber ético. En la intuición metafísica inmanente, se abre una dimensión trascendente, la intuición mística, en la cual se nos revela la divinidad, no en sí misma, sino en las formas y categorías de lo creado. La metafísica debe limitarse simplemente a describir la actitud humana frente a lo trascendente.
Su obra mas trascendental, La Intuición Metafísica, nos da una mirada perfecta y ayuda a comprender mejor a los autores metafísicos. Sus aportes en metafísica han sido claves para una mejor comprensión de filósofos de la talla de Scheler y Kierkegaard
+12
0
0
0No hay comentarios