Check the new version here

Popular channels

Un fantasma “acosa sexualmente” a una señora en Yorkshire.


Hace unos días ha aparecido en la prensa británica una sorprendente noticia que seguro que les provoca una sonrisa. Se trata de una señora de 48 años, Deborah Rawson, que afirma que en su casa habita un espectro pervertido que se pasa el día acosándola sexualmente. Cualquier oportunidad es buena para que el fantasma se abalance sobre ella, le retire el vestido y la toque el muslo mientras que le respira pesadamente en su cara.

Todo empezó un día en el que después de limpiar la casa, Deborah se sentó un rato en la cocina a descansar. Según ella, sintió una extraña sensación. La silla tembló y el mantel cayó al suelo. La vista se le nubló y vio una neblina flotando delante de la ventana. Dentro de la nube podía distinguirse la silueta de un hombre bien parecido de unos 30 años, con pantalón negro y camisa blanca. Junto a él, había una mujer de la misma edad con un vestido de color rosa. Y sentada, una niña de unos 5 años, de pelo castaño y pantalones rojos. Aterrorizada, Deborah salió corriendo de la casa, donde permaneció temblando hasta que llegó su marido Kevin. Al contarle lo sucedido, su marido la recomendó que fuese a visitar al médico. Ella aceptó y la recetaron antidepresivos.

Pero con antidepresivos y todo, unos días después los fantasmas volvieron a aparecer. El fantasma eran tan marrano que no dudó en abalanzarse sobre ella incluso en presencia de los otros dos espectros. Ella gritó “¿quién está ahí?”, a lo que el fantasma respondío: “soy Mark y te estoy observando”.

Y desde entonces Mark no paró de perseguirla por la casa con aviesas intenciones.

Después de 20 años de matrimonio, Kevin, el marido de Deborah, abandonó la habitación matrimonial, quizá para evitar algún malentendido del fantasma, y que le fuese a tocar algo a él.

La pareja después de recurrir a exorcistas y videntes, finalmente ha tenido que mudarse de casa.

Personalmente no veo esta experiencia tan extraordinaria. Frecuentemente tengo visiones similares. Una preciosa señorita, ligera de ropa y con un parecido extraordinario a Scarlett Johansson, me persigue por la casa gritándome que me va a arrancar la ropa a mordiscos. Por más que corro siempre acaba alcanzándome. Se sube encima de mi, me mordisquea la oreja y me susurra. Pero yo no me voy a cambiar de casa, no vaya a ser que la visión no vuelva a ocurrir.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New