Check the new version here

Popular channels

Un objeto no identificado le roba energia al sol



El 11 de marzo del 2012, apareció en YouTube un extraño vídeo, en el que podía verse una misteriosa y gigantesca esfera negra "conectada" al Sol por medio de una serie de oscuros filamentos.
La esfera fue visible durante casi 80 horas, desde el 9 al 12 de marzo del 2012, y cuando desapareció dejó tras de sí una serie de llamaradas solares que no se calmaron hasta casi seis horas después.



La fuente de esas espectaculares imágenes no dejaba duda sobre su autenticidad: habían sido obtenidas, ni más ni menos, que por el Observatorio de Dinámica Solar (SDO) de la NASA, quizá el más sofisticado de todos los satélites con los que la Ciencia estudia el comportamiento del astro rey.

Por supuesto, la noticia no tardó en difundirse por la red. Apenas un par de días después, centenares de páginas hablaban ya sin reparos del extraño objeto que "chupaba energía" de nuestra estrella particular. Algunas de esas páginas, e incluso algún que otro programa de televisión, publicaron el vídeo hablando de "un gigantesco ovni mayor que la Tierra extrayendo energía directamente del Sol".

La esfera, eso es cierto, era enorme, incluso más grande que Júpiter, el planeta gigante del Sistema Solar, que multiplica por 317 la masa de la Tierra y por once su circunferencia. No cabe duda de que la esfera negra fue algo realmente espectacular.

Pronto, otras "teorías" empezaron a inundar la red, y junto al ovni gigante, preludio inequívoco de una inminente invasión de la Tierra, surgieron otras interpretaciones de carácter más "científico". Entre ellas, que se trataba de un agujero negro que estaba empezando a devorar al Sol, o de un enorme planeta errante que le había pasado rozando.




Para comprobar si la esfera existió realmente o si, por el contrario, se trataba de la broma de algún gracioso. Se ingreso en diversas webs oficiales para comprobar los datos y las imágenes del Sol obtenidas durante esos días (con distintos filtros, para no dejar lugar a dudas) por el SDO. Y pudieron comprobar que la esfera, o lo que parecía ser una esfera de color negro, estuvo realmente ahí.

El paso siguiente fue comprobar si algún otro satélite de observación solar había podido captar el extraño objeto. Acudíeron a SOHO y a STEREO, otros dos sofisticados satélites de observación solar, y resultó que ambos tenían, desde otros ángulos, imágenes y vídeos del extraño fenómeno.

Comprobada sin lugar a dudas la autenticidad de la esfera, quedaba por averiguar de qué podía tratarse, y de paso la razón por la que la NASA no había hecho pública ninguna información o comunicado al respecto. La respuesta nos llegó, de nuevo, del propio SDO. Solicitaron un análisis de los datos obtenidos por el satélite entre el 11 y el 12 de marzo y encontraron que, justo en el punto donde había aparecido la esfera, el instrumento AIA (Atmospheric Imaging Assembly) había detectado la aparición de un "agujero coronal", es decir, un área en la que la corona solar (la capa exterior del Sol) es más oscura y fría y tiene menos densidad de plasma que en el resto.



Así que era eso… Los científicos que estudian el Sol conocen de sobra el fenómeno, que está perfectamente documentado. Se trata de una especie de hueco transitorio en el plasma solar, que se conecta a la superficie por medio de un vórtice de filamentos y que, además, suele estar asociado a una eyección de masa coronal (CME), esas nubes ardientes de materia que el Sol expulsa en periodos de actividad máxima y que, cuando llegan a la Tierra, pueden provocar averías en los satélites y en los sistemas eléctricos y de comunicaciones.

Los agujeros coronales también se pueden producir poco antes de una tormenta solar y, cuando se forman en el borde de la corona, son perfectamente visibles ya que su perfil destaca contra el fondo negro del espacio.

Ahora ya sabemos la explicacion de estos supuesto ovnis que hoy en el 2016 siguen afectando al sol provocando erupciones y tormentas solares.


0
0
0
2
0No comments yet