Check the new version here

Popular channels

Una de alquimistas: convertir la orina en oro.



Una de alquimistas: convertir la orina en oro.

Nos situamos en Hamburgo (Alemania) en el año 1.675 y encontramos a un comerciante llamado Hennig Brand.

No era ninguna eminencia en los negocios pero, por la dote de su esposa, disponía del dinero suficiente para dedicar su tiempo al noble arte de la “alquimia“.
Los alquimistas (ahora serían una mezcla de químicos y frikis) buscaban “la piedra filosofal” que les permitiese convertir los metales en oro. Pero Brand fue un poco más lejos, pretendía destilar oro de la orina (debió ser por coincidir en el color y en los dos primeras letras).





El caso es que se puso manos a la obra, reunió 50 cubos de orina humana y los estuvo procesando (tamizar, mezclar, disolver, calentar…) durante meses.
Después de su tratamiento, la orina se transformó en una sustancia nívea y traslucida, pero en nada parecido al oro.
Desilusionado y rendido apagó la vela que iluminaba el sótano y… ¡la extraña sustancia brillaba!; sin perder tiempo la sacó a la calle y, al exponerla al aire, rompió a arder espontáneamente.
Esta sustancia era fósforo (del griego “portador de luz”).
Muchos se interesaron por este nuevo material, pero la producción con el método de Brand lo hacían más caro que el oro.
Se intentó, para abaratar costes, utilizar la orina de los soldados, pero tampoco era rentable.

En 1.750 el sueco Carl Scheele ideó un método de fabricación más limpio (sin orina) y a precios razonables.




Fuente:

http://historiasdelahistoria.com/2009/03/10/una-de-alquimistas-convertir-la-orina-en-oro

Gracias Javier Sanz


Nota:
Todas las fotografías son propiedad de sus respectivos dueños.
Todas las fotografías que aparecen en esta página Web son para uso no comercial.
Las imágenes que se ven son extraídas en su mayoría de Internet a los efectos meramente ilustrativos de las entradas como así otras que componen el entorno de la publicación.
No se pretende violar ningún derecho de autor si alguna de ellas tiene derechos reservados como algún texto favor comunicarse y se procederá a quitarla.


Nos colocamos bajo la protección del artículo 19 de la Declaración de Derechos Humanos, el cual estipula: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. Declaración Universal de los Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948 en París
0
0
0
0No comments yet