Popular channels

Una madre rechaza a hija por por nacer discapacitada.

“Nadie querría adoptar un niño discapacitado”: con estas palabras y algunas otras, una mujer británica rechazó a la niña que había tenido por medio de una madre “de alquiler”, nacida con una enfermedad congénita, mientras aceptaba a su hermano gemelo. El caso vuelve a poner de actualidad los límites éticos sobre esta práctica, que es a menudo la solución para parejas que no pueden ser padres por sí mismos.





¿Es lícito dejar a un hijo que tienes por medio de un “vientre de alquiler” y despreciarlo porque nació con discapacidad? La mujer de la historia que se difunde estos días en Gran Bretaña decidió llevarse al hermano gemelo, nacido sano, pero despreció a la niña, nacida con una enfermedad congénita llamada distrofia miotónica muscular. Según ha trascendido en los medios, le dijo al teléfono a la madre gestante: “es un repollo babeante”.



Estos son los padres "biológicos".


Yo estaba en shock”, ha dicho la madre de alquiler, de la que no se ha dado el nombre real. “No podía creer lo que estaba escuchando”. Esta mujer declara que deseaba ayudar a otra pareja a poder convertirse en padres, pero ahora está muy disgustada por lo que hicieron. Por el proceso de “vientre de alquiler” no está permitido cobrar en Gran Bretaña, aunque se suele acordar una cantidad para cubrir los gastos del embarazo y el parto, que paga la pareja de futuros padres.



Esta es la chica que dio a alquiler su utero.



Lo que no estaba contemplado en este caso es que, al término de los nueve meses, uno de los gemelos naciera con una discapacidad. La niña “desechada” está siendo criada por ella y su pareja que, según explica, ha tenido que cambiar de trabajo y pedir reajustes horarios para poder atenderla.

Gran Bretaña es uno de los países europeos que admite tener un hijo “por encargo” mediante una mujer que ofrece su útero. Sus usuarios suelen ser parejas hetero u homosexuales, para quienes la colaboración de una “madre de alquiler” es la solución a su sueño de ser una familia. Varias organizaciones, como Surrogacyuk.org, han nacido para unir a las personas interesadas y ofrecen asesoramiento y consejo tanto a las madres que quieren ser “vientres” como a las parejas.





Surrogacyuk.org anima a generar una relación de amistad entre todos los implicados. Entre la información publicada como guía para "futuros padres", se puede encontrar la posibilidad de que la “madre de alquiler” desee quedarse al hijo al término del embarazo; pero no se ha planteado hasta aquí, al parecer, la posibilidad de que la pareja que solicita el hijo pueda rechazarlo…

El caso ha hecho recordar al de la niña Gammy, conocido hace poco, que fue rechazada por la pareja australiana que había encargado el embarazo a una mujer en Tailandia, por nacer con síndrome de Down. La historia llegó a reunir solidaridad a nivel internacional.





La práctica del “vientre de alquiler” -en España es ilegal- está lejos de estar regulada en todos los aspectos éticos y morales que implica… y pueden suceder cosas como ésta. Cuando se trata de un embarazo propio, deseado, la mujer tiene en algunos casos la posibilidad de interrumpirlo si sabe que el feto cuenta con alguna anomalía. Otra cosa bien distinta es cuando el bebé ha nacido.

Al menos, esta niña ha tenido la suerte de poder quedarse con la mujer que le dio a luz. ¿Qué opinas del hecho de rechazar a un hijo que tanto deseabas por una discapacidad física?


0
0
0
0No comments yet