Una reflexión de Neil de Grasse Tyson.