Popular channels

yoga, la verdad sobre esta moda, te sorprenderas

En muchas partes del mundo la gente corre al trote, hace ejercicios destinados a aumentar el consumo de oxígeno con el fin de mejorar la circulación sanguínea, participa en deportes, nada y trata por otros medios de estar en buen estado físico. Pero hay un tipo de ejercicio que pudiera causar problemas inesperados: el yoga.
El yoga (palabra sánscrita que significa “unión del alma individual con el Espíritu Supremo”) consiste en ejercicios físicos y mentales, posturas, ejercicios respiratorios, y meditación y concentración intensas. Tiene su origen en la India, ha sido occidentalizado y usado para disminuir la tensión, adelgazar y adquirir energía. Los libros que hay en el mercado, como Yoga: practico para los negocios, y Yoga para padres, señalan la popularidad del yoga. ¿Practicaría usted el yoga?,,, Si su respuesta es afirmativa, considere este hecho: el yoga verdadero no es simplemente un tipo de ejercicio. Es una práctica religiosa hindú. “El objetivo principal de la filosofía yoga es enseñar los medios mediante los cuales el alma humana puede estar completamente unida con el Espíritu Supremo”, según el Dr. B. S. Surti. Eso parece ser muy diferente del objetivo de Yoga para el hombre de negocios... pero es el objetivo original por el cual se crearon los ejercicios del yoga.
Segun la Wikipedia: El yoga (del sánscrito yoga 'unión') se refiere a una tradicional disciplina física y mental que se originó en la India. La palabra se asocia con prácticas de meditación en el hinduismo, el budismo y el jainismo. Según sus practicantes, el yoga otorga como resultado:
1,- la unión del alma individual con la divinidad (Brahman, Shiva, Visnú, Kali, etc.), entre los que tienen una postura religiosa de tipo devocional;
2.- la percepción de que el yo es espiritual y no material, entre los que tienen una postura espiritualista;
3.- el bienestar físico y mental, entre los que tienen una postura racionalista (atea o agnóstica).
Antecedentes históricos

El término yoga tiene un origen relacionado con el de la palabra española yugo. Puede significar la acción de unir, subyugar o colocar bajo un yugo, dominar o controlar. Los hindúes consideran que es una técnica o disciplina que lleva a la unión con una fuerza o espíritu sobrenatural. Se ha definido como “la acción de someter a Dios todos los poderes del cuerpo, la mente y el alma”.
¿A qué época se remontan sus primeras huellas en la historia? Figuras humanas sentadas en diversas posturas de yoga aparecen en sellos encontrados en el valle del Indo, en el actual Paquistán. Los arqueólogos datan entre los milenios tercero y segundo a.E.C. la civilización que allí se desarrolló, muy cerca del período en que floreció la cultura mesopotámica. Objetos hallados en zonas de ambas culturas muestran la imagen de un hombre que representa a una deidad, coronado con cuernos y rodeado de animales,,,, . Según los hindúes, las figuras sentadas en posiciones de yoga son imágenes del dios Siva, señor de los animales y del yoga, a quien suele adorarse mediante el linga, un símbolo fálico. De ahí que el libro Hindu World llame al yoga “un código de prácticas ascéticas, de origen principalmente anterior a la civilización aria, con vestigios de muchas concepciones y observancias primitivas”.
Al principio, los métodos del yoga se transmitieron oralmente, hasta que el sabio indio Patañjali escribió todos sus detalles en los Yoga Sutra, texto que sigue siendo el manual básico del yoga. Según Patañjali, esta técnica constituye “un esfuerzo metódico encaminado a alcanzar la perfección mediante el control de los distintos componentes de la naturaleza humana, el físico y el psíquico”. Desde sus comienzos hasta nuestros días, el yoga ha sido parte integrante de las religiones orientales, en particular del hinduismo, el jainismo y el budismo. Algunos de sus practicantes creen que los llevará a obtener el moksa, o liberación, fundiéndose con un espíritu omnipresente--
El arqueólogo británico sir John Marshall descubrió en Mohenjo-Daro (Pakistán) un sello con figuras, datable hacia el siglo XVII a. C., de la cultura del valle del Indo. En 1931 publicó su interpretación,2 imaginando una supuesta criatura antropomorfa con cuernos, en una posición sentada con las piernas cruzadas. Marshall elaboró tres hipótesis, que no están todavía confirmadas:3
1.el ser sentado sería el dios Shiva; por eso Marshall bautizó al sello «Paśupati» (‘señor de las bestias’, otro nombre del dios hinduista Shiva);
2.el ser estaría practicando una postura de yoga;
3.por lo tanto el yoga tendría por lo menos 35 siglos de antigüedad.



El objetivo del yoga como disciplina es llevar a la persona a la experiencia espiritual de colocarse bajo el “yugo” de un espíritu sobrehumano, de fundirse con él. Pero ¿qué espíritu será ese?
En la obra Hindu World, su autor, Benjamin Walker, dice del yoga: “Quizá haya sido un primitivo sistema de ritualismo mágico; el yoga aún conserva en su significación un trasfondo de ocultismo y hechicería”. Los filósofos hindúes admiten que la práctica del yoga puede conferir poderes sobrenaturales, aunque por lo general declaran que ese no es su principal objetivo. Por ejemplo, el doctor S. Radhakrishnan, ex presidente de la India, afirma en su libro Indian Philosophy que “el control que el yogui ejerce sobre su cuerpo mediante las distintas posturas provoca una indiferencia a los extremos de calor y frío. [...] Le permite ver y oír a distancia [...]. La transmisión de pensamientos de un individuo a otro sin mecanismos normales de comunicación es perfectamente posible. [...] El yogui puede hacer que su cuerpo se vuelva invisible”.
La imagen de un yogui durmiendo en una cama de clavos o andando sobre brasas ardientes quizá les parezca un engaño a algunos y un motivo de risa a otros. Sin embargo, estos fenómenos son muy comunes en la India, al igual que la práctica de quedarse de pie sobre una sola pierna mirando directamente al sol durante horas, o el control de la respiración que permite a alguien estar largo rato enterrado en la arena.

Cuatro caminos a moksa
La fe hindú ofrece por lo menos cuatro vías o caminos para lograr moksa (moksha), o la liberación del alma. Estos caminos se conocen como yogas o margas, sendas a moksa.
1. Karma yoga: “El camino de la acción, o karma yoga, la disciplina de la acción. Básicamente karma marga significa ejecutar el dharma de uno según el lugar que uno ocupa en la vida. Ciertos deberes se requieren de todos, como ahimsa y el abstenerse del alcohol y la carne, pero el dharma específico de cada individuo depende de la casta de esa persona y su etapa en la vida”.—Great Asian Religions (Grandes religiones del Asia).
Este karma se ejecuta estrictamente dentro de las limitaciones de la casta. Se mantiene la pureza de la casta al no casarse ni comer fuera de los límites de la casta de uno, que es determinada por el karma de uno en su existencia anterior. Por lo tanto, uno no considera la casta a que pertenece como una injusticia, sino como el legado de una encarnación anterior. En la filosofía hindú los hombres y las mujeres no están en igualdad. Están divididos según la casta y el sexo y, en realidad, según el color. Por lo general, mientras más clara sea la piel, más elevada es la casta.
2. Jnana yoga: “El camino del conocimiento, o jnana yoga, la disciplina del conocimiento. En contraste con el camino de la acción —karma marga— con sus deberes prescritos para toda ocasión de la vida, jnana marga provee un camino filosófico y sicológico de conocerse uno a sí mismo y conocer el universo. Ser, no hacer, es la clave a jnana marga. [Cursivas nuestras.] Lo más importante es que este camino hace posible la moksa durante esta vida para los que lo practican” (Great Asian Religions). Implica yoga introspectivo y apartarse del mundo y practicar austeridades. Es la expresión del autodominio y la abnegación.
3. Bhakti yoga: “La forma más popular de la tradición hindú hoy. Este es el camino de la devoción, bhakti marga. En contraste con karma marga [...] esta senda es más fácil, más espontánea, y puede ser seguida por personas de cualquier casta, sexo o edad. [...] Permite el libre fluir de las emociones y los deseos humanos en vez de ahogarlos por el ascetismo yoga [...] [Es un camino] que consiste exclusivamente en devoción a seres divinos”. Y por tradición hay 330.000.000 de dioses que pueden ser venerados. Según esta tradición, el conocer es amar. De hecho, bhakti significa “adherencia emocional al dios que uno ha escogido”.—Great Asian Religions.
4. Rajá yoga: Método de “posturas especiales, métodos de respirar y repetición rítmica de las fórmulas de pensamiento apropiadas” (Man’s Religions [Las religiones del hombre]). Tiene ocho pasos.



Es en este momento que el que se dice agnóstico o ateo, se enfrenta a la disyuntiva; si practica el yoga, aun como ejercicio, tiene que aceptar que existe alguien superior con el que quiere hacer 'comunión'... o evitarlo, entonces quiere decir que cree en un Dios...

pero, que hermosas se ven haciendo yoga ¿verdad?
0
0
0
0No comments yet