Popular channels

zombies en la biblia




Existen un par de versículos en Mateo que nunca los he podido comprender completamente; he leído y tenido muchas conversaciones sobre una posible explicación o justificación de los mismos y las respuestas son diversas y nada razonables. Me estoy refiriendo al extraño caso de lo que he denominado “Los Zombies de Mateo”. Es una de las historias más bizarras y poco sensatas que he leído en los evangelios; tan es así que ningún otro evangelista dijo algo al respecto a pesar de lo curioso del supuesto hecho.

Mateo nos cuenta en un par de versículos que momentos después de la muerte de Jesús (¿o después de su resurrección?) salieron de las tumbas los cadáveres de personas santas y se pasearon por la ciudad y los vieron mucha gente. Veamos los versículos originales:


Mateo 27,52-53 ( 52 y se abrieron los sepulcros, y muchos cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron;53 y saliendo de los sepulcros, después de la resurrección de él, vinieron a la santa ciudad, y aparecieron a muchos. )

Al mejor estilo de George A. Romero los cadáveres revividos de algunas personas salieron de sus tumbas y salieron a la calle.




Muy pocos creyentes Cristianos se atreven a negar este hecho literal, los que lo hacen suelen aludir una especie de parábola o interpretación paralela sobre el día de la resurrección o el ya clásico “rapto” del cual serán objeto los cristianos verdaderos para ascender a los cielos. Pero en su gran mayoría de verdad creen que hubo en esa época “muertos vivientes” caminando por las calles de Jerusalén.

Estas resurrecciones de Mateo no son las únicas que describen los evangelios. La resurrección de Lázaro (Juan 11,38-44); El hijo de la viuda de Naín (Lucas 7,12-16); Y en el Antiguo Testamento la clásica resurrección de un niño en Sereptá por parte del profeta Elías (1 Reyes 17,17-24). En estos tres casos de resurrección vemos que son claramente explicados por sus escritores, pero en el asombroso caso de Mateo, solo son mencionados como de pasada, sin darle casi importancia al suceso.

Lo que realmente me impresiona de esta extraña historia de Mateo es, como se mencionó antes, que solo es nombrada por este evangelista, siendo obviada por el resto, incluso por el mismo Juan autor de un evangelio y que fue testigo de primera mano de estos hechos.

Un evento tan impresionante como el ver salir a cadáveres de las tumbas y pasearse por la ciudad no hubiese pasado desapercibido por los numerosos historiadores y escritores que abundaban tanto en Jerusalén y en las regiones cercanas; y vemos un silencio absoluto de estos escritores sobre este apocalíptico caso. No hay ningún registro histórico del suceso.

Mi gran pregunta para usted lector Creyente Cristiano es: ¿De verdad usted cree que esto ocurrió en realidad?; ¿Cómo explica que no sea mencionado por ningún otro evangelio ni en los documentos posteriores bien sean canónicos o apócrifos?; ¿Como justifica que ningún documento ni historiador de la época haga la más mínima referencia a “Cadáveres ambulantes”?

Les diré mi humilde opinión: es totalmente falso. Es un hecho que nunca ocurrió ni puede ocurrir ya que no es posible que los cadáveres resuciten y menos al estilo “Thriller”. No sé que intención pudo haber tenido Mateo al relatar esta escena, pero su veracidad está en entredicho. En artículos posteriores analizaremos muchas de estas historias relatadas por la a veces desvariada prosa de Mateo.

Por supuesto, no soy dueño de la verdad y puedo estar soberanamente equivocado, es solo mi sentir personal en este asunto. Pero si se analiza de forma imparcial, la evidencia tiende a inclinarse ligeramente hacia la falsedad literal de Mateo en estos versículos.

Claro, amigo creyente lector, si no puedo creer que un cadáver de varios días pueda cobrar vida y caminar, se puede imaginar mi opinión sobre la resurrección del personaje más importante del Cristianismo. Ya tendremos tiempo más delante de profundizar en este interesante tema.
0
0
0
0No comments yet