Check the new version here

Popular channels

[News] Bichi de luz eterno


colon 2-quilmes 0
Bichi de luz eterno

Colón tenía un juego muy oscuro frente a Quilmes, pero se encendió Fuertes, la leyenda, y lo salvó con dos tiros libres letales. Y pensar que pensó en retirarse...

Estaban a la sombra de lo que era el primer empate del primer empate del torneo y el primero sin goles. Sin emociones, sin chispa, sin sorpresas. En ese terreno se batían a duelo Colón y Quilmes. Pero apareció él. Cuándo no, el veterano de las mil batallas. Para mover las aguas que hasta allí estaban quietas como en un estanque. Para demostrarles a todos que no se equivocó en gambetear a la posibilidad del retiro con que especuló en diciembre. Esteban Fuertes, un vigente que acero a los 38 años, desató su furia goleadora (en el Sabalero lleva 238 partidos y 116 tantos) con dos tiros libres letales y fue la luz de Colón, que estuvo bajo la oscuridad durante gran parte del partido. ¡Qué bien hiciste en no colgar los botines, Bichi! Los dos equipos, a su modo, expusieron inaptitudes que confluyeron en un juego que resultó descolorido. A Colón le costó encontrar la forma de superar los tres cuartos de cancha con convicción. Quilmes arrancó con orden defensivo, mayormente a la espera de una contra que le permitiera dar el zarpazo. Con la intención de ser vertical, directo, aunque sin justeza. Un equipo irresoluto.

El Sabalero se confundía en los ritmos elegidos. Por momentos se apuraba tanto con la pelota que sus jugadores fallaban pases de corta distancia y en otros pasajes pecaba de previsible, de lento. Sin cambio de velocidad, sin maniobras colectivas que inquietaran. Carente de inventiva. El mejor, el que más se salía del molde, era Damián Díaz. Aportó fútbol con su gambeta y distribución, pero a veces perdió algunas pelotas por demorar en soltarla y cayó en intermitencias. Algo parecido le ocurrió a Moreno y Fabianesi, de buen comienzo con un rendimiento que fue decayendo.

Quilmes, lógico, se adelanto en el campo detrás de un posible descuento y golpeó la puerta, pero sin abrirla. No tuvo manera de torcer la historia que ya había escrito el Bichi Fuertes, el emblema de Colón.

SANTA FE (CORRESPONSAL)

Fuente: ole.clarin.com
0
0
0
0
0No comments yet