Canales populares

X-Men Apocalypse. Análisis y critica. ¿Vale la pena?


                                                      X-Men Apocalypse:

 El 20 de Mayo del 2016 se estreno de forma internacional una de las películas de superhéroes más esperadas del momento (que de por sí, 2016 será muy movido en cuanto superhéroes). X-Men: Apocalypse continuará la historia de la primera generación de mutantes, los “X-Men jóvenes”, y estará llena de personajes muy conocidos por los fanáticos de Marvel.



Poco a poco, el director Bryan Singer y su equipo han ido revelando nuevos detalles acerca de esta secuela del universo de filmes de X-Men, cuya última entrega fue X-Men: Days of Future Past en la que vimos a los mutantes viejos y jóvenes coexistir. Esta vez, parece que Charles Xavier y sus estudiantes se enfrentan a un reto como nunca antes han visto: el temible Apocalipsis.


Si no eres seguidor de la historia de los mutantes de Marvel, debes saber que Apocalipsis es, quizás, el enemigo más temible al que han enfrentado en este universo. Este villano es increíblemente poderoso, y es eterno (o eso parece). Su ego le prohíbe clasificarse como mutante, sencillamente asegura que es un ser supremo, más que humano, más que mutante, se cree una especie de deidad.



Tras su despertar luego de cinco mil de años en las catapultas del antiguo Egipto, Apocalipsis, el primero y más poderoso de los mutantes, está de regreso y, tras contemplar el nuevo mundo en el que se encuentra, decide reclutar a un equipo de poderosos mutantes, conocidos como los jinetes, para eliminar a la raza humana y crear un nuevo orden mundial, donde él se alzará como máximo regente. Advertido por su antigua amiga, Raven (Jennifer Lawrence), Charles Xavier (James McAvoy) decide liderar a un equipo de jóvenes X-Men para detener a su mayor némesis y salvar a la humanidad de su inminente extinción.



La frase de Apocalipsis no puede ser más afortunada, porque eso es precisamente lo que ha hecho Bryan Singer con el universo cinematográfico que él mismo creó. Parece que fue ayer, pero la primera película de los X-Men se estrenó nada menos que en el año 2000, e inició una trilogía que terminó con X-Men: The Last Stand en 2006. Han pasado 10 años de aquella trilogía, y el universo mutante necesitaba una renovación. En definitiva, Bryan Singer ha logrado crear un universo cinematográfico sólido a partir de las cenizas de sus propias películas (que son memorables a su manera, pero ya se habían quedado un poco viejas). Es un logro más que importante para un solo cineasta. También es interesante desde el punto de vista fílmico porque es un adelanto de lo que ocurrirá con el universo de los Vengadores más tarde o más temprano.



X-Men: Apocalypse es una película entretenida. No pasará a la historia como una obra maestra ni me parece tan sólida como First Class, pero si te gusta el cine de acción o de superhéroes, la encontrarás muy disfrutable con tan solo algunos puntos negativos. Cabe destacar que Bryan Singer hace un estupendo trabajo de dirección en esta cinta, logrando llevar un relato simple y conformista a la pantalla grande de una manera asombrosa. El cuidado que tiene con los personajes principales y las múltiples referencias a los cómics es bastante adecuado y bien elaborado, por lo que este film será más que bienvenido por los fans de los mutantes de Marvel. La acción y emoción en ningún momento decaen, logrando darnos un espectacular show audiovisual digno de disfrutar. 



En cuanto a si puedes ver la película como una pieza independiente, es posible, pero te estarás perdiendo bastante. En términos estrictos, First Class, Days of Future Past y Apocalypse son tres piezas de una trilogía. Probablemente vengan más a juzgar por el final abierto.

Desde el punto de vista narrativo, el guión de X-Men: Apocalypse es correcto. Echo de menos algo más de sustancia en los diálogos, que a veces no tienen mucho sentido, pero las escenas de acción compensan la falta de conversaciones inteligentes y algunos momentos en los que no sabes muy bien por qué un personaje decide actuar de un modo u otro sin que parezca tener motivos para ello.

Algunos detalles positivos y favorables: James McAvoy le ha pillado muy bien el punto a hacer de Charles Xavier. Los nuevos Nightcrawler y Storm son también excelentes. Nada que ver con el desastroso Nightcrawler de Alan Cumming ni con Hale Berry. Evan Peters se sale de la escala como Quicksilver.

Singer es consciente de las simpatías que suscitó el personaje en Days of Future Past, así que en esta le ha dado mucha más cancha. Muy bien y muy divertido.

Aparte de efectos especiales muy competentes, las escenas de acción están bien montadas. Probablemente es la película de los X-Men más espectacular hasta la fecha. Wolverine no solo aparece en el film, sino que tiene un papel importante. Hugh Jackman se las ha apañado para seguir interpretando al personaje sin que la cosa moleste.



Algunos detalles negativos: Hay que hacer una mención especial a Oscar Isaac, que le pone el alma y la vida a hacer de Apocalipsis. Desafortunadamente, el diseño de vestuario y la dirección de arte le hacen muy flaco favor. Bryan Singer, te lo dijeron cuando se publicó la primera imagen, y te lo seguimos diciendo ahora: Apocalipsis a ratos impone y a ratos parece un villano de los Power Rangers, y no es culpa de Isaac. 

Psylocke (me niego a llamarla Mariposa Mental) es un personaje interesante y Olivia Munn lo interpreta bien, pero apenas le dan oportunidad de lucirse más allá de unas pocas escenas. Más Munn y menos Lawrence, por favor. 

Jennifer Lawrence, entrega las armas y suelta a los rehenes. De verdad, sabemos que te gusta mucho hacer de Mística, pero la cantidad de minutos que acaparas en esta película es sencillamente ridícula. Eso por no mencionar que la manera en la que el guión te da coba una vez tras otra no tiene sentido y hace que el resto de personajes luzcan estúpidos. Tu personaje es secundario, lo ha sido siempre, y tu empeño por destacar en la escuela de Xavier está perjudicando la saga. Eres muy cansina.

Conclusiones:

No queremos cerrar con los puntos negativos, así que vamos a hacerlo con dos anotaciones. La primera es que la película dura dos horas y media (144 minutos). No se hace larga, pero recordad pasar por el baño antes.

La segunda nota es que hay una escena post créditos muy, muy interesante, pero que solo entenderán los que conozcan a fondo los cómics. En ella se insinua la próxima aparición de uno de los mejores y más retorcidos villanos que quedaban por salir en el universo mutante Marvel. 100% Recomendada para pasar un rato entretenido




0
0
0
0No hay comentarios