Check the new version here

Popular channels

7 ideas de otros que ahora son banderas del kirchnerismo

Las siete ideas de otros que ahora son banderas del kirchnerismo




¿Está bien o está mal que un partido se apropie de ideas de otros y las ponga en práctica, dejando a sus tradicionales autores reclamando el copyrigth? Bueno, eso ha sido una práctica común y es lo que ha hecho también el kirchnerismo a lo largo de los últimos años. Aquí te damos un muestrario de siete temas centrales de la "Era K" que fueron aportados por la oposición.





1. Matrimonio entre personas del mismo sexo





La propuesta inicial fue presentada por el Socialismo santafesino en 2005, pero el Gobierno -acompañado por múltiples sectores sociales- lo levantaron como iniciativa propia. El Socialismo fue consecuente y acompañó la propuesta, pero el tema generó profundas divisiones en la oposición, al punto que el Radicalismo y el Macrismo generaron entusiastas defensores y opositores, simultáneamente y desde sus propias filas.




2. Estatización de las AFJP.




Fue un reclamo de la Alianza y de sus partidos integrantes, la UCR y el Frepaso. Pero siguió siendo un reclamo aun cuando fueron gobierno, ya que no lograron revertir la situación imperante con los fondos de jubilaciones y pensiones. De un solo golpe parlamentario, el kirchnerismo las estatizó y provocó que los principales referentes del radicalismo ofrecieran un discurso totalmente diferente al que tradicionalmente habían sostenido, quedando en una posición incómoda.



3. Asignación Universal por Hijo.




Si bien sectores de la CTA trabajaron durante años la posibilidad de crear la Asignación Universal por Hijo, fue un proyecto que plasmó en el Congreso y que ofreció al "mercado" electoral el partido de Elisa Carrió. Cuando la Presidenta optó por lanzarlo por la vía de decreto, dejando de lado al Congreso, dividió a la oposición. Carrió y los suyos apoyaron en principio, soprendidos, pero luego criticaron a la Pastoral Social de la Iglesia católica cuando ésta salió a respaldar. El radicalismo, si bien apoyó, naufragó con unas declaraciones de su titular que, según explicó luego Sqanz, fueron malinterpretadas. Fue cuando dijo que los beneficiarios del programa usaban la plata para comprar droga.





4. Eliminación del Impuesto al Cheque.




Fue el año pasado y dejó patitiesos, una vez más, a los opositores. Hasta que la Presidenta anunció la eliminación del Impuesto al Cheque, el debate sobre la coparticipación de esta carga impositiva era de exclusiva propiedad del arco opositor y se transformaba, poco a poco, en una gran iniciativa que amenazaba con colarse en el clima electroral. Bastó una cita de la mandataria a los gobernadores a Olivos y un anuncio público para borrar de un plumazo la estrategia opositora.






5. Reforma del Código de Justicia Militar.




Tal vez sea una de las políticas menos difundidas del actual gobierno, pero tal vez una de las más profundas. Antes que se discutiera el matrimonio gay, permitió, por ejemplo, que gays sean parte de las Fuerzas Armadas, aunque ese detalle no es, en realidad, lo más importante. Se eliminó la arnbitrariedad que significaba que los militares tuvieran un sistema judicial propio, una vieja bandera del Radicalismo.




6. Ley de Servicios de Comunicación.




Desde hace 20 años, sectores vinculados a las emisoreas alternativas de radio y tv, junto con la CTA (Central de los Trabajadores Argentinos) y varias universidades, elaboraron bases para la suplantación de la anacrónica Ley de Radiodifusión. La propuesta oficial que fue aprobada se basó en el trabajo de múltiples sectores, pero fue "vendida" como propia por el Gobierno y muchos sectores de la oposición -con la excepción del Partido Socialista- salieron a enfrentarla de lleno.



7. Reforma política.




Aquí el Gobierno se respaldó en iniciativas de muchos sectores políticos diferentes. Desde la derecha insistieron con las "primarias abiertas" tipo Estados Unidos y desde el Radicalismo con la necesidad de fortalecer a los partidos. El kirchnerismo lo hizo, pero invocando a un diálogo que luego no sostuvo. Y la oposición se vio enredada en una idea que compartía, pero se sintió molesta por la unilateralidad de las determinaciones oficiales. Los partidos chicos resultaron, finalmente, los más perjudicados.


Fuente
0
0
0
0
0No comments yet