Popular channels

¡Traeme dos Cilindros!



Independiente jugó otro gran partido copero y se trajo un empate de oro de Colombia: fue 2-2 ante Deportes Tolima, por la ida de los cuartos de final de la Sudamericana. El Rojo arrancó arriba con un gol de penal de Andrés Silvera, pero después el conjunto local lo emparejó y lo dio vuelta. Sin embargo, los dirigidos por Antonio Mohamed lograron igualarlo cerca del final con un cabezazo de Julián Velázquez. La serie se definirá el jueves que viene, casi con seguridad, en un Cilindro que estallará sólo como el Diablo sabe hacerlo.

El Rojo jugó un gran primer tiempo y no se fue arriba en el marcador porque Medina tiró un taco de otro partido sobre el cierre e hizo subir la paridad al marcador. Antes, el equipo de Antonio Mohamed dominó, tuvo buen manejo del balón, profundidad y, sobre todo, mucha actitud. Así, golpeó primero con el penal de Silvera y hasta tuvo un par de chances más para marcar, pero no lo hizo y después lo sufrió.

Independiente demostró en los minutos iniciales que las palabras del entrenador y los jugadores de que irían a buscar el triunfo no eran en vano, y salieron a presionar al local desde el minuto inicial. Sin embargo, las primeras dos chances claras de gol las tuvo Tolima, primero con un remate lejano que se fue muy cerca del travesaño del arco defendido por Hilario Navarro y luego con un mano a mano que tapó en gran manera el arquero correntino.

Desde los pies de Hernán Fredes, nuevamente clave, Independiente se adueñó del medio, jugó con el ancho de la cancha y comenzó a arrimar al arco de Silva. El Cuqui definió de sobrepique una buena acción ofensiva desde el borde del área pero el balón se fue por encima del travesaño y minutos más tarde, otra vez Silvera, la tocó sutilmente tras una precisa combinación del ataque y el arquero paraguayo la envió al corner.

Casi sobre los 30 llegaria la merecida ventaja para el Rojo: centro, infracción sobre Facundo Parra y penal. Silvera, quién sino, se hizo cargo de la ejecución y puso el 1-0. Pero la alegría duró poco, ya que Medina, tras un despeje de Hilario, conectó de taco un centro de un compañero y anotó el 1-1 que casi se convierte en 2-1 para el local si no hubiera sido, como siempre, por Navarro, quien tapó otro mano a mano.

El complemento fue distinto. Tolima salió dispuesto a conseguir la victoria y arrinconó a Independiente contra su arco. Así, comenzó a tener chances de gol clarísimas, una tras otra. Sin embargo, o por la impericia de sus propios hombres (Chará se perdió un gol increíble) o por la increíble aptitud de Hilario, el cuadro local no podía conseguir la ventaja que tanto buscaba. Pero el correntino no puede con todo lo que le tiran…

Y cuando Independiente peor jugaba y peor aún la pasaba, Tolima marcó el segundo gol. Exquisito remate de Rodrigo Marangoni, un especialista en tiros libres, y voltereta en el marcador para el local. Y casi se convierten en 3 al toque, pero Hilario, otra vez, tapó un doble remate desde adentro del área para mantener al Rojo en el partido.

Faltando 13 minutos para el cierre, con el arco rojo aún tambaleando, Independiente llegó al glorioso empate de pelota parada. Gran centro pasado de Nicolás Cabrera, Silvera la bajó al corazón del área de cabeza y Velázquez casi se arrojó de palomita para marcar el festejadísimo e importantísimo 2-2 que ya no se movería del marcador.

El Rojo, que arrancó para ganarlo, después se quedó y casi lo pierde feo, terminó llevándose de Colombia un empate valiosísimo de cara a la vuelta, ya que además consiguió marcar dos goles de visitante que valen mucho. No debe confiarse, pero hoy el Rojo dio un paso importante en su sueño copero, en su ilusión de volver a ser…
0
0
0
0No comments yet