Check the new version here

Popular channels

10 años después, hay un nuevo superclásico internacional

El Millonario eliminó al Pincha y... ¡Hay superclásico Boca-River en semifinales!




El equipo de Marcelo Gallardo le ganó 3 a 2 a Estudiantes (5-3 el global) y superó con éxito los cuartos de final de la Sudamericana. El Xeneize, también victorioso, lo espera ansioso.

River Plate avanzó a las semifinales de la Copa Sudamericana de fútbol, al ganarle 3 a 2 a Estudiantes de La Plata, en el partido desquite que ambos conjuntos animaron en el estadio Monumental, por una de las llaves de cuartos de final.

El colombiano Teófilo Gutiérrez abrió la cuenta a los 45 segundos, mientras que el uruguayo Diego Vera estableció la paridad, a los 41 minutos.

En el segundo tiempo, Guido Carrillo puso al Pincha en ventaja y forzó momentáneamente los penales, pero Rodrigo Mora y el mendocino Ramiro Funes Mori aparecieron en todo su esplendor y prácticamente terminaron por darle el pasaporte al Millonario a las semifinales de la Sudamericana.

Como el equipo de Marcelo Gallardo había ganado 2-1 en el encuentro de ida, terminó redondeando un tanteador global de 5 a 3.

De esta manera, River Plate se medirá en semifinales nada más ni nada menos que ante Boca Juniors, que más temprano le ganó en Paraguay la serie a Cerro Porteño.

La síntesis
River Plate 3: Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Ramiro Funes Mori, Leonel Vangioni; Augusto Solari, Leonardo Ponzio, Ariel Rojas; Leonardo Pisculichi; Rodrigo Mora y Teófilo Gutiérrez. DT: Marcelo Gallardo.

Estudiantes (LP)2: Hilario Navarro; Matías Aguirregaray, Jonathan Schunke, Leandro Desábato, Mauricio Rosales; Carlos Auzqui, Leonardo Jara, Gastón Gil Romero, Joaquín Correa; Diego Vera y Guido Carrillo. DT: Mauricio Pellegrino.

Estadio: Antonio Vespucio Liberti.
Árbitro: Néstor Pitana.
Goles: PT 1 T. Gutiérrez (RP) y 41 Vera ( E). ST 5 Carrillo (E), 15 Mora (RP) y 17 Ramiro Funes Mori (17).




El Superclásico del fútbol argentino, el clásico más importante de Argentina, de América y del mundo entero.


Un espectáculo que millones ansían ver, pero que solo unos miles pueden presenciar.Boca-River, River-Boca, se enfrentaban en una de las semifinales de la Libertadores 2004 para definir al finalista de la Copa que jugaría contra Once Caldas.Sin público visitante en ninguna de las dos canchas por motivos de seguridad, la ida fue en la mítica Bombonera, una Bombonera repleta que presenciaba un partido que desde el vamos pintaba calentito. Con varios roces de un lado y del otro, plancha de Villarreal a Gallardo, piñas de Ameli a Vargas y a Barijho, atención para Caneo, también para Maxi López, y entre tanto va y viene Boca ganaría 1-0 con gol del Flaco Schiavi de cabeza. La hecatombe derivó de un enfrentamiento entre Cascini y Gallardo, los cuales fueron expulsados por Claudio Martin, las tiradas de pelo de Ameli al Pato y el insólito arañazo de Gallardo al arquero Xeneize. Todo se calmó pero el Chino Garcé le pegó una durísima plancha a Vargas y se fue expulsado. Flor de polémica fue cuando, sobre el final, Tevez pateó un tiro libre en la medialuna del área de River y el Chacho Coudet metió la mano clarita, penal no sancionado.
La vuelta fue muy caliente también. En la segunda etapa, a los 20 segundos, se iba expulsado Vargas en Boca, poco después Lucho González puso el 1-0 que llevaba todo a los penales. Guillermo, mientras tanto, era agredido por hinchas de River que le tiraban de todo. La hecatombe, nuevamente, fue cuando el Ricky Rojas se rompió los ligamentos y River se quedaba con 10, por no tener más cambios, se quedaría con 9 por expulsión de Sambueza que, convencido por Guillermo, pensó que Baldassi lo había expulsado anteriormente, cosa que no fue así. Franco Cángele realizó algo impensado al desbordar por izquierda ante la marca de Juan Fernández y meter un centro bajo y rasante para un Tevez que marcaba el 1-1 a los 89 minutos de juego y le daba la clasificación a Boca en un Monumental mudo, claro que es conocido el festejo a lo gallinita de Carlitos que derivó en expulsión por su festejo desmedido. A los 93 todo se diluía, ya que Cristian Nasuti marcaba, de zurda, el 2-1 y forzaba a los penales.En cuanto a los penales, iba todo 4-4, Salas, Montenegro, Cavenaghi y Lucho para River, Schiavi, Pablo Álvarez, Ledesma y Burdisso para Boca. Hasta que llegó el quinto penal para River, el encargado era un Maximiliano López que había tenido un gran partido, peor no pudo ante un Pato Abbondanzieri expulsado.
En el último penal para Boca, Javier Villarreal marcaba el 5-4 definitorio que le daba el pase a la final a Boca en un marco estupendo: un estadio Monumental completa y totalmente mudo viendo el festejo de los jugadores Xeneizes. Como dijo Niembro en el momento, ante el silencio de 70 mil almas.



El próximo Superclásico Boca - River por la Copa Total Sudamericana se jugará el 20 y 27 de Noviembre del presente año
0
0
0
0No comments yet