Check the new version here

Popular channels

10 futbolistas que terminaron arruinados tras su retiro

10 futbolistas que terminaron arruinados tras colgar las botas





Un futbolista Top gestiona grandes cantidades de dinero que pueden desaparecer en un instante si no está bien aconsejados o si tienen vicios demasiado caros. Muchos cracks de este deporte fallecieron en la absoluta pobreza y algunos de ellos, en la actualidad, suplican un trabajo con el que hacer frente a las enormes deuda que han contraído por realizar inversiones desafortunadas.





8. Tres brasileños: Garrincha, Aílton y Marcelinho


Garrincha: el extremo brasileño fue clave en la Brasil de Pelé a la hora de conseguir los dos primeros Mundiales en la historia de la Canarinha (1958 y 1962). Falleció en la pobreza un 20 de enero de 1983 con tan solo 49 años a causa de una cirrosis hepática. Además de al alcohol, también era adicto al tabaco desde lo 10 años. Tuvo 14 hijos reconocidos con distintas mujeres y amantes. El atacante, que tenía una pierna seis centímetros más larga que la otra, se apagó nada más colgar las botas y dio rienda suelta a sus vicios.





Aílton: el delantero brasileño fue, en su día, es traspaso más caro de la historia del Werder Bremen por el que se pagaron 5,2 millones de euros procedente del Tigres de Monterrey. Fue campeón de la Bundesliga y 'Pichichi' de la Liga alemana. Se comenta que gastaba 100.000 euros al mes solo en ropa. Ahora, a sus 41 años, 'El Gordito' está al borde de la bancarrota, según relató 'Sport Bild'.


Marcelinho: en Brasil cuentan del exfutbolista que jugó en el Valencia que no puede pagar las cuentas y está al borde del colapso financiero. En la actualidad, tiene 43 años.



7. Andy van der Meyde


El centrocampista holandés formó parte de esa generación gloriosa del Ajax de Ámsterdam que jugó al lado de Ibrahimovic, Sneijder y Van der Vaart.


Más tarde fue traspasado al Inter de Milán y al Everton para terminar su carrera de manera prematura en el PSV, en el año 2010, cuando tan solo tenía 31 años. Las drogas, el alcohol y los problemas familiares le arruinaron. En varias entrevistas, Van der Meyde ha reconocido sentirse avergonzado por no haber luchado más en el pasado contra esa espiral de vicio.






6. Souleyman Sané


El delantero senegalés jugó en varios equipos de la Bundesliga como el Friburgo o el Nüremberg en la década de los 80's. Terminó su carrera en el año 2010 tras haber pasado también por la Liga de Austria. A lo largo de su carrera, se estima que ganó alrededor de 2 millones de euros que se fulminó en un instante. Una mala inversión de 150.000 euros le generó tal nivel de deudas y gastos que lapidaron todo su patrimonio.






5. Iván Zamorano


El exdelantero del Real Madrid también está atravesando dificultades económicas muy serias. En estos momentos, sigue resolviendo en los tribunales la deuda de 2.5 millones de euros que contrajo el chileno a lo largo de todos estos años. Él confía en una solución que no le deje en la más absoluta ruina.


Zamorano no parece estar muy preocupado y comparó estas dificultades con los problemas que tuvo cuando fichó por el Real Madrid: "Las dificultades me ayudaron a crecer. Como cuando el Real Madrid me dijo que sería el quinto delantero y ese año logré mi récord de goles. Como cuando en el Inter tuve que ceder el 9 a Ronaldo y jugué con el 8+1. Siempre superé los obstáculos, tiré hacia delante, luché y renací", reconoció ante los medios de comunicación.






4. George Best


El mítico delantero del Manchester United es uno de los considerados como mejores futbolistas de las Islas Británicas incluso por delante de leyendas como Sir Bobby Charlton o Sir Stanley Matthews.


Sin embargo, el Balón de Oro de 1968 nunca escondió tener un problema con las dogas y el alcohol.


Best estuvo tres meses en la cárcel por conducir borracho. Sufrió un trasplante de hígado en el año 2000 después de una vida a caballo entre el fútbol y el licor."En 1969 dejé las mujeres y el alcohol; fueron los peores 20 minutos de mi vida", confesó el jugador irlandés. Otra de sus grandes frases fue: "Gasté mucho dinero en licor, mujeres y carros de carreras. El resto lo despilfarré". Finalmente, falleció en el año 2005 entre el reconocimiento de todo el mundo del fútbol y un patrimonio inferior al que pudo haber conseguido de no haberse rendido a los vicios.






3. Paul Gascoigne


En su día, fue una de las esperanzas del fútbol inglés. Empezó a despuntar en el Newcastle y su técnica, su calidad y su elegancia con el balón en los pies empezaron a sobresalir. Muchos equipos de primer nivel pujaron por él y, finalmente, el Tottenham se hizo con los servicios del centrocampista.


Con los 'Spurs', llegó el momento más álgido de su carrera. Sin embargo, su carrera deportiva la compaginó frecuentemente con el alcohol y los líos de pubs. El propio futbolista reconoció beber cuatro botellas de whisky diarias y esnifar cocaína como algo habitual. Gascoigne empezó a ganar mucho peso y, cuando fue traspasado al Lazio, empezó su declive. Se fundió parte de los 17 millones de euros que ganó a lo largo de su carrera en una clínica de desintoxicación.






2. Christian Vieri


Es uno de los últimos casos que hemos conocido. Ha pasado una década desde que el mítico delantero italiano colgara las botas y en marzo de este año, el goleador se declaró en bancarrota.


Su vida personal ha sido tan agitado como su trayectoria profesional. Cambió 17 veces de equipo en las 19 temporadas que estuvo en la élite del fútbol mundial (Lazio, Inter, Atlético de Madrid, Milan, Mónaco, Juventus....). Amasó una gran fortuna que desapareció en una mala inversión con su madre como socia. Su afición al póker hizo el resto y ha perdido cerca de 16 millones de euros entre el negocio y sus vicios.


Ahora suplica que algún club italiano le dé trabajo en algún banquillo como entrenador.






1. Salvador Cabañas


Cerramos con un caso diferentes porque Cabañas no se arruinó, le arruinaron la vida a él. Era el delantero titular en el América mexicano, estrella con la selección de Paraguay y un precontrato firmado con el Manchester United para irse a Europa. Todos los sueños de Salvador Cabañas se desmoronaron aquella madrugada del 25 de enero de 2010. Ese día, Cabañas estaba con su esposa en un bar de Ciudad de México, llamado 'Bar Bar',

cuando recibió un disparo en la cabeza. Salvó su vida milagrosamente gracias a una intervención quirúrgica de urgencia.


Cuatro años después, el paraguayo ha pasado de crack mundial a distribuidor de panes en la empresa familiar de su padre. Se levanta a las cuatro de la mañana y distribuye el pan a los clientes de su progenitor.


Le encontró en esa situación un periodista de la agencia AFP. Cabañas está arruinado y sin propiedades. Culpa a su exmujer de su ruina. Se quedó con su mansión de Asunción valorada en cinco millones de dólares. También le acusa de apoderarse de todos sus bienes mientras se recuperaba en el hospital con la ayuda de su propio representante y "un amigo" suyo.














0
0
0
1
0No comments yet