Check the new version here

Popular channels

+10 por los partidos que les llevamos de hijos




Cada vez más hijo





"Que nacieron...", se cantó bajo la lluvia en el Nuevo Gasómetro. San Lorenzo le ganó bien a Boca por 2-0 con una figura: Verón le dio el pase de gol a Cauteruccio y puso el 2-0 con un golazo. Ah, y el equipo del Vasco ya quedó out de la pelea.


CONOCE A TU HERMANITA, HIJO BOBO






¡Baila Boedo! Baila bajo la lluvia. El Nuevo Gasómetro es una fiesta: "Que nacieron hijos nuestros, hijos nuestros morirán", cantan los hinchas. Y tienen razón: Boca no puede con San Lorenzo ni aun en su peor momento, cuando las papas queman. Porque en Boedo la cosa venía áspera. Pero este domingo, como tantos otros, el equipo de Bauza recuperó la memoria y fue un verdadero Ciclón que se llevó puesto al de Arruabarrena, ganándole el clásico de punta a punta.



La lluvia jugó a favor de San Lorenzo, que, con la cancha rápida, exprimió al mango la velocidad de Verón, un dolor de cabeza para el fondo de Boca. El 11 del Ciclón se metió cada vez que pudo entre Komar e Insúa, generando el hueco para que Cauteruccio entrara en soledad por el medio, como en el 1-0. Pero lo de Verón tenía que ir más allá de un centro, de un pase-gol, de una asistencia, o como quiera llamarle. Verón tenía que cerrar su tarde de gloria con un golazo como el que hizo, enganchando dos veces adentro del área y mándandosela a guarda a Orion con un derechazo imposible.



Pero el error de Boca no estuvo en el fondo, sino en la mitad de la cancha, donde no hizo pie. Ni Erbes, ni Castellani, ni Ledesma pudieron hacerle frente al medio de San Lorenzo, donde la dupla compuesta por Mercier y Ortigoza plantó bandera. Tampoco hubo ayuda arriba: Carrizo y Martínez no pesaron por las bandas y Gigliotti murió peleándola solo por el medio. Ni siquiera el ingreso de Luciano Acosta pudo cambiarle la cara al equipo de Arruabarrena, que con esta derrota se despidió definitivamente de una pelea que a esta altura ya parecía ficticia.

La rotación no es excusa: el Vasco sabía lo que se jugaba en la cancha de San Lorenzo y aun así eligió inclinarse por la Copa. Hizo lo más lógico. Ahora, contra Cerro en Paraguay, tendrá revancha. A definir la historia.



TE VA A DOLER...





















0
0
0
0
0No comments yet