Popular channels

15 años sin Carlitos Monzón (Megapost)


Carlos Monzón, con los guantes puestos, fue un extraordinario campeón, cuya figura se agranda con el tiempo. Sí, los puristas de los números dirán que Omar Narváez igualó su record de 14 defensas exitosas. Pero más allá de la lógica matemática, quedan en el recuerdo algunos de los grandes nombres que sucumbieron ante él: Nino Benvenuti dos veces, Mantequilla Nápoles, Rodrigo Valdez en dos ocasiones, Denny Moyer, Tom Bogs, Jean Claude Bouttier, Emile Griffith también en dos peleas...
Carlos quedó como un ícono del boxeo argentino. Fue rey absoluto en Europa, en donde lo pusieron en un trono. Se codeó con príncipes y estrellas del cine. Alain Delon, uno de sus amigos, organizó su combate con Mantequilla en Paris, en una noche de glamour y drama, pues tras sufrir tremendo castigo, el cubano radicado en México se quedó en su silla, impotente y vencido.

Monzón fue condenado por homicidio de Alicia Muñiz en febrero de 1988. Pasó por las cárceles de Batán y Junín. Cuando encontró la muerte, gozaba de permiso especial para trabajar como entrenador de boxeo en la Unión Personal Civil de la Nación de Santa Fe. Tras un asado, emprendió el camino de regreso a su alojamiento como detenido, cuando volcó el auto que conducía. Fue en el Paraje Los Cerrillos de la Ruta 1. Murió en el acto.

Quedó de espaldas sobre la tierra santafecina que tanto amó, y de cara al sol. Muchas leyendas se tejieron sobre su muerte, incluyendo la de un misterioso vehículo que lo había seguido, pero nunca se supo otra cosa que el hecho, frío e indiscutible, de un vuelco en un sector peligroso del camino.

Su sepelio movilizó a toda la ciudad de Santa Fe y un millón de brazos se extendió al cielo para llevar su ataúd, puesto que para la gente de todos los días, en él estaba el gran campeón que tantas alegrías le había dado. Es cierto, su vida después del boxeo no fue sencilla. Era un hombre de pocas palabras y de rencores repentinos. Jamás superó el amor que sintió por Susana Giménez. Alicia Muñiz le dio un hijo, Maximiliano. Y él se encargó de repetir una y mil veces, jurando por “El Maxi”, como lo llamaba, que nunca tuvo intención de matarla.

Han pasado 15 años de aquel momento. Y más allá de su vida privada, plagada de errores, pero también de aciertos, es imposible no recordar al gran campeón que supo ser. Profesional al máximo a la hora de entrenar, obediente soldado de las órdenes de su técnico de toda la vida, Amílcar Brusa, subía al ring con el convencimiento de que su adversario era un enemigo que quería robarle el pan de sus hijos. Estaba a punto de salir en libertad cuando halló la muerte. Dicen que lo último que hizo fue firmarle el autógrafo a un admirador. Es que así se sintió siempre. Como un campeón.




Carlos Monzón (San Javier, provincia de Santa Fe, 7 de agosto de 1942 - † Los Cerrillos, provincia de Santa Fe, 8 de enero de 1995) fue un boxeador argentino que alcanzó el título de campeón mundial de la categoría mediano, entre los años 1970 y 1977.
Junto con Maradona y Fangio son considerados los máximos deportistas argentinos.

Biografía

Primeros años


Carlos Monzón nació en la localidad de San Javier en la provincia de Santa Fe, el 7 de agosto de 1942. Era el quinto hijo de Amalia Ledesma y Roque Monzón, de orígenes humildes. Cuando se encontraba en el tercer grado de la educación primaria, abandonó los estudios para comenzar a trabajar y colaborar con el sustento familiar. Trabajó como repartidor de aguas gasificadas (sodero), repartidor de leche, canillita (vendedor de diarios), al tiempo que, interesado por el boxeo, ingresó a los gimnasios para participar en la liga local amateur. Su primer combate en esta categoría fue el 2 de octubre de 1959 y el último, antes de pasar al profesionalismo, el 12 de diciembre de 1962 como boxeador en la categoria medio mediano.


Profesionalismo
El 6 de febrero de 1963 hizo su debut como profesional, enfrentando a Ramón Montenegro, a quien derrotó de K.O.. Su fama fue creciendo sostenidamente, hasta su primera consagración al participar en un certamen organizado en el famoso estadio porteño Luna Park, el cual era realizado por el manager Juan Carlos Tito Lectoure. En este certamen obtuvo una famosa victoria contra “El torito de Pompeya”, aguerrido boxeador de entonces. Esto hizo que el Lecture se fijara en él y comenzara a organizar eventos internacionales para foguearlo, en su mayoría contra pugilistas estadounidenses.

Entre 1963 y 1964 sufrió varias derrotas producto su inexperiencia y por la calidad de sus rivales, pero a partir de 1965 su suerte y su pericia para este deporte dieron un vuelco y todas fueron victorias.

El 1 de febrero de 1966 fue coronado campeón de peso mediano de su provincia, Santa Fe, y el 3 de septiembre del mismo año ganó su pelea contra Jorge Fernández, obteniendo el título de Campeón Argentino de Peso Mediano. Al año siguiente y frente al mismo pugilista obtuvo el Cetro Sudamericano de Peso Mediano.
En 1969 obtuvo el campeonato Sudamericano de los Medianos que le abrió las puertas a disputar el cetro mundial que por entonces ostentaba el italiano Nino Benvenuti. La contienda se llevó a cabo en el Palazzo Dello Sport, en la capital italiana Roma el 7 de noviembre de 1970. En ella Monzón noqueó al campeón en el duodécimo asalto obteniendo la Corona Mundial de los Medianos de la Asociación y el Consejo Mundial de Boxeo. A partir de ese momento hizo 14 defensas de su título contra los grandes boxeadores de la época, ganándolas todas hasta su retiro en 1977.

También incursionó en el cine. En 1974 filmó con la actriz argentina Susana Giménez la película La Mary, comenzando un tortuoso romance con la actriz, que lo llevó a divorciarse de su esposa. A su nueva conviviente le disgustaba el boxeo, causando varios conflictos entre Monzón y su conductor Amílcar Brusa y su manager Tito Lectoure. Paradójicamente, su romance con la actriz terminó poco tiempo después de su retiro. A partir de entonces, malas compañías y el abuso del alcohol entraron en su vida.

Vida personal y últimos años


Se casó en segundas nupcias con Alicia Muñiz con quien tuvo un hijo. La vida con ella se tornó insoportable, terminando el matrimonio en un incidente que marcaría su vida. El 14 de febrero de 1988 su esposa murió a causa de heridas recibidas producto de su caída desde el balcón de la casa que ocupaban en la ciudad de Mar del Plata, de la cual se acusó a Monzón de ser el responsable. El boxeador fue juzgado y declarado culpable en un juicio polémico y mediático y fue condenado a 11 años de prisión por homicidio simple.

Cuando se encontraba en la etapa final de su condena, comenzó a gozar de salidas restringidas para trabajar. En una de ellas murió en un accidente automovilístico el 8 de enero de 1995, en la localidad de Los Cerrillos en la provincia de Santa Fe.


Además era admirado por celebridades mundiales como Alain Delón, Mike Rourke (quien lo visitó en el penal de Batan) y muchos famosos más que le dieron su apoyo en momentos dificiles.Monzón fue invitado de honor en el programa de televisión de Nino Benvenuti varias veces, y, cuando fue acusado de asesinar a su esposa en 1988, Benvenuti fue uno de sus defensores más leales, visitándolo en la cárcel en Argentina varias veces, y pidiendo por su libertad. Carlos Monzón es considerado uno de los más grandes deportistas de Argentina, alcanzando la fama que sólo han ostentado personajes como Diego Armando Maradona, Guillermo Vilas, Roberto de Vicenzo o Juan Manuel Fangio. A su retiro tenía el récord de 99 peleas como profesional, con 87 ganadas (59 antes del límite),9 empates y solo 3 derrotas.



Imágenes



















Alcanzó la cima:
Su KO ante Nino Benvenutti (Italia)
http://www.youtube.com/v/VJYDP-aojQ
link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=VJYDP-aojQ





COMENTAR ES RECORDAR
0
0
0
0No comments yet