Check the new version here

Popular channels

1924, El primer Mundial de Fútbol de la Historia - Libro de


link: https://www.youtube.com/watch?v=gY6pV9nCP9w


Nota muy interesante en Brasil a Pierre Arrighi autor del Libro "1924 Primer Copa Mundial de Futbol de la FIFA."

Con todos los documentos en manos, lo que te hace decir categóricamente que la Copa del Mundo de 1924 fue la primera en la historia?

Los documentos que encontré me permiten decir que el Torneo Olímpico de 1924 fue un Campeonato del Mundo sin ningua duda. Y también una Copa del Mundo. Los documentos claves están archivados en la biblioteca de la Federación francesa de fútbol en París. Se encuentra allí la colección completa del semanario oficial de la Federación francesa fundado en 1923, y que se publicó hasta 1946 : France Football. La Federación francesa de fútbol era uno de los dos poderes deportivos del torneo con la FIFA y estaba presidida también por Jules Rimet. El semanario publicaba lo oficial de la Federación y era propiedad personal del presidente de la FIFA. En su primer número de agosto de 1923 se anunció a todos los futbolistas del globo que se iba a disputar un campeonato del mundo. El 25 de abril de 1924 en momentos de efectuarse los primeros sorteos y de anunciarse los primeros programas oficiales, el semanario dio por primera vez la calificación oficial del torneo : «Tournoi Mondial de Football». Y volvió a anunciar otra vez que lo que se disputaba era un título de campeón del mundo. Posteriormente cuando empezaron los partidos, los programas oficiales estuvieron encabezados por el mismo título calificativo torneo mundial de fútbol y presentados en las portadas del semanario. El periódico se difundía por abono obligatorio a todos los clubes de Francia, Argelia, Túnez, Marruecos y se distribuía también a todos los corresponsales presentes en París. Hay que considerar que durante décadas la FIFA delegó el poder de programar y de calificar a las asociaciones nacionales. Esto duró prácticamente hasta 1978. En 1924 esta situación se imponía porque la FIFA había dejado de reunirse en congreso entre 1914 y 1923. El Congreso reunido en Ginebra en 1923 no estaba en condiciones de dar calificaciones precisas. Lo mismo sucedió cuando se fundó la Copa del mundo 1930, que fue calificada por la Asociación Uruguaya de fútbol como Campeonato Mundial de Fútbol.
Este es el documento más impactante.
Pero hay muchos otros como ser el reglamento del torneo, el calendario, los programas, las decisiones que conducen a la constitución de las comisiones, los poderes de conducción definidos en el congreso de la FIFA y los informes olímpicos.
Por otra parte no cabe duda de que 1924 fue una copa. En aquellos tiempos y aún hoy, el término «copa» hacía referencia a un torneo cuyos partidos eran todos eliminatorios. Se diferenciaba la «copa» del «campeonato» en el cual juegan todos contra todos y vence el que acumula más puntos. En ese sentido 1924 y 1928 fueron más copas que cualquiera de los torneos mundiales que les sucedieron.

FIFA colaboró con la investigación? Hubo burocracia de alguna entidad?
La FIFA respondió en la medida de lo posible a las preguntas que se le formularon. Por ejemplo confirmó que autoriza y reconoce las dos estrellas suplementarias del escudo celeste. Su servicio de Relaciones públicas considera que no se trata exactamente de Copas del mundo de la FIFA, pero esta posición contradice lo que está escrito en el Reglamento del equipamiento de la FIFA publicado en 2010. En dicho reglamento se explicita que las estrellas autorizadas simbolizan Copas del mundo de la FIFA, por lo cual se confirma la ambigüedad de la posición de la Federación internacional. La FIFA no puede oponerse frontalmente al mundial de 1924 porque sabe por los archivos franceses que se trató de un Torneo Mundial dirigido por Rimet. Los historiadores franceses del fútbol saben muy bien cual fue la calificación de dicho torneo pero la ocultan como ocultan esas números del semanario oficial.
Por otra parte, la FIFA tiene un servicio de documentación muy eficiente y cordial, y comunica documentación digital a solicitud de los investigadores en particular las actas de la FIFA de 1904 hasta hoy. Las actas de 1923 permiten confirmar que la FIFA decidió «conducir» el torneo de París y delegar los poderes de organización, programación, calificación y reglamentación a la Federación francesa. La FIFA no solamente facilitó esa documentación sino que además me autorizó a reproducir esos documentos en el libro.

En su opinión, lo que es un campeonato mundial de fútbol?
Para definir qué es un Campeonato Mundial de Fútbol hay que ver cuáles son los criterios que los dirigentes y la opinión futbolística fueron definiendo como características de un tal evento. Leyendo la literatura oficial y la literatura experta del fútbol, se concluye que un campeonato mundial de fútbol tiene cinco características fundamentales. Uno, está dirigido por poderes deportivos del fútbol que ejercen libremente sus prerrogativas. Dos, dichos poderes le otorgan oficialmente una calificación en la cual se especifica el carácter mundial de la competición. Tres, dicha calificación es ampliamente difundida por la prensa oficial y también por la prensa deportiva. Cuatro, el torneo alcanza verdaderamente una representatividad mundial, es decir que participan países representativos de varios continentes. Cinco, finalmente, el torneo tiene que ser abierto a todas las categorías de futbolistas sin exclusiones.
Todos estos puntos se verifican en el caso del torneo mundial de 1924. Los poderes deportivos fueron exclusivamente dos : la FIFA y la Federación francesa. Pudieron desempeñarse con total libertad y no hubo ninguna intromisión de autoridades olímpicas. Por otra parte, ya lo mencionamos, se calificó oficialmente el torneo como «torneo mundial de fútbol». Esta calificación fue ampliamente difundida por la prensa oficial francesa y también por la prensa futbolística francesa, uruguaya, y suiza. Los dos finalistas y el país organizador reconocieron que se trataba de un campeonato del mundo. En cuarto lugar, se constata que participaron 22 países y cinco continentes : Europa, América del Norte, América del Sur, Asia y África. Hubo representantes del mundo británico, Irlanda libre, también la superpotencia deportiva Estados Unidos, y el campeón de América de fútbol Uruguay. El torneo de 1924 fue el más mundial de todos los mundiales hasta 1954. Por último, el torneo de 1924 fue un abierto. El reglamento elaborado por la Federación francesa, aprobado y aplicado por el tribunal de reclamos de la FIFA autorizaba la participación de todos los futbolistas. Hay que saber que desde 1914 las federaciones internacionales disponían del poder de admisión de los atletas en los Juegos. Sólo las federaciones internacionales podían dar una definición del amateur. Como la FIFA se negaba a dar dicha definición, eso significaba que el término amateur no quería decir nada. Muchas selecciones estaban compuestas totalmente por profesionales : Francia, Hungria, Suiza, Italia, España, Checoslovaquia y Estados Unidos.

¿Cómo y dónde encontraste documentos que prueban que Colombes 1924 fue en realidad una Copa del Mundo?
Como ya lo indiqué, los documentos fundamentales se encuentran en la pequeña biblioteca de la Federación francesa de fútbol. Pero hay una gran cantidad de documentos complementarios entre los cuales se hallan las actas del congreso de la FIFA de 1923 y el informe olímpico de los juegos de 1924. En dicho informe, Pierre de Coubertin, Presidente del COI, afirma que el torneo de fútbol fue «demasiado campeonato del mundo» y que los atletas que vienen a los Juegos tienen derecho a disputar Mundiales y los organizadores la obligación de ofrecerlos. Esto significa que no solamente hubo una calificación mundialista por parte de las autoridades del fútbol, sino que también la hubo por parte de las autoridades olímpicas.
En cuanto a los archivos de prensa, hay que referirse a diferentes bibliotecas. Se puede consultar la exposición en línea «El triunfo de nuestros colores», publicada en 2008 por la Biblioteca Nacional Suiza en la cual se presentan cantidad de periódicos de este país certificando el carácter mundial de la prueba. El hecho es importante porque Suiza fue finalista y además porque este país tenía en aquel entonces una gran cultura futbolística. En ese momento, sólo las retaguardias se negaban a reconocer el carácter mundial del torneo olímpico.

¿Qué revelaciones fueron descubiertos en los documentos?
La gran revelación es que existe desde siempre en la biblioteca de la Federación francesa la prueba de que se trató de un mundial, y que esta prueba fue siempre ocultada. Cuando pregunto a mis amigos investigadores franceses cómo pueden negar el carácter mundial de 1924 conociendo dichas portadas, sencillamente no me responden. Existe un artículo de prensa muy importante de un experto francés, Gabriel Hanot, titulado «fue el mejor de los 22 equipos que ganó el formidable campeonato mundial de fútbol». También se halla en la biblioteca de la Federación francesa. Es frecuentemente citado por los historiadores, pero con la particularidad de que el título aparece siempre cortado…
Otra revelación es la omnipresencia de Jules Rimet. El dirigente francés preside los dos poderes deportivos : la FIFA y la Federación francesa. Es además vicepresidente del comité ejecutivo del comité olímpico francés. Es miembro de la Comisión mixta de estudios de infraestructura del Comité olímpico francés. Es miembro de la Comisión técnica del fútbol. Es presidente del tribunal de reclamos de la FIFA. Es él quien controla prácticamente todas las actividades de dirección y de organización. Pero opera bajo influencia del Secretario General de la FIFA, Carl Hirschman, holandés, que desde 1914 tiene la teoría de que los campeonatos olímpicos deben ser los mundiales de la FIFA. Esta estrategia es la que la FIFA lleva a cabo hasta 1928.

¿Por qué el fútbol en los Juegos Olímpicos de 1920 no puede considerarse una Copa del Mundo, ya que lo reglamento era muy parecido con lo de Colombes 1924?
En 1920, la opinión futbolística europea consideraba a los campeones belgas como campeones del mundo. Había una grandísima expectativa en ese sentido, avidez de mundial. Personalmente no me molesta que los belgas sean considerados así. Para el torneo de 1920 hubo una convocatoria planetaria. Fueron invitados países de todas partes del mundo. Pero el problema fue que sólo asistieron países europeos más Egipto que era todavía una colonia británica. Por otra parte, la FIFA no lo pudo conducir porque no estaba todavía en condiciones de hacerlo. Otro problema fue que hubo un torneo consuelo, unsistema arcaico de competición. Indudablemente, 1920 fue mucho más mundial que 1912 y fue una verdadera transición hacia 1924.

Si un país europeo había ganado los Juegos Olímpicos en 1924 y 1928 en el fútbol, ¿crees que los considerarían campeones de la Copa del Mundo?
No me cabe la menor duda. Después de la victoria de Uruguay, los dirigentes europeos sintieron mucha rabia. La situación se complicó aún más en 1928 porque Uruguay eliminó al país organizador, Holanda, desde el primer partido y la final fue puramente sudamericana. El problema para Uruguay fue que ganó las dos finales y que es un país pequeño. De haber ganado Argentina en Amsterdam, ambos países tendrían actualmente tres estrellas.

¿Cuál fue la participación de la FIFA en los Juegos Olímpicos de 1924?
En 1921, el Congreso olímpico de Lausana confirma la transferencia de todos los poderes deportivos a las federaciones internacionales en el marco de los Juegos olímpicos. Da la lista de las federaciones internacionales reconocidas entre las cuales se halla la FIFA. Rimet participa en dicho congreso como representante de la FIFA y vota personalmente todas estas resoluciones. Ese mismo Congreso decide las sedes de París y de Amsterdam para los dos próximos Juegos. La FIFA decide entonces conducir el torneo olímpico de París. Esto significa que da los lineamientos generales que debe aplicar la Federación francesa. El organigrama olímpico reconoce a la FIFA como poder supremo y absoluto sobre el torneo. La FIFA designa una comisión legislativa que se encarga de fijar las leyes del juego. La FIFA designa los árbitros internacionales. La FIFA constituye el Tribunal de reclamos que es la máxima autoridad reglamentaria y deportiva durante el torneo.
En aquellos momentos existía cierta indiferencia entre los dirigentes olímpicos y los dirigentes de las federaciones internacionales, por lo cual la FIFA pudo trabajar con total libertad. Esta libertad tenía un precio: el monopolio de la recaudaciones por los dirigentes olímpicos.

¿Cuál es el sentimiento del pueblo uruguayo en general sobre los torneos de 1924 y 1928? Creen que son Copas del Mundo?
El pueblo uruguayo en general considera que 1924 y 1928 fueron mundiales. Pero hay que reconocer que desde hace un tiempo, como no se habían hallado documentos definitivos, la intelectualidad y los universitarios empezaron a emitir dudas. Lo que quiero recalcar ahora y que descubrí también en Francia, es que en Europa hay unos cuantos especialistas universaitarios que consideran que Uruguay ganó efectivamente 4 Mundiales. En Alemania los historiados olímpicos dicen que 1924 y 1928 son «Mundiales olvidados». En Francia, historiadores como Didier Rey, Pascal Charroin o Thierry Terret no tienen dudas sobre los 4 Mundiales de Uruguay aunque no aportan los documentos probatorios. Hay una colecció de DVD sobre la historia del Fútbol, “The beautiful Game”, muy buena, que dice lo mismo: 2 Mundiales antes de las Copas FIFA, y 2 Mundiales de la FIFA. En Bélgica y en Suiza, también se piensa lo mismo en ciertos medios. Cuanto más chicos son los países, más se aceptan las cuatro estrellas de Uruguay.

¿Por qué decidiste escribir el libro?
En 2009 hubo un partido en Francia entre Uruguay y selección local. La Federación francesa denominó dicho partido «Match cinco estrellas». Este título generó debates en la prensa francesa. Me di cuenta de que había también en Francia muchos historiadores que defendían la tesis del mundial de 1924. Se trata en particular de los historiadores olímpicos y de los universitarios más populares y menos politizados. Pero también me di cuenta de que ciertos comentaristas se burlaban de los uruguayos y los acusaban de hacer trampa. A mi no me pareció verosímil que el pueblo uruguayo se atribuyera títulos que no ganó. Creo que el pueblo uruguayo no es arrogante ni pretencioso, sino más bien modesto y discreto a veces hasta el exceso.
Tomé conciencia entonces que 1924 era un torneo internacional disputado en París y que por lo tanto las fuentes escritas debían hallarse en París. Además yo soy Francés y Uruguayo...
Mi razonamiento fue el siguiente : o encuentro pruebas y el tema puede definirse, o no las encuentro y en ese caso nunca se podrá llegar a saber qué pasó realmente en la historia. Por diferentes contactos llegué a la biblioteca de la Federación francesa. Pude investigar libremente. El primer día exploré la colección de prensa oficial, y para mi gran estupefacción di inmediatamente con las impactantes portadas de France Football. Me dije : entonces era cierto! Ahí empecé a escribir artículos y difundir esos documentos, y seguí buscando más y atando cabos. Me fue pareciendo un desafío interesante poner fin a un debate en el cual se manejan opiniones pero no documentos. Además pude comprobar que en Europa el tema interesa mucho. Ciertos historiadores dedican mucho tiempo a enterrar las glorias de Uruguay. Se organizan conferencias internacionales justamente para dictaminar muy universitariamente los ocultamientos.

¿Cuánto tiempo se completó la investigación?
La investigación documental duró más o menos 2 años. Después hubo que elaborar un cuadro conceptual y definir claramente qué era un Mundial de Fútbol. En este trabajo conté con el apoyo de varios historiadores uruguayos entusiastas. Después escribir : hubo 10 versiones.

FIFA hice algún comentario acerca de tu trabajo?
La FIFA no conoce todavía mi trabajo. Pero no va a hacer comentarios porque ese no es su rol. El rol de la FIFA es perpetuar cierta historia oficial y no, buscar la verdad histórica. Los encargados de la documentación de la FIFA no tienen derecho a debatir con los investigadores. La FIFA es una empresa y como tal sus empleados no pueden ir nunca en su contra.

Descubriste alguna situación curiosa que no implicara el tema de su libro?
La situación más curiosa se dio con la Federación francesa. Al principio la situación era muy buena. Me recibieron como se recibe a un amigo. Vinieron a discutir conmigo. Yo traté de convencerlos de que la federación francesa tenía interés en reivindicar el mundial de 1924 porque era su obra mayor. Sucedía que aquella biblioteca era muy abierta: cualquiera entraba y salía. Un día empecé a consultar los libros de la directiva y me di cuenta de que faltaba el libro de 1924. Se lo comuniqué a la directora. Entonces las relaciones empezaron a complicarse. Me costó mucho obtener autorización de la Federación francesa para reproducir sus documentos. Cuando al fin la tuve pedí para reproducir una sola página para obtener mayor calidad. Pero me dijeron que no podía acceder más a la biblioteca hasta 2016...
Algo muy interesante fueron las discusiones que tuve con especialista francés que me dijo que en el torneo de 1924, 20 de los 22 jugadores franceses eran profesionales. Un tema que pude profundizar justamente es el del profesionalismo y del amateurismo. Es un tema complicado sobre el cual se dicen muchísimas falsedades y existen muchas creencias totalmente contrarias a la realidad histórica.

¿Quieres escribir un libro acerca de la Copa Mundial de 1928?
Por el momento no, porque debería hacer una investigación en Holanda y no conozco el idioma. Voy a publicar trabajos sobre 1930, en parte porque sobre dicho mundial se dicen muchas maldades en Europa que sirven de base a la llamada «leyenda negra del fútbol uruguayo».
0
0
0
0
0No comments yet