Check the new version here

Popular channels

A 18 años de la Copa América de Uruguay en casa



A 18 años de la Copa América de Uruguay en casa: La historia secreta de la definición por penales




Un 23 de julio pero de 1995, Uruguay lograba su Copa América número 14 de local. Aquel domingo inolvidable con el gol de Bengoechea de tiro libre para empatar 1-1 y forzar los penales ante Brasil. En la tanda ´Manteca´ Martínez selló el 5-4 que le dio la gloria a la celeste. ´Así ganamos la Copa´ revelo Héctor Núñez en un libro para la posteridad.



ASI LO CONTABA HECTOR NUÑEZ

Héctor Núñez (falleció el 19 de diciembre de 2011), el orientador de aquel equipo celeste que se consagró por última vez en casa, dejó sus pensamientos y revelaciones para la posteridad en el libro titulado "Así ganamos la Copa América" y recuerda que en lo previo a la final "el viaje al Centenario fue impresionante. La gente invadía la calle. Me dicen que 200.000 personas se lanzaron a las veredas ante nuestro paso para apoyarnos. Llegamos al estadio y el panorama era igual. Entramos al vestuario y los ojos de todos estaban llenos de lágrimas por la emoción".

LA CHARLA TÉCNICA

En la charla técnica en el vestuario les dijo: "Muchachos, diez minutos de presión a muerte para obligarlos a una fuerte exigencia física, que se equivoquen con la pelota y ver si podemos meter un zarpazo a la espalda de Roberto Carlos, que André Cruz es lento. Después aflojamos la presión para esperarlos en nuestra zona".

Las cosas no venían saliendo tal como estaban previstas y Brasil se puso 1-0, enmudeciendo al Centenario: "Cuando Tulio convierte el gol deben haber pensado en el nacimiento del ´Centenariazo´ que había anunciado Zagalo en la prensa".

Para el caso de una arremetida heroica, el técnico apelaría a las raíces del fútbol uruguayo: "Habíamos previsto que si el resultado no se modificaba llegaría la hora del ´Guti´, Poyet, Moas y Herrera, todos arriba para que Enzo, Adinolfi, Méndez y Pablo metieran centros y centros hasta que uno cayera en los pies de Otero".

INGRESO DE BENGOECHEA
Pero no fue necesario llegar eso. "Para el segundo tiempo estaban dispuestas las salidas de Fonseca y el ingreso de Martínez. Pero quien se puso solo fue Pablo Bengoechea. Sentado en la banca se pasó gritando y alentando a los compañeros: ´¡Vamos que hay que ganar! Marquen allí, tapen por allá´ gritaba Pablo, quien por lo general no es tan expresivo, se muestra callado. Me fui al vestuario pensando ´Pablo está de puta madre, enchufadazo a mil. Quiere y quiere, no le puedo dejar afuera´.

El profe Tejera me trajo a Pablo, le puse la mano en el hombro y le hablé poco: ´Ponte sobre la derecha, aguanta el balón y mete pelotazos a Otero y Martínez. Si puedes acompaña el ataque y que Gutiérrez banque solo el medio. Tenemos que ganar´".

Y en el segundo tiempo, el que estaba "de puta madre" fue quien convirtió el gol del empate, con un formidable tiro libre: "No fui yo quien indicó que él debía rematar ese tiro libre. Los ejecutantes naturales son Enzo, Fonseca, Herrera y Pablo. En el campo ellos se las arreglan. Pablo habló con Enzo, se pusieron de acuerdo, la pelota fue el ángulo donde tejen las arañas y Taffarel quedó clavado en el piso".

“PRIMERO, LA SELECCIÓN”
Tras los penales, la gloria: Uruguay Campeón de América. "Me gustaría hacerles saber a todos los uruguayos que este logro se consiguió luego de muchas dificultades vencidas, guiadas por un sólo principio y actitud: primero, siempre, la selección". "La Virgen de Pastoriza cumplió lo que le pedí aquel 16 de enero cuando pasé por debajo de su piedra: ¡ganar la Copa América! La vieja, desde el cielo, debe de haber empujado las manos de Alvez y el penal del ´Manteca´ como se lo pedí al tocar por última vez su féretro".

LA HISTORIA SECRETA DE LA DEFINICIÓN POR PENALES

Para la definición por penales, Héctor Núñez confesó: "Había que confeccionar la lista de ejecutantes en la que, sinceramente, no había pensado. Coloqué a Bengoechea primero y Enzo me pidió ser él quien abriera la serie.

´Claro, claro, tú primero, entonces. Luego Pablo, después Herrera, el Guti...´, ´¿qué?´, me preguntó Morena con una enorme cara de sorpresa. Confirmé a Gutiérrez porque con el profe Tejera le habíamos visto patear penales en entrenamientos de la Sub 23 y era una fiera. Además, su inteligencia, sus cojones. Y me faltaba el quinto.

Dudaba entre Méndez y Moas, pero vino Morena y me dijo ´el último que lo patee Sergio Martínez, que los enchufa en Boca. No falla´. Respondí ´pues bien, Sergio entonces´, y nos encomendamos a la Virgen".

“PICHÓN” FESTEJABA Y SU MAMÁ FALLECÍA

Los avatares de la vida quisieron que en el mismo momento en que el "Pichón" estaba festejando la clasificación a la final, su mamá dejaba de existir. Así vivió esa noche triste el "Pichón": "Desde el 11 de julio, cada noche iba con Osvaldo Giménez a la Española porque mi madre, doña Carmen, había sido internada.

Con sus 92 años arrastraba achaques propios de la vejez, los cuales apagaron su vida en la noche del 19 de julio, el día que experimentaba una gran alegría con la victoria ante Colombia. Al llegar al vestuario, en medio de la euforia, vi a Oscar Magurno que me esperaba.

Pensé lo peor. Oscar me dijo que la situación de la vieja se había agravado, que no pasaba la noche. Le pedí a Oscar que se encargara de todas esas cosas duras de estos casos. Estuve en el velorio y al mediodía volví a Los Aromos".


ASI LO CUENTA LA AUF


Hoy 23 de julio se cumplen 18 años de la Copa América Uruguay 95´ ganada por la Celeste en casa, confirmando la tradición. La conquista del 14° título ratificó la costumbre cada vez que Uruguay fue organizador del evento, ganó la Copa en disputa. El invicto de local se mantenía.

La XXXVII edición de la Copa América, se disputó entre el 5 y 23 de julio en cuatro escenarios: Domingo Burgueño Miguel de Maldonado, Estadio Centenario de Montevideo, Parque Artigas de Paysandú y Atilio Paiva Olivera de Rivera. Estos dos últimos escenarios construidos especialmente para el Torneo. Participaron las diez selecciones de Conmebol, agregándose como invitados, Estados Unidos y México.

Uruguay, que integró el Grupo A, debutó el 5 de julio en el Centenario venciendo a Venezuela por 4 a 1 con goles de Daniel Fonseca, Marcelo Otero, Enzo Francescoli y Gustavo Poyet. El segundo encuentro fue frente a Paraguay, con victoria 1 a 0 con gol de Enzo Francescoli. Cerró la serie con empate 1 a 1 ante México con tanto de Marcelo Saralegui.

La Celeste, dirigida por Héctor “Pichón” Núñez, finalizó primera en el grupo con 7 puntos, seis goles a favor y dos en contra. Para los Cuartos de final, clasificaban los dos primeros de cada serie: Uruguay y Paraguay por el A, Brasil y Colombia por el B y Estados Unidos y Argentina por la serie C. Además avanzaron los dos mejores terceros: México y Bolivia.

El 16 de julio, por Cuartos de Final, marcó el cruce de un ganador de grupo con un tercero. Uruguay derrotó a Bolivia 2 a 1 en el Estadio Centenario con goles de Marcelo Otero y Daniel Fonseca. De esa manera avanzaba a semifinales, en donde enfrentaría a Colombia, que superó en su cruce a Paraguay por penales.

Con arbitraje del paraguayo Felix Banegas, Uruguay superó 2 a 0 a Colombia, con tantos de Edgardo Adinolfi y Marcelo Otero, ambos en el segundo tiempo. La selección colombiana finalizaría tercera en el torneo, tras superar en Maldonado a Estados Unidos por el bronce.

La final, se disputó el 23 de julio de 1995 en el Estadio Centenario colmado. El rival fue Brasil. Héctor Núñez alineó a Fernando Alvez, Gustavo Méndez, José Herrera, Eber Moas, Tabaré Silva (35´ Edgardo Adinolfi), Diego Dorta (45´ Pablo Bengoechea), Álvaro Gutiérrez, Gustavo Poyet, Enzo Francéscoli, Daniel Fonseca (45´ Sergio Martínez) y Marcelo Otero.

Los noventa minutos finalizaron 1 a 1, Tulio convirtió para Brasil a los 30 minutos del primer tiempo y Bengoechea empató para Uruguay a los 6 del complemento. El partido se definió por penales. Uruguay logró vencer a los norteños imponiéndose 5 -3. Por Uruguay convirtieron: Francescoli, Bengoechea, Herrera, Gutiérrez y Martínez. Alvez atajó el tercer penal de Brasil, ejecutado por Tulio.

Uruguay fue la selección más goleadora del torneo con 11 anotaciones. Marcelo Otero fue el máximo goleador de Uruguay en el torneo con tres goles, seguido por Daniel Fonseca y Enzo Francescoli con dos.
Se revalidó el título, ostentando una imbatibilidad en las localías que se refleja en los hechos. Ni Brasil ni Argentina han logrado dar vueltas “olímpicas” en Uruguay.

El camino a la Copa

5 de julio
Uruguay 4 – 1 Venezuela

9 de julio
Uruguay 1 – 0 Paraguay

13 de julio
Uruguay 1 – 1 México

16 de julio
Uruguay 2 – 1 Bolivia

19 de julio
Uruguay 2 – 0 Colombia

23 de julio
Uruguay 1 – 1 Brasil (5 a 3 en los penales)
0
0
0
0
0No comments yet