Popular channels

A 4 años de la muerte del hincha Nº 1 de Racing

Racing Club expresa sus condolencias por la muerte del Dr. Néstor Kirchner



Néstor Kirchner siempre fue un apasionado por el deporte. Desde su nacimiento el 25 de febrero de 1950 su padre le transmitió el amor por Racing de Avellaneda.

El mal trago que significó la noticia de su muerte caló hondo en diferentes ámbitos, pero sobre todo en el mundo del fútbol, más allá que su figura siempre fue de la mano de diferentes disciplinas deportivas.

En sus años mozos en tierra patagónica dejó trasuntar su fanatismo por el básquet, aunque nunca pudo concretar su sueño de poder practicar ese deporte en el más alto nivel. Lo cierto es que desde su llegada a la política, primero como gobernador de Santa Cruz hasta llegar a la ocupar la primera magistratura, nunca disimuló su amor por la camiseta de la Academia.


Su sentimiento hacia el club de Avellaneda se hizo más profundo cuando asumió la presidencia de la Nación en 2003, incluso llegó a tener una polémica bandera con su nombre en manos de la barra, en momentos de que se hablaba de una posible reelección para el período 2007-2011.

Ni siquiera pudo desentenderse de la vida deportiva del Blanquiceleste cuando le tocó pasar por momentos complicados de salud.

Ni siquiera las repetidas intervenciones quirúrgicas a las que fue sometido evitaron que el ex presidente pidiera ver a su Racing querido. En esa oportunidad el ex Jefe de Estado no pudo disfrutar una victoria ya que el equipo dirigido por Miguel Angel Russo cayó 4 a 2 en el debut del futbolista paranaense Roberto Fabián Ayala.

“Con el fútbol sufro más que con la política. Racing ocupa un lugar importante en mi vida. En mi casa salvo Cristina -hincha de Gimnasia y Esgrima La Plata- somos todos hinchas de Racing y muy sufridos”, dijo una vez en el Cilindro de Avellaneda.



Hoy a la distancia son muchas las postales de su figura junto a un club con tanta historia ligada al mundo de la política. Cómo poder olvidar la tarde que aterrizó en un helicóptero en pleno césped del estadio Juan Domingo Perón para regalarle plasmas al plantel que dirigía Ricardo Caruso Lombardi tras la victoria sobre Boca por 3 a 0. Una ocurrencia del líder del movimiento K, ocurrida en junio de 2009, que quedará grabada a fuego.

Kirchner solía mostrarse muy seguido en la tribuna del Cilindro de Avellaneda junto con Ginés González García, quien fue ministro de salud durante la presidencia del santacruceño. Ambos aseguraban que el otro era el más fanático, pero siempre concurrían juntos a ver al club de sus amores.

Los hinchas de Racing, consternados
Los foros de Racing se convirtieron en el canal propicio para los hinchas, cuyo pesar se hizo sentir desde el primer momento en que se conoció la noticia del deceso del ex mandatario.



El ex presidente Néstor Kirchner era hincha fanático de Racing y hasta aseguraba que con el fútbol sufría "más que con la política", por lo cual el club de Avellaneda expresó sus condolencias por el fallecimiento del funcionario.

"Racing Club expresa sus condolencias por la muerte del Dr. Néstor Kirchner, lamentando la ausencia de quien compartió con la afición académica alegrías y tristezas y el amor profundo por la divisa albiceleste", señaló el comunicado.



La pasión que sentía Kirchner por Racing lo ha llevado a involucrarse con la institución académica hasta en los momentos donde pretendía de mantenerse al margen de lo que pasaba en Racing.

De hecho, en los últimos tiempos cuando el equipo conducido por Miguel Angel Russo había perdido cuatro partidos seguidos y se rumoreaba la ida del entrenador, Kirchner habría "propuesto" que el reemplazante debía ser Diego Maradona.

En 2006 el equipo atravesaba un muy mal momento y el ex presidente le envió un "mensaje" al entonces gerenciador, Fernando Marín, que decía "estoy al borde de pasarme a la oposición" mientras que a sus íntimos les confesaba sus deseos de "rajarlo".

Dos años más tarde, el gobernador de la Provincia de Buenos Aires Daniel Scioli desplazó al entonces interventor de Racing, Nicolás Dilernia y no fueron pocos los que vieron la mano de Kirchner detrás de la llegada de Héctor García Cuerva.

El mismo día de aquel anuncio la famosa bandera "Kirchner 2007-2011″fue quemada por la denominada "Guardia Imperial" en repudio a la llegada del nuevo interventor.

Kirchner tampoco perdió oportunidad de motivar a los jugadores de Racing cuando en 2009 el equipo volvía a sufrir por los promedios y les prometió a los jugadores que entregaría cuatro plasmas si le ganaban el clásico a Boca.



En ese entonces el Racing dirigido por Ricardo Caruso Lombardi goleó por 3 a 0 al elenco de La Ribera, el ex presidente cumplió su promesa y se apareció en un entrenamiento para darles a los futbolistas los regalos prometidos.

"Con el fútbol sufro más que con la política. Este era el momento de cumplir lo que dijimos, traer los plasmas y lo hemos hecho con mucha alegría. Estamos muy satisfechos", reveló en ese momento.

Ese mismo día también dijo "Racing es muy importante en mi vida", tras lo cual se sacó fotos con los jugadores, y hasta tuvo tiempo para bromear con el excéntrico entrenador.





Kirchner solía mostrarse muy seguido en la tribuna del Cilindro de Avellaneda junto con Ginés González García, quien fue ministro de Salud durante la presidencia del de Santa Cruz.
La propia Presidenta contó que cuando Néstor se juntaba a ver a Racing con su hijo Máximo (costumbre que tenía con su padre) y la “Academia” hacía un gol, no quería que nadie se moviera del lugar como “cábala”. “Es increíble que un hombre inteligente haga eso”, bromeó Cristina. Para Néstor Kirchner, como para todos los hinchas de Racing, se trata de una pasión inexplicable...
0
0
0
0No comments yet