Check the new version here

Popular channels

A la hora de asistir, nadie más preciso que Pisculichi



A la hora de asistir, nadie más preciso que Pisculichi

De los 16 goles que hizo River, el ex Argentinos participó en nueve. Y marcó dos veces.


La ida de Manuel Lanzini al fútbol árabe fue poco menos que el preanuncio de que el ataque de River quedaba herido de muerte. Sin embargo, el River de Marcelo Gallardo como un todo y Leonardo Pisculichi con sus lúcidas actuaciones lograron que la venta de Lanzini se transformara más en una decisión que le dio algo de aire económico al club que en una complicación futbolística. Pisculichi, el reemplazante natural de Manu , llegó a River como refuerzo junto al arquero suplente Julio Chiarini sin el consenso generalizado de los hinchas y en los nueve partidos oficiales del nuevo ciclo se volvió una solución. Y más también: el juego de Pisculichi también es agradable a los ojos, una invitación al disfrute de los habitantes de las tribunas del Monumental.

Un repaso por los 16 goles que anotó River en la era Gallardo ofrece señales contundentes de lo importante que viene siendo su aporte para el equipo. Anotó dos goles, ejecutó con suma precisión tres tiros libres que terminaron en gol, dio dos asistencias y participó en dos jugadas que terminaron en goles.

Piscu , entonces, fue partícipe activo en nueve de esos 16 goles. Un protagonismo que lo vuelve un jugador clave para el equipo.

“ El nivel de cada uno es porque el equipo funciona bien. De esa manera salen mejor las cosas”, afirmó ayer Pisculichi, modesto. Sobre su capacidad para hacer jugar al resto de sus compañeros, comentó: “Siempre quiero mejorar, trato de hacer lo que me pide Marcelo (Gallardo) y es verdad que el equipo que tenemos y la movilidad que tiene, me da la posibilidad de asistir mejor ”.

Pisculichi es más organizador de juego y menos vertical que Lanzini, más allá de que en Argentinos también supo jugar de segundo delantero. Suele moverse por todo el frente de ataque, aunque la mayoría de sus participaciones decisivas fueron más bien tirado hacia la izquierda. Por caso, el golazo que significó el 2 a 0 ante Central, en el que entró bailando al área antes de definir con jerarquía; el centro que le tiró a Carlos Sánchez para el primer gol frente a Defensa y Justicia; el latigazo de zurda que le metió a San Lorenzo para el 1 a 1 parcial; y la asistencia que le dio a Teófilo Gutiérrez en el Nuevo Gasómetro para el 2 a 1 definitivo, fueron entrando por ese sector de la cancha.

Pisculichi también se ganó la condición de ejecutante de la gran mayoría de las pelotas paradas del equipo. De su zurda nacieron tres tiros libres que terminaron en gol: se la puso en la cabeza a Teo para el 1 a 0 ante Gimnasia en La Plata (terminaron 1 a 1 porque el Lobo empató al final); Rodrigo Mora sólo tuvo que desviarle la dirección a la pelota en el 3 a 0 parcial frente a Godoy Cruz, en Mendoza; y también se la sirvió a Germán Pezzella para que metiera el frentazo goleador en el 1 a 0 contra Godoy Cruz, por la Sudamericana.

Pisculichi llegó en silencio y entre dudas que ya despejó a puro fútbol. El silencio no se modificará: es de los que prefieren hablar en la cancha.


Los Goles de Piscu

link: http://www.youtube.com/watch?v=4FwnfwztPMU

link: http://www.youtube.com/watch?v=1NGDeB5-RsQ
0No comments yet